Esta es mi opinión de The game changers, un documental sobre veganismo y fitness, y donde te mostraré lo que en verdad dice la ciencia sobre estos temas.

 

«The game changers» es un documental que puedes encontrar en Netflix, tiene una duración aproximada de 80 minutos y su protagonista es James Wilks.

James Wilks es un luchador retirado de MMA, quien durante todo el documental nos irá platicando su historia y el porqué decidió convertirse al veganismo.

Sí… The game changers es un documental que incentiva al veganismo y vegetarianismo.

Tocando temas sobre nutrición, desempeño físico, ganancia muscular, y ya sabes… todo lo que a nosotros, nerds del fitness nos gusta.

Pero…

 

¿Tienen argumentos válidos?

¿Es cierto que el veganismo es la mejor dieta de todos los tiempos?

¿Es verdad que sale la leyenda misma (Arnold Schwarzenegger) diciendo que es vegano?

 

La respuesta a éstas y otras preguntas las tendrás en este artículo.

Y vamos a comenzar analizando lo que dicen sobre el veganismo como lo más saludable del mundo.

¿Prefieres escuchar este artículo? Dale al botón de play:

¡Si quieres escuchar más artículos puedes darte una vuelta por mi podcast en apple Podcast, Spotify, o en iVoox: El arte y ciencia del fitness!

¿La dieta vegana es más saludable?

Sí… definitivamente sí…

Claro, esto tomando en cuenta que, si para ti una dieta “normal” incluye:

  • nada de vegetales y frutas
  • poca agua
  • mucha cerveza
  • 90% carnívora
  • carbohidratos procesados
  • etc.

Entonces sí, una dieta vegana sería más saludable.

Sin embargo, si comes con algo más de idea de nutrición, comer carne no te va a causar mucho problema e incluso puede ser mejor que una dieta vegana mal llevada.

En los estudios epidemiológicos, por lo general se encuentra que las personas veganas tienen mejores marcadores de salud que quienes no lo son.

Pero esto se vuelve un caso de qué fue primero, ¿el huevo o la gallina?

Es decir, ¿quienes son veganos tienen mejor salud por el veganismo?; ¿o quienes deciden ser veganos se preocupan más por su salud y por eso tienen mejores marcadores de salud?

Por ejemplo, en muchos estudios, los grupos vegetarianos tienen [1]:

  • menor porcentaje de grasa corporal
  • mayor ingesta de fibra en su dieta
  • mayor consumo de vitaminas y antioxidantes

Sin embargo, esto no quiere decir que los veganos (y vegetarianos) tengan una menor tasa de mortalidad por cualquier causa en comparación con los omnívoros.

De hecho, muchos estudios muestran que las tasas de mortalidad entre estos grupos de personas son bastante parecidas [2, 3, 4, 5].

Estos resultados son perfectamente normales si se evalúan los efectos en la salud de cada grupo alimenticio individualmente.

Por ejemplo, mientras las plantas tienen muchas vitaminas, fitoquímicos y antioxidantes, los productos provenientes de animales tienen mayor calidad proteica, ácidos grasos omega 3, vitamina B12, y minerales con mayor biodisponibilidad, como el hierro.

Es decir, todos estos nutrientes de plantas y animales, mandan la información correcta a tu cuerpo… sí, incluidas las carnes.

Incluso, en muchos estudios se han encontrado beneficios al añadir alimentos de origen animal a dietas veganas y vegetarianas, haciéndolas opciones mucho más saludables [6].

Claro está que las dietas veganas y vegetarianas tienen muchos puntos a favor, uno de ellos es la inclusión en mayor cantidad de frutas y verduras.

Esto está demostrado, sin lugar a dudas, que es más saludable [7].

Pero no significa que tengas que eliminar por completo los productos animales de tu dieta.

Una buena opción sería la dieta flexitariana, la cual se basa en plantas y frutas principalmente, pero también incluye algo de carne.

Ésta se ha encontrado que tiende a ser una dieta más saludable que las veganas [8].

El problema con “the game changers”, es que la mayoría de estudios que escogieron, comparan una dieta vegana vs la peor dieta posible para el ser humano:

  • altas en azúcar
  • llenas de carne procesada
  • súper alta en grasas
  • etc.

Con este tipo de dietas, nadie cuestionaría que una dieta vegana es mejor.

Pero los “investigadores” del documental no mencionan eso.

Además, tratan a cualquier alimento de origen animal como si fuera algo de blanco y negro: si hay un producto animal, es malo para el organismo.

Esto no es para nada cierto.

Así que, para comenzar a desmenuzar todos los puntos tratados en el documental “The game changers”, vamos a analizar punto por punto.

