Si alguna vez ha pasado esto por tu cabeza: “no puedo dejar de comer en exceso”; este post puede ayudarte.

 

Glenn Livingston es un doctor en psicología clínica que pensaba no tener poder alguno sobre su forma de comer.

No le hacía el feo a nada: bagels, pizza, chocolate, donas, pasta, papas fritas… 

Prácticamente, si sabía bien, lo comía en grandes cantidades.

Por 25 años fue el presidente de algunas compañías que daban servicio de investigación a empresas como Lipton, Kraft, Nabisco, etc.

Es decir; para Glenn, la comida era su hobby, trabajo, estudio… y peor pesadilla.

Hasta que un día descubrió un truco para terminar, de una vez por todas, con los atracones de comida.

Y es una idea tan simple y sencilla que cualquier persona puede ponerla en práctica.

Así que escribió el libro “Never Binge Again” para compartir con más personas este truco.

no puedo dejar de comer en exceso

 

En este post te platico mi resumen del libro y espero que pueda ayudarte.

Y lo primero que debes saber es que no estás sólo… hay un cerdo dentro de ti

 

Hay un cerdo dentro de ti

…y necesitas domarlo.

Después de pasar más de 30 años tratando a pacientes con el mismo cuento de “quiérete y acéptate por completo”, Glenn se ha dado cuenta que ésta no es la manera correcta de tratar el comer impulsivamente.

Tenemos que aceptar que, dentro de nosotros existen dos personas:

Tu “tú” del día a día, y el cerdo que sólo quiere comer.

“El cerdo” es esa parte subconsciente de todos nosotros a los que nos cuesta dejar de comer en exceso.

Glenn propone llamarlo “el cerdo”. Pero si tienes algún problema con el nombre, por la razón que sea, puedes utilizar cualquier otro, pero asegúrate que no sea algo tierno ni “de cariño”, todo lo contrario. Algo como “el jabalí”, “el demonio”, etc. pueden funcionar.

Y tiene razón.

Nos han enseñado que debemos amar TODO de nosotros sin importar qué.

El problema de hacer esto es que, si amamos TODAS las partes de nosotros, estamos alentando aún más nuestro cerdo interior.

Glenn descubrió que esto no es lo mejor para tratar a los pacientes que comen en exceso.

En su experiencia, para recuperarse de los atracones de comida, la estrategia no debe ser “amarse a uno mismo” hasta que logres bajar de peso.

Más bien, es como capturar y enjaular un perro Doberman Pincher agresivo.

 

 

Tienes que enjaularlo y mostrarle quien manda.

O él lo va a hacer contigo tarde o temprano.

Y a pesar de que tienes un cerdo dentro de ti, el cerdo no eres tú.

Tú tienes sueños y aspiraciones, pero el cerdo sólo vive para atracarse de comida.

Tú disfrutas todo lo que la vida tiene para ofrecer, pero el cerdo sólo quiere su basura y dirá lo que sea necesario para que lo alimentes.

Al cerdo no le importa tu salud, tu cuerpo, tu bienestar, o tu felicidad… no… el cerdo sólo busca el siguiente atracón.

Por suerte, tú eres el único que tiene el poder de alimentarlo.

Si esto “te hace clic”, estás a la mitad del camino de no volver a comer en exceso nunca más.

La otra mitad es aprender a ignorar, por completo y sin remordimientos, los gruñidos del cerdo. 

… y créeme que son fuertes y constantes.

Los gruñidos del cerdo no son más que esos pequeños pensamientos del tipo:

 

  • “ándale, comamos hoy como siempre y el lunes empezamos la dieta”
  • “ya llevas un mes sin fallar, te mereces algo… vamos a comer como antes”
  • “pide 10 tacos con doble tortilla y una coca light pa’ no engordar”

 

El cerdo no merece amor ni compasión.

Trátalo como si fuera un demonio que te ha atormentado toda tu vida..

Glenn dice que debes tratar al cerdo como si existiera en verdad. Debe parecer 100% real para ti en todo momento.

Tú tienes control sobre el cerdo, pero hay otros factores de los cuales no tienes control, y más vale identificarlos.

