En este artículo te platico el porqué llevar una vida fitness, aunque no lo creas, es parecido al proceso para salir de deudas.

 

“El dinero es un excelente esclavo; y un amo horrible” -P.T. Barnum.

 

No sé quien es este señor Barnum… pero tiene toda la razón.

El dinero puede hacer que vivas todas las experiencias del mundo que desees con toda tu alma…

Y también puede hacer que sufras cada día por no tener lo suficiente… especialmente si tienes deudas.

Tener deudas es algo que pareciera ser lo más normal del mundo, pero créeme que no lo es.

Nos parece normal deber la tarjeta de crédito, el coche, el iPhone más nuevo (que en 5 meses ya tendrá 34 nuevas versiones).

Personalmente, soy de los que piensa que tanto el fitness, como tener una vida financiera estable, son la clave para tener una base que soporte todo lo demás que quieras hacer en la vida.

Si tienes un desequilibrio entre estos 2 factores, las cosas se complican:

Si tienes todo el dinero del mundo pero no tienes salud, de poco te servirá.

Dedicar tu vida 100% al fitness probablemente te dé mucha salud y te veas cómo escultura griega, pero puede ser que vivas bajo un puente a tus 80 años si no pones atención a tus finanzas.

Es decir, si logras salir de deudas y mejorar tus finanzas personales, puedes vivir más tranquilo sabiendo que puedes solventar cualquier inconveniente que tengas.

Además de que puedes darte algunos lujos sin que te ocasionen noches sin dormir por no saber cómo pagarlos; por decir algunos:

  • membresía al gimnasio.
  • viajar para asistir a un evento al que te mueres por ir
  • comer en un restaurante sin ver el precio de los platillos

Parecen lujos insignificantes, pero son los que hacen toda la diferencia del mundo.

Con el fitness, si tienes salud y te sientes bien con cómo te ves, tu autoestima y confianza en ti mismo te empujan a intentar cosas que antes no hacías ni de chiste:

  • hablarle a la persona que te gusta
  • correr un maratón
  • restregarle a tu ex lo que se perdió (por maldit@)…

 

Piénsalo…

Si estás saludable, te ves como realmente quieres verte, y tienes la economía estable para lograr vivir como quieres vivir… ¿qué más te falta?

Ya sé, probablemente muchas cosas…

Pero muchas otras van a ser alcanzables para ti si tienes estos dos factores en control.

Lo curioso es que ambos son muy parecidos y puedes aplicar estrategias similares para ver resultados en ambos aspectos de tu vida.

Así que, en este artículo te muestro precisamente el porqué se parecen tanto y cómo aprovechar esto.

*NOTA: Antes que nada, quiero que sepas que no soy un experto en inversiones, y que no cuento con las credenciales para decirte qué es lo que debes hacer.

Tampoco tengo ningún tipo de afiliación con las herramientas que voy a compartirte en este artículo.

El único link de afiliación que tengo es por si gustas comprar en amazon el libro que menciono en el artículo.

Fuera de eso, simplemente soy un nerd más que le gusta el fitness y las finanzas personales.

Te comparto mi opinión sobre estos temas y nada más.

¿Vale?

Aburriiiidooooo

Probablemente pienses que esto de las finanzas y deudas es aburrido.

Voy a serte completamente honesto:

Lo es.

Más aún si piensas que vamos a hablar de cosas como:

  • estados financieros
  • impuestos
  • balance general
  • etc.

zzzzzz….

Pero no, este artículo no va dirigido a contadores, va dirigido a personas comunes y corrientes, como tú y yo.

Vamos a platicar sobre conceptos prácticos que te interesan a ti y que puedes comenzar a aplicar desde hoy.

Y como absolutamente todo tiene su ciencia, en este artículo voy a mostrarte la metodología de “los 7 pasos de bebé” de Dave Ramsey.