Y siendo este un blog de fitness, vamos a comenzar por lo que nos interesa: el músculo… bro.

Veganismo y ganancia muscular

“The game changers” abre el documental mencionando un estudio arqueológico que analizó los restos de gladiadores romanos [9].

Dicen que en ese estudio, los gladiadores tenían huesos fuertes y grandes, lo que les dio el apodo de ‘hordearii’ (comedor de frijoles y cebada).

Y tienen razón, pero esto probablemente se haya debido a las sesiones intensas de lucha y entrenamiento, que es lo que realmente provoca un estímulo para tener mayor densidad ósea, y no la dieta en sí [10].

Puedes comer toda la proteína vegetal que quieras, pero si no entrenas, no crecerás ni muscularmente ni mejorará la salud de tus huesos.

opinión de the game changers

De hecho, en ese mismo estudio de los gladiadores, se menciona claramente que, si los gladiadores hubieran seguido una dieta exclusivamente vegana o vegetariana, hubieran sufrido una deficiencia en calcio.

Así que para mantener sus huesos saludables y fuertes, los gladiadores tenían que consumir infusiones horribles de madera carbonizada o cenizas de huesos, los cuales contenían mucho calcio.

Así es, los mismos investigadores que realizaron el estudio, mencionan que estos gladiadores, al llevar una dieta vegana predominantemente, podían tener deficiencias nutricionales.

Aquí la pregunta sería: ¿por qué buscar un estudio de arqueología sobre gladiadores que vivieron hace miles de años (literalmente)?

Sería más congruente enfocarse en estudios más contemporáneos sobre nutrición (no sobre arqueología).

El documental continua con un estudio donde comparan la ganancia muscular con una dieta baja en carbohidratos vs una de niveles “normales”:

 

“Un ensayo de 8 semanas de entrenamiento halló que quienes consumían una cantidad normal de carbohidratos ganaron 1.3 kg de masa muscular. Y los del grupo bajo en carbohidratos perdieron musculatura [11].”

 

Hacen esta mención porque, según el estudio referenciado, las frutas y verduras al ser carbohidratos, aumentarían la masa muscular prácticamente por sí solas.

Y sí, lo que dice el estudio es parcialmente cierto…

Es verdad que una dieta cetogénica (baja en carbohidratos) no es lo mejor para el entrenamiento con pesas…

Lo que no es cierto es que la conclusión del estudio al que hicieron referencia fue que el grupo en cetosis perdió musculatura.

De hecho, quienes realizaron el estudio, mencionan al final de la investigación que no hubieron cambios significativos en la masa magra de los participantes del grupo bajo en carbohidratos.

Los investigadores de The game changers tampoco mencionan que los grupos del estudio mencionado muy probablemente comían carne, y que tenían la misma cantidad de proteína en sus dietas, porque está completamente demostrado que es necesaria para la ganancia muscular.

Y para que el concepto de más carbohidratos = mayor músculo quedará más arraigado aun, Nimai Delgado, un culturista 100% “natural” (con el simple hecho de que se haga la aclaración ya me deja dudas de si realmente es natural o no) sale a escena para dar su testimonio:

 

“Una dieta típica de culturista es baja en carbohidratos, y desde que se hizo vegano mejoró mucho su entrenamiento gracias al aumento de carbohidratos.”

 

Ésta es una gran mentira.

Cualquier culturista con buena información sobre nutrición, te dirá con toda confianza que una dieta alta en carbohidratos es mejor para entrenar y ganar masa muscular.

Y así lo han encontrado muchos estudios también [12, 13, 14].

Esto se debe a que los carbohidratos son desmenuzados por tu cuerpo en glucosa, y ésta es la principal fuente de energía para tu organismo.

La glucosa puede ser almacenada en tu hígado y músculos en forma de glucógeno, para que puedas tener un abastecimiento de glucosa cuando lo necesites.

A mayor disponibilidad de glucógeno, mayor será la síntesis de proteína y menor degradación muscular [15].

Así lo demostró la Universidad de Ball State, donde en un estudio encontraron que niveles bajos de glucógeno muscular, disminuyó las señalizaciones relacionadas al crecimiento del músculo después del entrenamiento [16].

También la Universidad de Carolina del Norte encontró que cuando se combinan una dieta baja en carbohidratos y ejercicio, el cortisol aumenta y los niveles de testosterona libre disminuyen [13].

Y como sabemos, la testosterona es una hormona muy importante para el crecimiento muscular [17].

Con esto no quiero decir que no puedas ganar masa muscular siendo vegano, claro que puedes, e incluso escribí una guía para lograrlo.