 

Los 4 factores por los cuales no has podido dejar de darte atracones

Los 4 factores son:

  • tu neuroanatomía
  • no se ha tratado correctamente el problema de los atracones de comida
  • el marketing
  • la industria de tratamiento a las adicciones.

Neuroanatomía

cafe-mente

Nuestros cerebros evolucionaron en 3 partes diferentes:

cerebro reptiliano

La parte más vieja, y la encargada de decir “lo como, lo mato, o lo embarazo”.

No tiene interés en la familia, amor, o relaciones.

Esta es la parte que toma las riendas cuando las personas pierden el control en su manera de comer.

cerebro mamífero

Evolucionó tras el cerebro reptiliano para asegurarse de continuar la especie.

Básicamente, su trabajo es decir “¡espera!… No comas, mates, o embaraces esa cosa hasta que sepas que es bueno para la tribu”.

neocortex o cerebro lógico

Llego al último para controlar al cerebro mamífero y reptiliano, favoreciendo los objetivos a largo plazo.

Por ejemplo, la pérdida de peso, el fitness… pero también el amor, la espiritualidad, la música, etc.

Sabiendo esto, amar al cerdo es amar al cerebro reptiliano.

Esto disminuye tu habilidad para domar a la cerdo-bestia.

Y el cerebro reptiliano, una vez desatado, es un reptil difícil de atrapar.

Como un cerdo cubierto de grasa…

 

Por ejemplo, en este estudio (1), se encontró que los mamíferos hacen lo que sea por obtener estimulación artificial en sus centros de placer neurológicos.

En el experimento, implantaron electrodos en los centros de placer de un grupo de ratas… después conectaron esos electrodos a un botón que las ratas podían presionar para activarlos.

Los resultados fueron dramáticos…

Las ratas presionaban el botón miles de veces por hora para estimularse.

Preferían presionar el botón a comer o a tomar agua.

Los ratones macho ignoraban a las hembras.

Incluso, cruzaban a través de losetas electrificadas en el suelo para llegar al botón.

Las ratas hembras dejaban a sus ratones bebés para ir a recibir su dosis de placer.

Algunas ratas presionaron el botón miles de veces por hora por todo un día completo.

Los investigadores tuvieron que forcejear con las ratas para quitarles los aparatos y dejarlas sin su fuente de placer.

 

 

Lo que este tipo de estudios nos muestra, es que tenemos el poder de hackear nuestro instinto de supervivencia con medios artificiales.

Lo que nos lleva al factor número 2.

 

Necesitamos tratar nuestros problemas de comida mucho más agresivamente

Así como las ratas creían que no podían vivir sin su botón del placer; nosotros como personas, pensamos que no podemos vivir sin nuestros “alimentos placenteros”, representados por las cajas de cereal, bolsas de papitas, refrescos azucarados, etc.

También, así como las ratas dejaban de lado su nutrición para tocar el botón;  los humanos dejamos de lado nuestra nutrición saludable para ir por el botón del placer.

Y no ayuda el hecho de que la industria de los alimentos sepa de este comportamiento humano.

Lo que nos lleva al factor 3.

 

El marketing de comida

hamburguesa alcalina

Hay personas que piensan que son inmunes a los anuncios publicitarios.

Pero aquí hay un dato algo desconcertante:

Los anuncios funcionan mejor en personas que piensan que son inmunes a la publicidad (2, 3).

Esto probablemente se deba a que su resistencia a la venta es baja.

Es decir; la publicidad de la industria alimentaria sabe a la perfección cómo llegar al subconsciente.

Después, la industria del tratamiento a las adicciones hace su aparición, que es el cuarto factor.

 

La industria de tratamiento a las adicciones

Esta industria les enseña a las personas a aceptar que no tienen poder sobre sí mismos.

Que la adicción es una enfermedad con la que el ser humano no tiene oportunidad.

Y que lo único que pueden hacer es abstenerse un día a la vez.

Este mensaje es absorbido por nuestra cultura al punto de saber con certeza que no podemos luchar contra esto.