Ésta metodología se encuentra en su libro “La transformación total de su dinero” y es una lectura muy recomendada.

la-transformacion-total-de-su-dinero

Estos 7 pasos son:

  1. Iniciar un fondo de emergencia
  2. Plan bola de nieve
  3. Completa el fondo de emergencia
  4. Invierte en tu jubilación
  5. Ahorra para la universidad de tus hijos
  6. Paga la hipoteca de tu casa
  7. Crea riqueza

En este artículo vamos a enfocarnos en los primeros 3, que son los que hablan de la deuda.

¿Qué por qué son pasos de bebé y no una carrera a mil por hora?

Por una razón estratégica: menos es más.

Cuando queremos hacer todo de un sólo golpe, acabamos exhaustos.

Por ejemplo, si quieres transformar por completo tu cuerpo y quieres perder 10 kg de grasa corporal mientras ganas 20 kg de músculo, tendrías que ser bastante disciplinado (o utilizar una cantidad inmensa de esteroides que no son para nada saludables).

Probablemente te levantes a correr por las mañanas, comas sólo pollo y brócoli, y hagas ejercicio de pesas en el gym por más de 2 horas; así todos los días.

No es de extrañar que, si no estás acostumbrado a esto, sólo dures 2 semanas con este nuevo estilo de vida.

En cambio, si vas con pasos de bebé, atacando un problema a la vez, la cosa se vuelve un poco más fácil.

Es como quererte comer a un elefante, si te lo quieres hacer de una sentada probablemente no lo logres; mientras que si lo comes pedacito a pedacito, lo lograrás al cabo de unas semanas.

Así que, sin más, vamos a ver el primer paso de bebé.

 

Paso 1: Iniciar un fondo de emergencia

Este primer paso trata de iniciar un fondo en el que tengas dinero para cualquier eventualidad que no tengas planeada.

Los recursos de este fondo serán sólo para emergencias.

(Ejem… comprar un nuevo iPhone no es una emergencia… aunque así lo parezca)

Y aquí es donde entra la temible palabra que comienza con “P”:

 

Presupuesto.

 

Ya sé… de nuevo: aburriiiidooo.

Pero no te preocupes, llevar un presupuesto no es tan matado como pareciera.

Para hacer el presupuesto, vas a tener que categorizar todos tus gastos y a darle un destino a tus ingresos.

Si por ejemplo, tus ingresos son de 800 dólares al mes (como $15,000 pesos mexicanos), entonces vas a apartar la cantidad de dinero necesaria para todos tus gastos primarios como luz, agua, comida, renta, etc., y vas a asignar lo correspondiente de tus ingresos para cada uno de estos gastos.

Una vez que hayas cumplido con todo esto, vas a poner todos tus esfuerzos para que, después de los gastos esenciales mensuales, todo lo demás lo pongas hacia el fondo de emergencia.

¿Cuánto necesitas en este fondo?

Para lograr este paso de bebé y avanzar al paso número 2, enfócate en lograr entre 500 y 1,000 dólares (lo pongo en dólares para que puedas comparar cuánto debes juntar independientemente del país del que me estás leyendo).

Como en este paso, lo único que tienes que hacer es comenzar tu fondo de emergencias, vas a ponerle todo tu empeño a eso y puedes lograrlo en 1-3 meses.

Una vez que logres toda esta cantidad de billetes, ponlos donde se te dificulte acceder a ellos: escóndelos, ponlos bajo llave, entiérralos y haz un mapa del tesoro… lo que sea pero apártalos de ti.

Aplica la de “quítamelo que me lo gasto».

 

¿Cómo se relaciona esto con el fitness?

Se relaciona de dos maneras:

  • Evitar lesiones.
  • Balance energético.

Evitar lesiones

Si te digo que levantes 400 libras  sin tener ninguna experiencia, probablemente no lo logres y el segundo peso muerto del lugar serás tú.

Y no sólo con el peso muerto, sino con cualquier ejercicio, tal vez te golpees, o te lesiones la rodilla, o mil cosas más.