Pero bueno, seguimos entonces con lo que dice “The game changers” sobre cómo ser vegano es mejor para perder grasa corporal.

resultados-gym-poster

NOTA: ¿Tienes los resultados que esperabas en el gym? Si no es así, hice un checklist para que sepas a la perfección la razón por la que no estás viendo los resultados que quieres. Saber cuál es el problema es la mitad de la solución. Es completamente gratis y puedes dar clic aquí para bajarlo.

Veganismo y pérdida de grasa corporal

Según James Wilks:

 

“No tenía idea de que los carbohidratos no procesados ‘no engordaban’”.

 

(para ser un atleta profesional de MMA no tenía mucha idea de nutrición)

Porque sí que puedes comer el alimento menos procesado del mundo, y aun así subir de peso.

Para dejar esto claro, no existe alimento que por sí solo pueda hacerte engordar o bajar de peso.

Punto.

Así de sencillo.

Lo que sí puede hacer que aumentes o bajes tu porcentaje de grasa corporal, es el balance energético, y está corroborado por cientos de estudios [18].

Es decir, comer menos (o más) calorías de las que tu cuerpo necesita.

¿Y recuerdas el primer estudio que vimos? ¿el de los gladiadores?

Pues como dato curioso, ese estudio menciona que a los gladiadores se le daba una alimentación con cebada porque los querían algo pasados de peso, para que la grasa los protegiera un poco más de las heridas sufridas en combate.

Así la lucha era más emocionante y espectacular.

 

Esto no quiere decir que comer más carbohidratos aumente tu grasa corporal, para nada.

Pero es un dato curioso al fin y al cabo.

Vale, si ya sabemos que la dieta vegana no es mejor para ganar músculo, y tampoco es necesaria para la pérdida de peso, ¿tendrá algún beneficio en cuanto al desempeño físico?

 

Veganismo y desempeño físico

En The game changers, se hace mucho hincapié en que atletas de nivel élite mejoraron notablemente su desempeño una vez que se hicieron veganos.

El problema es que avalan esto con datos anecdóticos y no con investigaciones más rigurosas.

Muestran que la grasa en la sangre es mayor después de comer carne en jugadores de fútbol americano.

Según tiene un impacto en la función endotelial que dura 6-7 horas después de comer.

Dicen que está respaldado por varios estudios el hecho de que una sola comida con carne puede afectar el flujo sanguíneo.

Y mencionan estos estudios [19, 20, 21].

De los 3 estudios, 2 de ellos comparan el impacto de 2 comidas, una alta en grasa y la otra baja en ellas, no de la carne en sí.

El tercer estudio muestra que agregar aguacate a tu hamburguesa tiene propiedades anti-inflamatorias.

No que la carne sea especialmente inflamatoria.

En el documental también mencionan que beber un jugo de remolacha antes de entrenar permite hacer ciclismo 22% más tiempo y levantar 19% más peso [22].

Este efecto no se debe a razones mágicas por ser un vegetal, sino a que es muy efectivo en aumentar los niveles de óxido nítrico en la sangre.

El óxido nítrico está asociado a mejor desempeño físico de fondo [23, 24], a sentir menor dolor post ejercicio [25], e incluso para la disfunción eréctil [26].

Aunque este no es la única manera de conseguir aumentar las concentraciones de óxido nítrico en tu sangre…

Podrías optar por consumir un suplemento de citrulina (que después se metabolizará en óxido nítrico).

O bien el clásico que nunca falla y que tiene un montonal de beneficios de pies a cabeza: hacer ejercicio.

Los estudios muestran que el ejercicio es una de las maneras más efectivas (y gratis) de incrementar el óxido nítrico [27, 28].

Y así no tendrás que engullir litros de jugo de remolacha.

Para concluir esta parte del artículo, te comparto un estudio de 2014 donde se añadieron 160 gr de carne 6 días a la semana a la dieta de mujeres de edad mayor que entrenaban fuerza [29].

Los resultados fueron que, el grupo que se le aumento la proteína animal, ganó más músculo y más fuerza con menores tasas de inflamación y sin efectos negativos en la presión arterial o lípidos en sangre.

Nada mal en cuanto a la mejora del desempeño físico y salud.

 

Nutrición vegana

Uno de los consejeros en The Game Changers, el Dr. James Loomis, dice:

 

“Antes, lo que se creía era que la proteína era lo que sustentaba la energía de los jugadores de fútbol americano.”

 

Esto no es cierto, la proteína no es lo que sustenta principalmente la energía del ser humano.

Al día de hoy, cualquiera que tenga un conocimiento básico de nutrición, sabe que los carbohidratos son la principal fuente de energía del organismo al convertirse en glucosa.

Pero eso no quiere decir que sea el único combustible disponible.