Resumiendo estos 4 factores:

  • Las compañías de la industria alimentaria ponen tanta azúcar, aceite, sodio, grasa, estimulantes, y otros químicos, en los alimentos comestibles más pequeños legalmente posibles.
  • Después empaquetan este alimento para que parezca irresistible.
  • La publicidad hace su trabajo en seguida para hacernos creer que en realidad es saludable.
  • El tratamiento de adicciones termina por poner el clavo al ataúd al hacernos creer que no podemos luchar contra esto.
  • Y la sociedad te dice que debes amarte más cuando sucumbes a estas fuerzas.

Lo que Glenn propone en su libro, es liberarte de estos pensamientos y tomes al toro por los cuernos… o al cerdo por las orejas.

Pero para saber cómo hacer esto, primero debemos definir a qué nos referimos cuando decimos un “atracón de comida”.

 

Qué es un atracón de comida

Un atracón de comida es la  traducción que hice del concepto “binge eating” utilizado en el idioma inglés, y se refiere a cuando comes de más sin poder parar.

Lo primero que podrías pensar es que tienes un problema.

Pero la realidad es que éste es un sistema de supervivencia que se ha desviado un poco.

Y es por esto que todos tus intentos racionales para eliminar este hábito han fallado.

Un atracón, técnicamente, es cuando comes sin parar y compulsivamente.

Como si te estuvieran quitando la comida.

Pero todo atracón comienza con un sólo bocado ¿verdad?

como-subir-de-peso

Así que vamos a definir a un atracón de comida, como comer inclusive un pequeño bocado de un alimento que no estaba dentro de tu plan o reglas.

Más adelante hablaremos de cómo crear ambos, pero por ahora quiero seguir hablando un poco más sobre el atracón.

¿Qué pasa cuando te quemas con un sartén?… ¿Lo vuelves a hacer?

¡NO!, jamás vas a volver a poner tu mano sobre un sartén caliente.

Pasa algo parecido con los atracones de comida.

No hay razón para volver a hacer algo que te está dañando.

Y debemos tratar un atracón desde el primer bocado, porque ahí empieza todo.

En el momento que des ese bocado que no está dentro de tu plan… ¡para!

Para, y regresa a tu plan, a tu camino.

No escuches el gruñido del cerdo, escúchate a ti y a tus planes.

Ya sé, suena más fácil de lo que realmente es, y tienes toda la razón.

Pero más adelante te muestro formas con las que vas a poder domar a ese cerdo.

 

Tu plan alimenticio

estudio

Para dominar al cerdo por completo, tienes que crear un plan alimenticio.

Esto te va a permitir escuchar los gruñidos del cerdo fácilmente y así sabrás como aplacarlo cuando se deba.

El plan alimenticio que utilizarás debe ser hecho por ti para que tengas 100% de responsabilidad sobre él.

También porque eres la persona que más te conoce, y un factor para que una dieta funcione, es que sea sustentable para ti.

Aquí hay una guía para poder crear tu dieta perfecta, por si ocupas.

Una vez que sepas cómo tener una buena dieta, debes escribir lo que vas a permitir y lo que no vas a permitir.

La idea no es privarte de todo lo que te gusta… en lo más mínimo.

Sino que tengas un control sobre lo que comes.

Vas a poner reglas que son aceptadas y las que no. Pero no habrá ambigüedades.

Es como un semáforo.

El rojo es alto, el verde es adelante, y el amarillo es “piso al fondo el acelerador para ver si paso“.

Esa es precisamente la oportunidad que busca el cerdo.

Quiere esa luz amarilla de ambigüedad para decirte “hey, esto no estaba bien delimitado en tu plan, vamos a comerlo sin pena”.

Así que mejor diséñalo con el planteamiento de “esto es permitido y esto no”. Más adelante veremos cómo añadir más alimentos.

Por lo pronto, no debes hacer tu plan alimenticio por completo, basta con empezar con unas cuantas reglas para comenzar a domar al cerdo.

Por ejemplo, puedes probar utilizar nuncas, siempres, sin restricción, y con condiciones.

Nunca

¿Que comidas, bebidas, o comportamientos nunca vas a dejar que vuelvan a ocurrir?