Todo esto se puede evitar si te preparas para las eventualidades.

Tener un fondo de emergencia de 1,000 dólares te va a ayudar a sobrepasar cualquier pequeña eventualidad que tengas y a seguir en el camino para salir de tus deudas.

Lo mismo pasa en el fitness, al crear una base sólida en cuanto a capacidad física, vas a evitar muchos problemas que pueden surgir después, como las lesiones.

Hay que darse el tiempo de aprender los ejercicios, y progresar en ellos poco a poco.

Este será nuestro “fondo de emergencia fitness”.

 

Balance energético

Para lograr este fondo de emergencias, necesitas un presupuesto, que no es otra cosa más que utilizar tus ingresos de una manera organizada.

En el fitness, hay un concepto muy conocido llamado “balance energético«.

Este no es otra cosa más que el presupuesto que tienes al día, pero de energía que entra en tu cuerpo.

Así como tu dinero “entra” a tu cuenta bancaria, la energía de los alimentos “entra” también en tu cuerpo.

Si la energía que entra es mayor a la energía que sale, subes de peso.

Por el contrario, si la energía que sale es mayor que la que entra, entonces pierdes peso.

Así de sencillo.

Esto es un hecho demostrado con cientos de estudios desde hace muchísimos años [1].

Es decir, el problema no es lo que comes, sino cuánto comes.

Por lo mismo, tendrás que llevar un presupuesto de calorías diario y no pasarte de esas calorías.

Una manera sencilla de calcular cuántas calorías necesitas al día es esta:

Hombres:

Subir de peso: tu altura en cm x 16-18.

Mantener tu peso: tu altura en cm x 14-15

Bajar de peso: tu altura en cm x 10-13

 

Mujeres:

Subir de peso: tu altura en cm x 14.5-16.5

Mantener tu peso: tu altura en cm x 12.5-14

Bajar de peso: tu altura en cm x 8.5-12

Hay ecuaciones más complicadas para calcular cuántas calorías necesitas, pero éstas que te doy aquí son suficientes por ahora.

Si por ejemplo, eres mujer y mides 160 cm, entonces tus calorías diarias para perder peso estarían en el rango de: 1,360-1,920.

Podrías comenzar con el rango medio, que estaría en unas 1,500 calorías.

Si no ves resultados en 1-2 semanas, puedes bajar unas 100 calorías y ver qué tal te va.

Para saber cuántas calorías tiene cada alimento, puedes bajarte al celular una app como myfitnesspal (android y iOS) o fat secret (android y iOS).

Lo único que tienes que hacer es registrar todo lo que comes en la app y te dará el número de calorías y nutrientes que tiene ese alimento.

Este paso de bebé es de los más importantes para transformar tu cuerpo, y te abre los ojos para saber cuánto de más estabas comiendo.

Pasa algo parecido cuando comienzas a tener un presupuesto con tus ingresos, abres los ojos a cuánto gastabas en cosas que realmente no necesitabas.

Una vez completado el paso 1, podemos avanzar hacia el paso 2, que tiene que ver con las deudas.

guias fit real mockup

NOTA: Cambiar de hábitos y transformar tu cuerpo no es fácil, pero tampoco tienes que ser perfecto para llevar una vida fit real. Tampoco tienes que tener una fuerza de voluntad enorme. Si quieres conocer lo verdaderamente importante, bájate las guías para llevar una vida fit real completamente gratis dando clic aquí.

Paso 2: Plan bola de nieve (paga lo que debes)

El factor principal por el que no se puede crear riqueza es la deuda.

Si no tuvieras ninguna deuda, lo más probable es que logres una buena economía utilizando esos recursos en inversiones, y no en pagar lo que debes.

Para liberarnos de deudas, vamos a utilizar una técnica llamada “bola de nieve».

Para comenzar esta técnica, primero debes identificar al enemigo: ¿qué deudas tienes?