Existen otros como los cuerpos cetónicos que se producen cuando llevas una dieta baja en carbohidratos, como la cetogénica o incluso cuando ayunas.

También podemos convertir proteína a glucosa mediante un proceso llamado gluconeogénsis [30], aunque no es lo más recomendable para tus ganancias musculares.

Y de nuevo, no es la manera principal de tu cuerpo para obtener energía.

 

“Un estudio mostró que el vegetariano promedio obtiene 70% más proteína de la que necesitan en comparación con el comedor de carne promedio [31].”

 

Sin embargo, leyendo la investigación, encontramos que el aumento se refiere únicamente a la proteína que proviene de plantas (segunda columna de izquierda a derecha)…

 

proteina vegano no vegetariano

 

Mientras que si vemos el total proteico consumido (primera columna de izquierda a derecha), vemos que los no vegetarianos obtienen más proteína al día.

Aun así, este estudio utilizó cuestionarios, que no son lo más recomendable para realizar investigaciones.

Por eso los resultados son algo raros, porque si te das cuenta, los no vegetarianos obtuvieron mayor ingesta de proteína vegetal que animal.

Lo cual no parece congruente.

Esto tal vez se deba a que en los datos demográficos de los participantes, los vegetarianos estrictos tenían la mayor capacidad económica de todos los grupos, algo que también se debe tomar en cuenta.

Después, comparan los nutrientes de diferentes alimentos:

 

“Una taza de lentejas cocidas o un sandwich de mantequilla de maní tienen casi la misa cantidad de proteína que 85 gr de carne o 3 huevos grandes.”

 

¿En serio?…

Vamos a analizar:

  • Taza de lentejas cocidas [32]:
    • calorías: 229
    • proteína: 17.9 gr
  • Sandwich de mantequilla de maní [33, 34]:
    • calorías: 340
    • proteína: 12 gr
  • 85 gr de carne [35]:
    • calorías: 212.5
    • proteína: 22 gr
  • 3 huevos grandes [36]:
    • calorías: 240
    • proteína: 21 gr

Como puedes ver, el sandwich de mantequilla de maní se queda casi a la mitad del aporte proteico en comparación con la carne y los huevos, además de que las calorías son mucho mayores.

Con las lentejas los gramos de proteína se acercan más a los de la carne y huevos, pero recordemos que las proteínas vegetales no contienen la cantidad suficiente de todos los aminóacidos.

Los aminoácidos son las moléculas de las cuales están compuestas las proteínas.

Tu cuerpo necesita 21 aminoácidos para mantenerse vivo, 9 de los cuales son esenciales consumirlos de los alimentos porque tu cuerpo no puede producirlos [37].

 

Sobre proteínas incompletas

Sabiendo esto, no es cierto que la proteína vegetal no sea “completa”.

Sí la es… el problema es que contiene ciertos aminoácidos en cantidades muy pequeñas [38, 39].

Por lo que se hace necesario consumir diferentes tipos de proteína vegetal para balancear mejor el aporte proteico.

 

“Mientras que la cantidad de aminoácidos sea la misma, la fuente de proteína no importa.”

 

En realidad sí, sí importa… especialmente cuando se habla de proteínas vegetales.

En este estudio se compararon a hombres que entrenaron fuerza; a un grupo se le dio una dieta lacto-ovo vegetariana, y a otro una omnívora, donde el 50% de la proteína venía de fuentes animales [40].

Los que comieron carne ganaron significativamente más músculo.

Las cantidades de proteína consumida prácticamente fue la misma entre grupos, aunque el grupo que consumió carne sí comió un poco más de proteína en términos absolutos.

Así que sí es posible que el hecho que consumieran más proteína y no la calidad de ésta fuera lo que causó la diferencia en el crecimiento muscular.

Otro estudio de 2002 encontró que los participantes que entrenaron fuerza y comieron proteína de fuentes animales, ganaron casi 50% más músculo que el grupo que comió proteína vegetal (soya) [41].

Un estudio de 2007 demostró que tomar leche fue mejor para el crecimiento muscular que obtener los mismos nutrientes de la proteína de soya [42].

Post relacionado para seguir nerdeando sobre fitness:  ¿En cuánto tiempo puedes ver resultados en el gym?

Muchas investigaciones han comparado las diferencias entre proteínas animales y vegetales para ver cuál es mejor.

Por ejemplo, algunos sugieren que la proteína de soya y la animal son igual de efectivas para ganar masa muscular [43].

Pero la gran mayoría encuentra que las proteínas animales son mucho mejores [44, 45, 46, 47].

En ninguno de los estudios bien realizados se ha encontrado que las proteínas vegetales fueran superiores a las animales.