…sinceramente.

No te pido que dejes los tacos… es decir; sería como pedirte que dejes la felicidad en este mundo.

Tacos_al_Pastor
(Tacos al pastor en su hábitat natural)

Pero tienes qué hacer algún sacrificio que puedas cumplir.

Por ejemplo, puedes prometer nunca volver a tomar refrescos azucarados (los light sí).

Decir “nunca” es algo que da un poco de miedo.

Pero recuerda, somos mamíferos buscando nuestro centro de placer.

Si piensas sobre el no hacer algo “nunca”, no es más que eliminar algo que te ha hecho la vida miserable.

Además, hay muchas cosas que nunca has hecho porque sabes que te van a hacer la vida miserable.

Por ejemplo:

  • nunca has matado a alguien a propósito (espero)
  • si el sartén está caliente, nunca pones la mano sobre él
  • nunca vas a aventarte de un avión sin paracaídas porque … ya sabes, tu vida sería un poco más difícil una vez que llegues al suelo

Pero cuando nos referimos a nunca volver a comer algo, nuestro cerebro lógico comienza a forcejear con nuestro cerebro repti-porcino.

Identifica que es tu cerdo quien pelea y tu lógica la que te defiende.

 

Siempre

¿Que cosas harás siempre con respecto a tu comida, bebida y comportamientos?

Por ejemplo: voy a comer algo verde todos los días (hablo de vegetales obviamente, no a las bolsas verdes de papas de la tienda).

Otra muy buena opción es pesarte todos los días (a primer hora del día, desnudo, sin comer ni beber nada, y después de ir al baño).

báscula

Esto es para que sepas cómo te está yendo con tus objetivos.

Como un avión, cuando está alejándose de su destino, cambia la trayectoria… así a lo largo de todo el viaje.

La báscula es tu mapa y brújula para saber si vas por buen camino o no.

Pero no le pongas tanta atención al número, sólo a la tendencia; es decir, si estás subiendo o bajando.

Otra opción más puede ser el comer lentamente.

Hacer esto puede ayudarte a sentir más saciedad.

Tal vez pienses que no puedes hacer algo siempre todos los días.

Pero si tienes hijos, puedo asegurar que los cuidas todos los días ¿verdad?

O que te lavas los dientes todos los días, al menos una vez.

Como ves, hacer algo siempre no necesariamente significa que es imposible.

Lo que sea que pongas aquí, recuerda que los “nuncas” y los “siempres” son sagrados.

 

Sin restricción

¿Que comida, bebida y comportamientos vas a permitirte sin restricción?

Por ejemplo, el agua pura o las hojas verdes como espinaca, lechuga, etc., son buenas opciones para este punto.

También podrías elegir aquí actividad física sin restricción.

 

Con condiciones

¿Que comida, bebida y comportamientos vas a permitir únicamente en ciertas condiciones?

En mi caso, por ejemplo, me permito pastel siempre que sea en un cumpleaños y no más de dos rebanadas… porque mi cerdo tiene una preferencia por los pasteles.

Como consejo, en este punto trata de que tus opciones no sean muy complejas.

Es muy difícil recordar las reglas cuando tienes hambre.

Post relacionado para seguir nerdeando sobre fitness:  Deshazte de esa piel flácida después de bajar de peso

Entre más simple, mejor.

Protocolos ayuno intermitente

NOTA: Si te hace ruido que pueda comer 2 rebanas de pastel y aún así perder peso, es porque practico el ayuno intermitente.

Hice una guía que puedes bajar completamente gratis donde te explica los protocolos más famosos de ayuno intermitente.

Para ir a la página de descarga da clic aquí.

O incluso puedes hacer una sola regla que rija todo tu plan.

Una muy efectiva sería la de: “no voy a pasarme de mis calorías diarias”.

Propongo esto porque las calorías son lo que más impacto va a tener en tu pérdida de peso.

Además de que te permite comer lo que sea.

Así no tienes qué tener hábitos saludables perfectos todo el tiempo.

Una vez que la domines, añades otra regla, y así sucesivamente.