Vas a enumerar todas las deudas que tienes excepto la de tu casa (de eso hablaremos más adelante).

No importa si tienen intereses o no, o si son deudas a un amigo tuyo que te echa la mano… no importa, apunta absolutamente todas tus deudas, en especial las de tarjetas de crédito.

Después vas a enumerarlas de la más pequeña a la más grande.

Una vez que te lleguen tus ingresos mensuales, vas a pagar tus servicios básicos (luz, agua, comida, etc.) y luego vas a pagar las cantidades mínimas para mantenerte corriente en todas tus deudas, a excepción de la más pequeña.

Todo el dinero que puedas mandar a la deuda más pequeña al mes, lo vas a utilizar para saldarla lo más rápido posible.

Esto te va a ayudar a generar pequeñas victorias para motivarte a saldar todas las demás.

Además, esto ayuda a que tengas más recursos cada vez para seguir pagando tus deudas.

Porque los recursos que se destinarían para la más pequeña (deuda ya saldada) y la siguiente a esa (que ahora es la más pequeña), serán utilizados para saldar ésta nueva deuda pequeña.

Una vez que la deuda 2 haya sido pagada, entonces vas a tomar los recursos que estaban destinados para la deuda 1 y 2, más cualquier otro dinero extra, y vas a comenzar a pagar la deuda 3.

Cuando la deuda 3 esté pagada, vas con la 4 y después la 5, y así sucesivamente.

Creando así, un efecto bola de nieve.

Obviamente, la idea no es pedir prestado de nuevo para pagar estas deudas.

En lugar de llegar a ese extremo, mejor busca alternativas:

Una regla práctica para ayudarte a conseguir ingresos extra es esta:

 

“Si compraste algo y no te va a permitir estar libre de deudas (sin contar la casa) en 18 o 20 meses, véndelo”.

 

Sí… así sea tu querido xbox, o la caminadora que sólo sirve de tendedero de ropa porque nunca la usas, o el mismo batimóvil…

Si no puedes pagarlos en menos de 20 meses, véndelos.

¿Qué pasa si surge una emergencia y no puedes pagar tu deuda en algún mes?

Si el dinero que ibas a utilizar para pagar la siguiente deuda lo necesitas para algún imprevisto y te quedas corto, haz lo siguiente.

Toma el dinero que está en tu fondo de emergencias del paso 1.

Como ya no vas a tener tu fondo de emergencia al 100%, entonces vas a quedarte en el paso 1 de nuevo.

Comienzas a pagar los mínimos de las deudas que quedan, y aporta todos los recursos que puedas a llenar de nuevo tu fondo de emergencias.

Post relacionado para seguir nerdeando sobre fitness:  Triseries: La Peor Forma De Entrenar (y Una Mejor Opción)

La diferencia es que vas a poder aportar más porque ya tienes menos deudas.

El paso de bebé 2 es probablemente el más importante en todo el sistema porque libera tu recurso más importante para generar riqueza:

 

Tus ingresos.

 

¿Cómo se relaciona esto con el fitness?

Se relaciona de 2 maneras:

  • Macronutrientes.
  • Comenzar a hacer ejercicio.

Macronutrientes

Todos los alimentos tienen energía (calorías), y ésta energía se categoriza en diferentes macronutrientes:

  • proteína
  • grasas
  • carbohidratos

Todos son necesarios para tu organismo.

La proteína ayuda a construir y mantener tus tejidos, incluido el muscular [2, 3, 4].

Además, la proteína es uno de los macronutrientes que más te sacia, ayudándote a sufrir menos con la dieta. [5, 6]

Las grasas ayudan a que tengas un perfil hormonal sano, es un elemento estructural de las células, ayuda a que absorbas mejor las vitaminas y minerales, entre otras funciones [7, 8].

Los carbohidratos son la principal fuente de energía para tu cuerpo [9, 10].