De nuevo, esto no significa que no puedas obtener cantidades de proteína suficientes con una dieta vegana, pero sí va a dificultarte las cosas un poco.

 

Sobre antioxidantes

Según The game changers, las plantas contienen 64 veces más antioxidantes que los alimentos de origen animal [48].

Incluso dice que la lechuga Iceberg tiene más antioxidantes que el salmón o los huevos.

Esto podría ser cierto. Aunque es algo irrelevante.

La lechuga Iceberg podría tener más antioxidantes que los huevos… ok, está bien.

La pregunta aquí sería si la lechuga Iceberg es más nutritiva que un huevo.

Yo diría que no.

La lechuga Iceberg, como la mayoría de hojas verdes, tiene muy pocas calorías porque es 95% agua [49], y tiene vitaminas pero en poca cantidad.

En cambio, el huevo sí que aporta energía, proteína de muy alta calidad, grasas saludables, y también muchos micronutrientes como las vitaminas A, D, E, K, B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9, B12 y minerales como calcio, cobre, hierro, magnesio, fósforo, potasio, zinc, etc [50].

Además, lo que esto nos indicaría es que deberíamos comer tanto el huevo como la lechuga Iceberg, y no eliminar por completo el consumo de productos animales.

 

Sobre la glucosa

Estos son algunos argumentos que utilizaron en The game changers sobre la glucosa y su importancia para el combustible del cerebro:

 

“tenemos un cerebro desesperado por obtener glucosa”.

 

— Es verdad.

 

“Es lo único que toma como energía”

 

No… no lo es.

 

“La carne no es una fuente rica de glucosa.”

 

— Correcto.

 

“Para tener un cerebro así de grande, debes comer algo diferente.”

 

— Déjame adivinar: ¿comer cero carne?

 

“La forma más efectiva de obtener glucosa es comiendo carbohidratos.”

 

— Correcto.

 

Ok, sí, comer carbohidratos es una manera muy práctica de obtener glucosa y “darle gasolina” al cerebro.

Pero tu cerebro también puede obtener energía al metabolizar los cuerpos cetónicos, los cuales se producen al no tener glucosa disponible [51].

Pero claro, no te lo van a decir en este documental.

 

Sobre proteína y salud humana

Después de elevar a los carbohidratos como la única manera en la que tu cerebro puede estar lúcido, continúan a restarle importancia al aporte proteico en la dieta humana:

 

“No existe la deficiencia de proteína.”

 

Esto no es cierto, sí que puede haber deficiencias en proteína, especialmente en dietas veganas o vegetarianas [52, 53].

Una deficiencia de proteína por mucho tiempo, podría ocasionar dermatitis, pérdida de cabello, etc.

Incluso enfermedades más problemáticas como Kwashiorkor o Marasmus.

La buena noticia es que no es tan difícil obtener proteína si comes lo suficiente al día.

 

Sobre la vitamina B12

Después, nuestro host James Wilks, continua diciendo que:

 

“Ahora todo encajaba  a la perfección… excepto la vitamina B12”

 

Según el documental, la vitamina B12 no es sintetizada de los animales, sino de las bacterias que estos animales consumen del suelo y agua.

Esto no es así.

La vitamina B12 (cobalamina) se sintetiza por las bacterias que están en el tracto gastrointestinal de los animales, y después es absorbido por el mismo [54].

Según The game changers, antes podías obtener B12 del agua de ríos o de rastros de tierra de las plantas.

Pero los estudios muestran algo diferente; la vitamina B12 no puede conseguirse de rastros de tierra o ríos, tiene que ser forzosamente metabolizado por los animales para que sea ‘biodisponible’ para el ser humano [55].

 

Hasta un 39% de las personas estudiadas, incluyendo carnívoros, tienen baja la B12 [56].

 

Por eso, según ellos, la mejor manera de obtener B12 es mediante un suplemento.

O… la otra opción sería… ya sabes… comiendo carne [57].

Además, la carne puede darte otros nutrientes que difícilmente encontrarás en plantas ,como la carnosina, carnitina y la creatina [58].

Ambas muy benéficas para el ser humano (especialmente si haces ejercicio).

El tema de la vitamina B12 es un punto sensible en las dietas veganas porque se ha encontrado una deficiencia marcada de esta vitamina con dietas sin productos animales [59].

Después, The Game Changers va con todo en contra de la carne para demostrar que es mala para la salud.

 

Peligros de la carne

Comenzaremos esta sección con el culpable más peligroso: el cáncer.

 

“Hay una relación entre el consumo de proteínas de lácteos y un mayor riesgo de cáncer de próstata [60].”

 

“Los vegetarianos que añadieron una o más porciones a la semana de carne blanca, como pollo o pescado, triplicaron o más el riesgo de cáncer de colon [61].”