Cuando tengas delimitado claramente tu plan, ya vas a poder atrapar a tu cerdo cuando escuches su gruñir.

 

Identifica el gruñido del cerdo

En cuanto el cerdo comience a decir algo como:

 

“Ándale, una rebanada de pastel más, si ya comiste dos, una más no pasa nada”.

 

En ese momento debes identificar que es el cerdo el que está hablando y no tú.

Mándalo directo a su jaula.

Tú tienes un plan, y ese plan no contemplaba una tercera rebanada de pastel.

Tal vez puede darse el caso que el gruñido no venga del cerdo… sino de los cerdos de tus seres queridos.

No me refiero a que tus seres queridos sean cerdos… sino a sus cerdos interiores… o sea… de lo que estamos hablando… ejem… como sea…

Somos seres sociales, y muchas veces las reuniones vienen acompañadas de alimentos que no están dentro de tu plan.

Lo mejor en estos casos es sólo decir: “gracias, pero ya comí”.

Si siguen insistiendo, puedes decir que no puedes comer en ese momento por razones médicas.

Y en parte es verdad, dejar los atracones es parte de mejorar tu salud.

Si te preguntan “¿qué problema médico tienes?”, puedes responder algo como:

 

“No estoy grave ni nada por el estilo, pero no me gusta hablar de eso.”

 

…y después cambias el tema sutilmente, como preguntar sobre la nueva temporada de Juego de Tronos.

 

 

La mayoría de personas tienen problemas con la comida, y quieren la aprobación social de saber que todas las demás personas también comen lo que ellos, y por eso son tan insistentes.

Están tratando de justificar su comportamiento con la comida.

Pero tú, ya sabes que no son ellos los que hablan… son sus cerdos.

Privarte de alimentos en ciertas ocasiones, no va a ser un suplicio, y con el tiempo te darás cuenta que puede traerte muchos beneficios.

 

La privación de alimentos

Existen 2 tipos de privación:

  • Privarte de hacer o comer algo.
  • De lo que te privas al comer o hacer algo.

Por ejemplo, digamos que quieres dejar de comer donas porque sabes que tu cerdo es fan de ellas.

(Esto no quiere decir que no las puedas incluir en tu plan, es sólo un ejemplo)

Si decides no volver a comer donas, te privas del sabor de ellas por el resto de tu vida.

Para un cerdo amante de las donas, esto es una sentencia de muerte.

Pero si te privas de comer donas, puedes lograr bajar de peso más fácilmente, tener más salud, tener el cuerpo que siempre has soñado, etc.

Tu salud y bienestar son la mejor inversión que puedes hacer: puede regalarte años de vida.

Así que ya los sabes, existen 2 tipos de privación… ¿cuál eliges?

desayunar-o-no

Recuerda que esta es una elección tuya… y no del cerdo.

Claro está, que si tu plan no está funcionando, puedes hacer ajustes.

 

Ajustes a tu plan

Los mejores planes alimenticios evolucionan con el tiempo.

Debemos adaptarnos a nuestro plan alimenticio cuando las razones son las adecuadas. Incluso cuando anteriormente nos comprometimos a seguir nuestro plan.

Esto es muy diferente a ajustarlo por ya no querer continuar con la incomodidad.

Lo que el cerdo quiere es el cambio inmediato para recibir el placer inmediato.

Pero las personas utilizamos nuestro cerebro lógico, y preferimos retrasar la gratificación para tener mejores y sanas elecciones.

Es perfectamente posible ajustar tu plan alimenticio siempre y cuando recuerdes que es TU PLAN… NO el del cerdo.

Si por medio de la práctica, te das cuenta que tu plan puede ser mejorado, adelante, haz los cambios.

Pero si es el cerdo el que está tomando esas desiciones porque quiere más comida, entonces enjáulalo lo más rápido posible.

Y la industria de la comida no hace que esto sea más fácil.

guias fit real mockup

NOTA: No tienes que ser perfecto para llevar una vida fit real. Tampoco tienes que tener una fuerza de voluntad enorme. Si quieres conocer lo verdaderamente importante, bájate las guías para llevar una vida fit real completamente gratis dando clic aquí.