Los macronutrientes se relacionan con el plan bola de nieve porque, así como vas a ir pagando cada una de tus deudas, igual tienes que hacerlo con tus macronutrientes.

Una manera sencilla de hacerlo es dividirlos de esta manera:

  • proteínas = 30% de tus calorías diarias
  • grasas = 30% de tus calorías diarias
  • carbohidratos = 40% de tus calorías diarias

Puedes encontrar una distribución de estos macronutrientes más personalizada aquí.

Todo esto puedes configurarlo en myfitnesspal.

Así que, digamos que tu presupuesto son las calorías diarias, y tus deudas (en donde gastas tu presupuesto) son los macronutrientes.

 

Comenzar a hacer ejercicio

cardio-cuerda-box

Así como el plan bola de nieve se basa en pagar tus deudas más pequeñas para darte motivación, el comenzar a hacer ejercicio mínimo también ayuda a que te motives a entrenar un poco más día a día.

No tienes que ser perfecto y comenzar a entrenar como atleta olímpico.

Basta con que practiques, y comiences poco a poco.

¿Se te hace mucho hacer 4 horas de ejercicio a la semana (ojo, a la semana, no al día)?

Entonces redúcelo a 3 horas nada más.

Si se te sigue haciendo mucho, entonces haz 2 horas únicamente.

Lo que queremos lograr con esto es crear el hábito del ejercicio, sin importar si lo estás haciendo “a la perfección».

Cuando te decides a hacer ejercicio, aunque sea en lo mínimo, los pretextos de ya no tener tiempo para ejercitarte se van.

Esto también crea un efecto bola de nieve, porque te puedo asegurar que si esta semana haces 2 horas de ejercicio en total, la siguiente vas a querer hacer 2:30 horas, y la siguiente 3, y así sucesivamente.

Una vez completados el paso 1 y 2, es hora de ir al paso 3 para blindarte mucho más de cualquier eventualidad.

 

Paso 3: Completa el fondo de emergencia

Cuando llegues a este paso, tendrás 500-1,000 dólares en efectivo y ninguna deuda a excepción de tu casa.

Lo que sigue es completar el fondo de emergencia.

Un fondo de emergencia “completo” cubre de 3 a 6 meses de gastos.

Esto es necesario para que no vuelvas a caer en deudas y tengas que regresar al paso 2.

Si no tienes este “colchón” en el cual caer si te pasa algo que no tienes previsto, como la pérdida del empleo, o el deducible de algún seguro, etc., vas a volver a necesitar pedir prestado para sostenerte.

Y es que, el peor tiempo para pedir prestado es cuando los momentos son malos.

no tengo dinero para el gym

Es la ley de Murphy.

Pero si tienes un fondo de emergencias completo, puedes utilizar esos ingresos para vivir por 3-6 meses sin problema, en lo que arreglas tus otros asuntos.

Este dinero tiene que estar líquido; es decir, que puedas utilizarlo inmediatamente.

No lo metas a tandas, rifas, o fondos de inversión… y no se te ocurra prestarlo.

Este es un dinero para EMERGENCIAS únicamente.

Y como la gran mayoría de emergencias, el dinero tiene que ser utilizado inmediatamente.

Por eso es mejor que no esté “amarrado” de ningún lugar.

Considéralo como un “seguro multipropósito” y no lo veas como inversión.

Es simplemente una manera de estar tranquilo y preparado para cualquier eventualidad.

Una vez que hayas terminando tu fondo de emergencia, entonces estarás libre de deudas, y con dinero suficiente para vivir entre 3-6 meses si ocurre algo negativo.

Ahora es cuando puedes enfocarte en pagar la hipoteca de tu casa para ser absolutamente libre de todas tus deudas.

Puedes, por ejemplo, elegir un porcentaje de tus ingresos para que se vaya directamente al pago de tu hipoteca.

De eso hablaremos más adelante.

 

¿Cómo se relaciona esto con el fitness?