 

«Con la proteína de animales obtienes proteína empaquetada con moléculas inflamatorias, Neu5GC, TMAO, endotoxinas y hierro hemínico.»

 

Esto es cierto [62, 63, 64, 65].

Aunque aun no se encuentra evidencia concreta de que puedan ser los culpables.

Donde sí hay evidencia, es en 3 agentes principalmente que pueden provocar problemas con la carne, en especial la roja:

  • nitrosaminas
  • aminas heterocíclicas
  • hidrocarburos policíclicos aromáticos

Escribí un artículo hablando precisamente de por qué están relacionadas con el cáncer aquí.

Pero en resumen, comer carne procesada (por lo general la de color rosa como jamón, tocino, embutidos, etc.) contienen nitrosaminas y pueden ser dañinas para el organismo al metabolizarse [66].

Los estudios muestran que por cada 50 gr de carne procesada al día (lo equivalente a un hot dog pequeño o a 2 rebanas de salami o jamón), el riesgo de cáncer colorrectal aumenta un 18% [67].

Las aminas heterocíclicas y los hidrocarburos policíclicos aromáticos se producen cuando se cocina la carne al término “bien cocida” y más aún cuando hay partes quemadas en la carne [68, 69, 70, 71, 72].

Estos compuestos se han catalogado como cancerígenos.

es malo comer carne roja

Una manera de evitar sus efectos negativos es comer vegetales verdes y crucíferos [73, 74].

También marinar la carne con especias ayuda a evitar sus problemas con la cocción [75, 76, 77, 78].

Estos datos hay que tomarlos con algo de perspectiva, porque si comparamos estos riesgos con los del tabaco por ejemplo, el porcentaje de riesgo de desarrollar cáncer con éste último es de 2,500% [79].

Lo que nos muestra un panorama no tan catastrófico con las carnes rojas.

Además, en 2019 se publicó lo que al día de hoy es la más grande reseña científica sobre los efectos en la salud de la carne roja [80].

Concluyeron que no hay evidencia suficiente para reducir la ingesta de carne roja.

Incluso, otra investigación encontró que los estudios realizados anteriormente donde se encontraron asociaciones entre carne roja (incluso la procesada) y los efectos negativos en la salud, no contaban con estándares de calidad buenos en cuanto a metodología [80].

Esto no quiere decir que una dieta carnívora sea lo mejor, pero nos indica que comer carne roja probablemente no sea tan peligroso si tomas en cuenta ciertos aspectos.

Personalmente, creo que es buena idea no comer la carne en término bien cocida o ahumada, preferir carnes no procesadas, y aumentar mucho el consumo de vegetales (especialmente hojas y crucíferos verdes).

Mientras no hayan más investigaciones experimentales, la evidencia sobre los problemas de la carne son sólo teorías [81].

Y es que, la carne ha estado con el ser humano desde tiempos ancestrales.

NOTA: ¿Sabes cuáles son las ventajas del ayuno intermitente? Hice una guía que te enseña a fondo los protocolos más efectivos de ayuno intermitente. Es totalmente gratis y puedes bajarla dando clic aquí.

Nuestros ancestros y el veganismo

Dice la Dra. Christina Warinner:

 

“Los humanos no tienen una adaptación genética, anatómica, o fisiológica especializada para el consumo de carne.”

“Por el contrario, tenemos muchas adaptaciones para el consumo de plantas”.

“Tenemos un tracto digestivo más largo que el de los carnívoros, y esto permite a los humanos digerir plantas y fibras que requieren un tiempo de procesamiento mayor”.

 

Según, la dentadura del ser humano muestra que no está evolucionado para comer carne.

La comparan con la mandíbula de un carnívoro, donde éste la tiene como tijeras, mientras que la del humano tiene dientes cuadrados especializados para moler vegetales.

Y sí, así es, no somos carnívoros, estoy de acuerdo con esto… de hecho somos omnívoros.

En otro momento del documental se menciona:

 

“Esa fantasía de que necesitamos carne para obtener nuestra proteína es mentira. ¿Qué comen los gorilas, elefantes y rinocerontes? frutas y plantas.

 

Siguiendo esta misma lógica, entonces nosotros no necesitamos dormir por las noches porque los mapaches están despiertos a esas horas y salen a buscar su alimento…

Es obvio que entre distintas especies animales tenemos diferentes sistemas y maneras de procesar los alimentos.

Por ejemplo, tienen intestinos mucho más largos (o cortos) que el de nosotros.

En el caso del ser humano, el control del fuego fue lo que nos ayudó a obtener más energía de los alimentos, en especial de carnes y tubérculos.