 

Las trampas de la industria de la comida

Uno de los empresarios del negocio de “barras saludables” le dijo esto a Glenn:

 

Al remover las vitaminas de las barras para que sepan mejor, y cambiar el empaque para que parezca más nutritivo y saludable, aumentan mucho más las ventas.

 

Otro truco que utilizan es el de enfatizar un ingrediente que tenga mejoras a la salud para distraer de los otros no tan saludables.

Por ejemplo, lo “fortificado en vitaminas”, por lo general significa que va acompañado de costales de azúcar para hacerlo más agradable al paladar.

Las empresas de alimentos basura, tienen departamentos que se dedican a estudiar las mejores maneras para hablarle a tu cerdo.

Aparentemente, es bastante redituable distraer a las personas para que piensen que están comiendo saludable.

Y como te comentaba anteriormente, esto no se trata de que nunca más vuelvas a comer lo que te gusta.

Está bien sacrificar un poco de salud por sabor, y disfrutar de algo que realmente quieres, siempre y cuando lo hagas conscientemente.

masticar despacio ayuda a adelgazar

Los trucos de la industria alimenticia pueden detectarse una vez que aplicas este truco:

Si el producto no es integral, es procesado, no es orgánico, tiene grasa trans, o no lo encuentras en la naturaleza; entonces tiene trucos de publicidad para tu cerdo.

Y es normal que al principio, cuando hagas algunos cambios en tus decisiones de alimentos, encuentres que la comida saludable no sabe tan bien.

Si has comido de cierta manera por algún tiempo, es normal que tu sentido del gusto haya sido afectado también.

Esto se debe principalmente a que tu cuerpo se adapta a todo, incluso a los sabores.

Si comes menos azúcar, las frutas comienzan a saber mejor. Cuando comes menos comida chatarra, los vegetales comienzan a saber muy bien, e incluso se te llegan a antojar.

Pero no tienes que forzar a que esto pase, sino que se da naturalmente.

Es sólo un resultado de volver al funcionamiento que debería tener tu cuerpo y su relación con la naturaleza.

Y tal vez ahora te estés preguntando: 

¿Qué pasa si recaigo y vuelvo a tener un atracón de comida?

 

¿Qué pasa si vuelvo a tener un atracón de comida?

Nada.

Vuelves a intentarlo.

Como un niño aprendiendo a montar bicicleta, o un bebé que comienza a hablar.

No vas a ser perfecto de la noche a la mañana.

Y está bien, así se supone que deba ser.

El truco está en levantarse siempre del suelo sabiendo por qué te caíste.

Sin juzgarte ni sentir culpa.

La duda, y la baja autoestima, son los cánceres psicológicos que le dan fuerza a los atracones de comida.

Cómo Encontrar La Motivación Para No Dejar De Hacer Ejercicio

Y cuando fallamos, éstas dudas hacen su aparición fuertemente.

Para eso, debemos tomar en cuenta que hay 2 formas de “hablar con nosotros mismos”, antes y después del atracón:

  • Antes de un atracón:
    • Tu plan alimenticio es 100% perfecto y definitivo.
    • Nunca vas a volver a cometer un error con él.
    • Nunca vas a volver a tener un atracón de comida.

 

  • Después de un atracón:
    • Eres un humano que se puede equivocar.
    • Analiza qué fue lo que salió mal y ajusta tu plan alimenticio de ser necesario.
    • Incluso puede ser una opción cambiar por completo tu plan alimenticio.
    • Estás practicando las reglas que te propusiste, pero esa práctica terminó y es hora de hacerlo en serio.

Antes del atracón, debemos comprometernos a llevar a la perfección nuestro plan, no hay líneas borrosas, por eso delimitamos qué es permitido y lo que no.

Un poco de ambigüedad en estos términos y el cerdo se desata.

Si esto pasa, debemos analizar qué fue lo que pasó y hacer los cambios necesarios para que el cerdo no vuelva a soltarse.

Y después NO vuelvas a atracarte de comida.

Recuerda, un atracón es incluso un sólo bocado de algo que no estaba en tu plan.