Un fondo de emergencia sirve para estar preparado para cualquier eventualidad sin que afecte tu progreso.

Podemos aplicar algo parecido en el fitness si preparamos nuestra semana.

Por ejemplo, digamos que sabes que el sábado tienes una fiesta en la noche.

Probablamente vayas a tomar unas cuantas cervezas y a comer comida no tan saludable.

No hay problema, planea tu semana para acomodar esa salida dentro de tu presupuesto de alimentos.

Es decir, come unos cuantos cientos de calorías menos en la semana, para que llegado el día sábado puedas comer un poco más sin perjudicar tu esfuerzo.

Una estrategia más podría ser la de saltarte el desayuno para tener más “presupuesto” en la noche.

Otra manera de utilizar un “fondo de emergencia en el fitness” es el de controlar tu entorno.

Por ejemplo, si tienes problemas para bajar de peso porque comes muchas chucherías, entonces modifica tu entorno para que te sea más difícil conseguir estos alimentos que no te aportan mucho.

Puede ser algo tan fácil como ponerlas fuera de tu vista, dentro de un cajón difícil de accesar.

Y la última manera en la que puedes relacionar el fondo de emergencia con el fitness, es en planificar tus entrenamientos para que no salgan “imprevistos” que te impidan hacer ejercicio.

Si sabes que en la semana, vas a tener 2 días muy ocupados, programa tus días de entrenamiento para que no estén en esos días.

Así vas a eliminar los pretextos para evitar entrenar.

Todos los pasos anteriores van a ayudarte a tener el mejor inicio en el fitness y a saldar tus deudas.

Pero ahora viene lo más importante: cómo hacer para mantenerlo y crecer (tu dinero y tu cuerpo).

Rutinas para personas ocupadas

Nota: Si no tienes mucho tiempo libre en la semana, hice rutinas de un día y de dos días para ti, da clic aquí para bajártelas (Son gratis e incluyen versiones para hombre y para mujer).

Pasos siguientes: Invierte

En cuanto a inversión hay muchos instrumentos de los cuales puedes hacer uso.

Todo va a depender de cuánto riesgo puedes aguantar psicológica y económicamente.

 

A mayor riesgo, mayor ganancia. A menor riesgo, menor ganancia.

 

Claro que tampoco hay nada seguro.

Es decir, el hecho de que una inversión sea riesgosa, no quiere decir que forzosamente vaya a rendir frutos.

Para comenzar a invertir vas modificar el presupuesto inicial.

Una vez que llegue tu ingreso mensual, vas a destinar porcentajes a diferentes conceptos de inversión, gasto, diversión, etc.

Esta es una buena repartición:

  • Impuestos (si los pagas directamente)
  • Educación: 10%
  • Portafolio de inversión: 10%
  • Compra a mediano plazo: 10%
  • Diversión: 10%
  • Propiedades: 10%
  • Gastos mensuales: 50%

Impuestos

Si tienes tu propio negocio, o eres trabajador independiente, seguramente tendrás que pagar impuestos con la ayuda de un contador.

Contratar un contador es la mejor opción porque las leyes se están constantemente actualizando, y uno no puede estar en todo.

Si trabajas en alguna empresa o institución, lo más seguro es que los impuestos te los cobren antes de que te llegue el pago, por lo que no tienes que hacer nada extra.

Una vez que tus impuestos han sido descontados, vas a repartir tu ingreso de la manera que te muestro arriba.

 

Educación

Como ves, la educación también está dentro de los porcentajes porque es la mejor inversión que puedes hacer para mejorar tu estilo de vida.

Sino, nada más ve todo lo que has aprendido en este artículo.

Después está el portafolio de inversión.

Portafolio de inversión

Aquí puedes checar a Piggo, que es una plataforma que te ayuda a invertir cada mes de manera automática en fondos de inversión.

Hay formas un poco más avanzadas de invertir, como en acciones, fondos de inversión indizados a la bolsa, etc., pero piggo hace las cosas más fáciles.