 

Esto nos quitó el problema de estar buscando alimento vegetal a todas horas y también eliminó la necesidad de tener un colon demasiado grande para fermentar toda esa fibra.

De hecho, gracias a esto, nuestro intestino se redujo un tercio comparado con el de los chimpancés, y el delgado aumentó mucho su tamaño [82].

Lo que confirma que efectivamente, podemos comer de todo.

Y bueno, al final de The game changers, se comienza a hablar sobre el tema de moralidad y sustentabilidad para el planeta.

 

La industria de la carne y cómo afecta al planeta

El primer punto es sobre la moralidad, y para eso invitan a Damien Mander, un francotirador militar y que estuvo activo en Irak.

Damien se dedicaba a proteger especies en extinción pero llegaba por la noche a comer un animal.

Se dio cuenta que era hipócrita porque por el día protegía a una especie, y por la noche llega a comerse a otra de cena.

(y lo dice el que era francotirador en Irak… ya sabes… de los que asesinan a otros seres humanos)

Pero bueno, en mi opinión, ser vegano por respeto a la vida de los animales, es una muy buena opción moralmente hablando, para dejar de comer carne.

Otro tema que va de la mano a este, es la calidad de vida de los animales en la industria de alimentos.

Es cierto que la industria de productos animales tiene mucho por mejorar.

Pero están trabajando en eso.

Existen científicos que están buscando maneras más humanas de criar y sacrificar ganado para consumo humano [83].

Y no sólo eso, las autoridades regulatorias también están implementando sanciones y monitoreos para prevenir la crueldad animal [84, 85], y la contaminación [86].

Incluso, hay ciertas granjas que se enorgullecen del trato que dan a su ganado, el cual vive libre, come pasto saludable, se ejercita, y tiene contacto con otros miembros de su especie [87].

The game changers también toca un punto que sí tiene mucho a su favor, y es sobre el impacto en el planeta que tiene el comer carne.

Sólo diré que sí, personalmente creo que si cada ser humano comiera menos carne, sería benéfico para el planeta y nos beneficiaría a todos en cuanto a sustentabilidad.

Un mundo donde sea más redituable ser sustentable, sería un mejor mundo.

No necesariamente porque a las compañías les interese preservar el planeta… sino porque quieren ganar más dinero.

No pienso ahondar más en el tema porque el artículo ya es bastante largo y este es un blog de fitness y no de política.

 

Atletas veganos

El documental The game changers utiliza muchos atletas élite para dar a conocer sus argumentos.

Siendo que esto es sólo una estrategia de marketing [88], decidí dejarlo al último para que su ruido no nos afecte.

Además, los “casos de estudio” (resultados de una sola persona) en la literatura científica son el nivel más bajo de evidencia.

Por eso, sólo debemos tomarlos como curiosidades, más que como evidencia concreta.

Así que ahí van algunos que me llamaron la atención:

 

Nate Diaz vs Conan McGregor

McGregor perdió contra Nate Diaz sólo porque comió más carne.

Ok…

El simple argumento suena a un disparate.

 

Bryant Jennings

Boxeador que no conocía los vegetales.

Comía sólo KFC y espinaca enlatada.

No tenía idea de cuánta proteína estaba comiendo… campeón pero no sabe ni siquiera qué contiene su comida.

No era de extrañar que al llevar una dieta mejor planificada se iba a sentir mejor.

 

Nimai Delgado

“Natural pro bodybuilder”…

Según él, nunca comió un pedazo de carne en toda su vida y nunca tuvo problemas de testosterona.

ajá…

Porque seguramente los montones de “suplementos alimenticios” que utiliza cada semana le ayudan un poco en este aspecto.

(no me consta… pero se ve muy sospechoso)

 

Patrik Baboumian

Este strongman es impresionante, tiene muchísima fuerza y se me asemeja a un personaje de Marvel.

Lamentablemente, también sacó la frase de:

 

“Me han preguntado: Cómo puedes ser tan fuerte como un buey y sin comer carne. Mi respuesta fue: “¿alguna vez viste a un buey comer carne?”

 

No… nunca he visto un buey comer carne…

Pero tampoco a un humano con más de un estómago… como las vacas.

Regresamos a lo del ejemplo anterior del gorila…

La fisiología de los rumiantes es muy diferente a la de los seres humanos.

En su aparato digestivo tienen mucha bacteria “especializada” en desmenuzar los aminoácidos de la celulosa de las plantas que comen [89].

Después la regurgitan para volverla a tragar a su otro estómago, digamos… “el oficial” [90].

De esta manera, los bueyes pueden obtener mucha más proteína de las plantas, que la que nosotros como humanos podríamos llegar a obtener de ellas.