Con la práctica, te darás cuenta que los atracones ocurren simplemente porque fallaste al escuchar los gruñidos del cerdo, no porque tu plan tenía algún problema.

Cualquier gruñido de nuestro cerdo debe ser identificado claramente y enjaulado con mano firme.

Esto no va a ser cómodo, y eso es algo bueno.

 

La comodidad de la vida moderna

Algunas personas piensan que no pueden mantener al cerdo enjaulado porque es muy incómodo tener los antojos de algún alimento.

 

… ¿Y quién les dijo que tenemos que estar cómodos todo el tiempo?

 

Tampoco se trata de sufrir y ser masoquista.

Pero sí de tener el control a pesar de no estar cómodo.

El cerdo es un instinto de supervivencia, y piensa que va a morir si no tiene comodidad.

La comodidad no es algo necesario, sólo es un lujo.

Estar dispuesto a tolerar cualquier nivel de incomodidad para no volver a tener atracones de comida, es súper útil.

La industria de los alimentos procesados está en el negocio de presionar tus botones evolutivos de satisfacción a través de la comida:

  • alimentos calóricamente densos
  • con azúcar para alimentar a un pueblo entero
  • cantidades insanas de sodio
  • etc.

Para un cavernícola, encontrar comida con éstas características sería “ultrabeneficioso” para él, porque un alimento con estas características no se encuentran en la naturaleza.

Lo pongo entre comillas porque sería beneficioso en cuestión energética, para su supervivencia; pero aún así, el cavernícola estaría deficiente de muchos nutrientes.

Además le afectaría un poco menos porque estará mucho más activo cazando y buscando más alimento.

No como nosotros en la vida moderna, que somos puro Netflix and chill.

 

 

El principal problema con la incomodidad es la falta de disciplina.

Pero la disciplina, en vez de privarnos de cosas, en realidad, nos libera.

infografia porciones

NOTA: Un buen lugar para empezar a tomar acción y dejar de comer en exceso es controlar tus porciones de alimento.

Hice una infografía donde te explico, a modo de resumen, todo lo que necesitas saber sobre este sistema, para bajarla totalmente gratis haz clic aquí (incluye casos prácticos).

 

Disciplina vs arrepentimiento

 

“Una vida de disciplina es mejor que una vida de arrepentimiento” Jim Rohn.

 

… y tu cerdo está en completo desacuerdo con la frase anterior.

El cerdo quiere que creas que la disciplina te va a quitar libertad.

Cuando la realidad es completamente diferente.

Por ejemplo, dime si no, se siente que un mundo se te abre por delante cuando consigues tu licencia de manejo.

Pero lo que la mayoría de personas olvidan es que para adquirir esta libertad, primero tuvieron que aprender varias disciplinas:

  • señalamientos
  • como manejar el clutch, freno, acelerador
  • aprender a esquivar al transporte público sin enojarse…

Únicamente después de que logran tener una maestría en éstas disciplinas, entonces son libres.

La libertad no es gratis, sólo es para aquellos que están dispuestos a pagar su precio.

Tu cerdo dice que dejar de comer como lo hacías, va a quitarte libertad, pero la disciplina va hacer que:

  • tengas más energía
  • vivas sin enfermedades
  • comas sin culpa
  • vivas en el cuerpo de tus sueños
  • escojas qué comer, cuándo, y dónde
  • lograr más metas y tener la seguridad de que las vas a alcanzar
  • tengas más autoconfianza

Así es, la disciplina te libera.

Aunque muchas personas sienten que están atadas de manos porque su problema con la comida viene desde un aspecto psicológico, y no pueden hacer nada contra él.

 

La psicología de los atracones de comida

triste

Hay personas que piensan que el comer sin control es algo que tiene raíz en lo psicológico.

… ¿y luego?

Nada de esto importa porque tú eres tú ahora, en este momento de tu vida, y te está controlando un cerdo.

Y recordemos que Glenn, el autor de este libro, tiene un doctorado en psicología, y él es el que nos está diciendo que la psicología no importa en este asunto.