También manejan una “caja chica”, que mantiene tu dinero para disponibilidad inmediata (sirve mucho para lograr tu fondo de emergencia).

 

Compras a mediano plazo

Las compras a mediano plazo son aquellas que no son tan baratas, como un coche, o algo similar.

 

Diversión

La categoría de diversión es para cuando tengas salidas con los amigos, idas al cine, o comidas en restaurantes “sólo porque se te antojó”.

 

Propiedades

El apartado de propiedades es para pagar la hipoteca de tu casa, o bien para cuando estés pensando en invertir en bienes raíces.

El problema con las inversiones en bienes raíces es que necesitas mucho capital inicial para comenzar.

Y si quieres pagar la casa a crédito, los intereses son algo elevados.

Pero, al día de hoy, existen proyectos de crowdfunding para invertir en bienes raíces con mucho menor cantidad de dinero.

Obviamente, no va a ser como recibir rentas cada mes y tener propiedades físicas, pero sí es una buena opción para diversificar tus ingresos.

Algunas de estas plataformas son:

Estos sistemas son totalmente legales y tienen costos de entrada realmente pequeños para inversiones en bienes raíces, incluso desde 5,000 pesos.

Otra manera de invertir es incluir criptomonedas.

En lo personal pienso que en un futuro van a ser de mucha importancia.

Por eso trato de invertir una cantidad que no me afecte perder, porque también puede darse el caso que sean un fiasco.

Aun así, la diversificación en criptomonedas es una opción interesante.

Para eso recomiendo la plataforma de Bitso (en México).

 

Gastos mensuales

Y en la última categoría, que consta del 50% de tu ingreso, es la que está destinada para tus gastos básicos como:

  • comida
  • ropa
  • luz
  • internet
  • etc.
  • Y todo lo que te sobre, gástatelo como quieras.

Si llevas tus finanzas personales de ésta manera, al mes habrás ahorrado, invertido, diversificado y pagado tus deudas.


Como ves, aquí ya estamos hablando de tomar más riesgos.

Te puedes dar este lujo porque ya no tienes deudas, tus gastos mensuales están controlados, y tienes un fondo gordo de dinero para emergencias.

De otra manera, no es conveniente que comiences a invertir.

 

¿Cómo se relaciona esto con el fitness?

Se relaciona en el sentido de que una vez que ya tienes los fundamentos en nutrición, y que ya no te desmayas cada que haces ejercicio, entonces el fitness ya comienza a ser parte de tu vida.

Por lo mismo, ya puedes tomar un poco más de "riesgos".

No me refiero a que tengas que comenzar a hacer parkour o algo parecido.

Sino a que ya puedes pensar a entrenar con pesos libres, con cargas pesadas, y con sesiones más demandantes.

El problema que veo con muchos “gurús” del fitness e instructores de gym, es que entrenan a principiantes como si fueran atletas de alto rendimiento.

Esto no tiene por qué ser así.

Es mejor primero cubrir las bases, para después poder invertir.

Y hablando de inversiones y fitness…

Dime si no: ¿hacer ejercicio y mejorar tu nutrición es la mejor inversión de tu vida?

Literalmente te estás regalando años de vida y de vivir más plenamente.

El fitness es mucho más que “músculos bro”.

Si te mantienes haciendo ejercicio, puedes vivir más.

Así lo demostró la Universidad de Sydney [11].

Incluso, el entrenamiento de fuerza es considerado como “medicina” [12] por muchos institutos de salud.

Definitivamente y sin importar tu edad, el ejercicio de fuerza va a traer beneficios a tu salud [13, 14, 15, 16].

Como ves, una buena nutrición y hacer ejercicio (en especial el de resistencia) es la mejor inversión que puedes hacer en tu vida.

Sí, aun más que el oro, o cualquier otro metal “valioso”.