Y claro… esto no lo mencionan en “The game changers”.

 

Arnold

Sí, sale la leyenda: Arnold Schwarzenegger.

Aunque sí que soltó varios comentarios nada acertados…

 

“No es necesario 2.2 gr de proteína por kg de peso corporal”

 

No es necesario, pero sí lo óptimo.Y como mínimo 0.8 gr de proteína por kg de peso corporal.

Así lo han demostrado una multitud de estudios sobre el tema [91, 92].

Arnold continua diciendo que comía demasiada carne cuando entrenaba y no era necesario…

Claro.. cuando utilizas esteroides puedes crecer incluso sin entrenar [93].

Dotsie Bausch

Dice que cuando comenzó a alimentarse como vegetariana, aumentó las cargas en la prensa de pierna de 160 kg a 265 kg.

Aunque si ves el documental, puedes ver que tiene un pésimo rango de movimiento en el ejercicio de prensa de pierna.

No es de sorprender que pueda cargar tanto peso con tan mala técnica.

 

Conclusión

Las proteínas vegetales no son de la misma calidad que las de origen animal.

Las dietas vegetarianas o veganas no tienen una ventaja objetiva para mejorar la salud… aunque sí tienen un punto por fomentar un mayor consumo de vegetales.

Si alguien decide llevar una dieta vegana por cuestiones de moralidad y para evitar el sufrimiento de animales, está en todo tu derecho.

Pero eso no quiere decir que sea la dieta más saludable.

Además, de no ser práctica.

Porque definitivamente necesitas poner más pensamiento y estrategia para alcanzar tus nutrientes diarios y no sufrir deficiencias.

Esto no quiere decir que no puedas ganar músculo y verte increíble siendo vegano o vegetariano.

Pero si quieres llegar a tu tope genético de ganancia muscular, no comer alimentos animales te va a dificultar el proceso.

No necesitas ser vegano para estar saludable.

Con que sigas estas directrices, estarás en camino para tener buena salud y mejorar tu físico:

The game changers es un documental muy bien producido, y con puntos interesantes sobre la sustentabilidad del planeta.

Pero en cuanto a información sobre nutrición, dejan mucho que desear al mentir sobre ciertos temas relacionados a la salud.

Me hubiera encantado que analizaran al veganismo de una manera más objetiva, sin atacar a la carne al punto de demonizarla.

Porque incentivar a las personas a aumentar su consumo de frutas y verduras sería muy benéfico para la salud de todos, de eso no hay ninguna duda.

Ésta sería una forma mucho más eficaz y honesta de hacer valer sus argumentos.

Al tratar de imponer al veganismo como la única manera de estar saludable, tergiversando la información para acomodarla con su propia forma de ver la nutrición, no es lo más honesto.

The game changers pudo ser el mejor documental sobre veganismo objetivo… pero se quedó en lo que siempre ha pasado con otros documentales del mismo tipo: algo de fanatismo mezclado con engaños para justificar lo injustificable.

 

Esculpe tu vida, comienza con tu cuerpo.

-Mike.

¿Cuál es tu opinión?

¿Qué tan útil te pareció este artículo?

¡Da clic en una estrella para calificarlo!

Todavía no hay votos. ¡Sé el primero en votar!

Si te pareció útil...

Puedes compartir este artículo donde gustes:

Siento mucho que este artículo no haya sido útil para ti =(

¡Déjame mejorar este artículo!


Mike
Mike

Mike García es súper nerd, le encanta cargar cosas pesadas y la ciencia que hay en eso. -Precision Nutrition certified coach grade 1, Certified Online Trainer, Entrenador Personal Certificado, Coach en nutrición deportiva, Coach en inteligencia emocional en el deporte.

    1 Response to "Toda La Verdad Sobre El Documental «The Game Changers»"

    • Mike

      Gracias por pasar por aquí y leer mi artículo, espero que te haya gustado.

      Si tienes alguna duda o sugerencia puedes hacerlo en esta sección. Me esfuerzo por responder todos los comentarios en el blog, así que comenta con toda confianza.

      Si te gusta lo que has encontrado en el blog puedes suscribirte a mi lista de correo, es gratis y vas a recibir semanalmente información sobre salud y fitness basado en ciencia (y cómo hacer que encaje en tu vida), rutinas de ejercicio, recetas saludables, artículos para mantenerte motivado, ¡y mucho más!

      Además te regalo las guías para iniciar una vida fit REAL.

      Para suscribirte puedes ir aquí e ingresar tus datos:

      https://esculpetucuerpo.com/infografia-vida-fit/

      Tu información está completamente segura, valoro 100% tu privacidad.

      ¿Cuál es tu opinión?

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.