Sea cual sea la razón, éstas personas no necesitan conocer el porqué, sólo deben derrocar la autoridad del cerdo.

No importa si te dejo tu esposa, si tu papá te maltrató de niño, o si no era penal.

Todos tenemos que tomar una decisión en esta vida; buscar estar bien, o buscar venganza.

Es decir, podemos buscar la solución a nuestro problema para vivir feliz en el futuro; o buscar la venganza por las experiencias negativas y vivir en el pasado.

Otro problema psicológico que puede ocurrir, es la culpa.

Hay quienes no quieren darle una oportunidad a este sistema por sentir que, si fracasan, la culpa los llevará más bajo aún.

Pero si has estado prestando atención, ¿quién crees que es el que está pensando esto?

… ¡El Cerdo!

Thomas Alva Edison falló miles de veces y nunca dijo “soy un inútil”… al contrario:

 

“No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de cómo no hacer una bombilla.-Thomas Alva Edison

 

Si fallas, no lo veas como un fracaso, velo como un experimento.

Separa tu valor como persona, de los experimentos que llevas a cabo.

Todo en la vida es un experimento que nos enseña un dato más.

El cerdo tiene un plan para que falles, pero tú tienes un plan para tener éxito.

La vida no es lo que te pasa, sino el significado que le das a eso.

 

Conclusión

Glenn Livingston escribió un buen libro sobre algo que se necesita hablar de frente: Deja la comodidad y toma control de tu vida

Por más que sea catalogado como un libro para bajar de peso, es más bien una charla para hacernos ver cómo hemos perdido control de nuestros impulsos por intolerancia a la incomodidad.

A este impulso incontrolable, Glenn lo llamó “el cerdo”… y con justa razón.

La vida moderna nos ha enseñado a que tener un poco de incomodidad es inaceptable:

Si nuestros antepasados nos vieran actualmente, se reirían de lo que para nosotros es algo “incómodo”:.

Aww… ¿Tienes que caminar mucho del estacionamiento a la plaza comercial?…

Prueba caminar kilómetros sólo para conseguir algo de comida, como lo hacían nuestros antepasados.

Bien podríamos culpar a nuestras experiencias negativas, a la publicidad engañosa, a la falta de dinero/tiempo/etc.

Y sí, todos estos factores influyen…

Pero al final de cuentas, nosotros somos los únicos responsables de controlar nuestros impulsos.

No hay pastilla mágica que haga esto por ti.

Y no requiere más que delimitar ciertas reglas para saber qué es aceptable y lo que no.

Después es necesario que te comprometas a dejar al cerdo enjaulado.

Never Binge Again es un buen libro para quienes tenemos problemas de comer en exceso y compulsivamente.

A mí me ayudó mucho y lo recomiendo.

Si quieres leer completo puedes comprarlo en amazon dando clic aquí (la versión Kindle es gratis).

 

Esculpe tu vida, comienza con tu cuerpo.

-Mike.

¿Cuál es tu opinión?


Mike
Mike

Mike García es súper nerd, le encanta cargar cosas pesadas y la ciencia que hay en eso.

    1 Response to "Cómo Dejar De Comer En Exceso (Reseña Del Libro Never Binge Again de Glenn Livingston)"

    • Mike

      Gracias por pasar por aquí y leer mi artículo, espero que te haya gustado.

      Si tienes alguna duda o sugerencia puedes hacerlo en esta sección. Me esfuerzo por responder todos los comentarios en el blog, así que comenta con toda confianza.

      Si te gusta lo que has encontrado en el blog puedes suscribirte a mi lista de correo, es gratis y vas a recibir semanalmente información sobre salud y fitness basado en ciencia (y cómo hacer que encaje en tu vida), rutinas de ejercicio, recetas saludables, artículos para mantenerte motivado, ¡y mucho más!

      Además te regalo las guías para iniciar una vida fit REAL.

      Para suscribirte puedes ir aquí e ingresar tus datos:

      https://esculpetucuerpo.com/infografia-vida-fit/

      Tu información está completamente segura, valoro 100% tu privacidad.

      ¿Cuál es tu opinión?

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.