Lo verdaderamente valioso es tu cuerpo, recuerda que sólo tienes uno, ¿cómo lo estás cuidando?

En este artículo vamos a llegar hasta este paso de bebé, sabiendo que, de aplicar lo visto aquí, tendrás:

  • fondo de emergencias completo para vivir de 3-6 meses
  • ninguna deuda (excepto la casa, pero ya la estás pagando fuertemente)
  • algunas inversiones
  • sabes nutrición básica
  • ya tienes el hábito del ejercicio
  • comienzas a entrenar “en serio”

Si quieres conocer los demás  pasos de bebé, te recomiendo mucho el libro de Dave Ramsey.

Conclusión

Ya sé, los temas que vimos en este artículo estuvieron por todos lados.

Pero ver cómo el fitness se relaciona con otras disciplinas es bastante interesante.

En el artículo seguimos los primeros 3 pasos de bebé del sistema para salir de deudas de Dave Ramsey, aunque existen 7 pasos en el programa completo.

Básicamente, los 3 primeros puntos tratan sobre cómo salir de deudas y tener un fondo de emergencias para cualquier eventualidad.

Este sistema funciona porque te enfocas en pagar tus deudas fuertemente comenzando por la más pequeña.

A este concepto, Dave Ramsey le dio el nombre de “la bola de nieve”.

El fitness se relaciona con este y todos los demás pasos de bebé.

Es decir, no puedes cargar una barra con 400 libras de peso a menos que hayas dado los suficientes pasos de bebé hasta llegar a cargar esos pesos.

Incluso, uno de los primeros pasos de bebé probablemente sea el de únicamente dar tu primer paso en el gym.

O hacer tu primer lagartija..

O incluso comer algo verde todos los días…

Ve poco a poco, pero hazlo.

Tómate tu tiempo.

El fitness no sólo se trata de verte bien, sino de sentirte como un organismo capaz y adaptado a su medio ambiente.

Esto incluye a tus finanzas personales.

Porque aceptémoslo, forma parte de nuestro día a día.

En estos días, el ser humano necesita sustento económico, movimiento y alimentos reales.

Ni más, ni menos.

Es un proceso que ha ido evolucionando por cientos de miles de años.

No lo echemos a perder sólo porque ya tenemos Netflix and chill.

 

Esculpe Tu Vida, Comienza Con Tu Cuerpo.

-Mike.

¿Cuál es tu opinión?

¿Qué tan útil te pareció este artículo?

¡Da clic en una estrella para calificarlo!

Si te pareció útil...

Puedes compartir este artículo donde gustes:

Siento mucho que este artículo no haya sido útil para ti =(

¡Déjame mejorar este artículo!


Mike
Mike

Mike García es súper nerd, le encanta cargar cosas pesadas y la ciencia que hay en eso. -Precision Nutrition certified coach grade 1, Certified Online Trainer, Entrenador Personal Certificado, Coach en nutrición deportiva, Coach en inteligencia emocional en el deporte.

    1 Response to "Por Qué El Fitness Es Parecido A Salir De Deudas"

    • Mike

      Gracias por pasar por aquí y leer mi artículo, espero que te haya gustado.

      Si tienes alguna duda o sugerencia puedes hacerlo en esta sección. Me esfuerzo por responder todos los comentarios en el blog, así que comenta con toda confianza.

      Si te gusta lo que has encontrado en el blog puedes suscribirte a mi lista de correo, es gratis y vas a recibir semanalmente información sobre salud y fitness basado en ciencia (y cómo hacer que encaje en tu vida), rutinas de ejercicio, recetas saludables, artículos para mantenerte motivado, ¡y mucho más!

      Además te regalo las guías para iniciar una vida fit REAL.

      Para suscribirte puedes ir aquí e ingresar tus datos:

      https://esculpetucuerpo.com/infografia-vida-fit/

      Tu información está completamente segura, valoro 100% tu privacidad.

      ¿Cuál es tu opinión?

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.