La Guía Completa Para Pagar 6 Meses de Gimnasio, Suplementos y Ropa Deportiva, Sin Endeudarte

Mis manos sudaban… mi mente no dejaba de pensar en lo que acababa de hacer…

Mientras observaba la pantalla de mi computadora, mi corazón latía fuertemente cada que veía esas líneas subir y bajar.

 

no tengo dinero para un gimnasio estrategia

 

Ya tenía experiencia con este tipo de situaciones, pero no así de volátil.

Pensaba que había cometido un error… que era un idiota por haberme dejado llevar por mis impulsos.

Así que dejé de ver mi computadora por varios meses, frustrado por la mala decisión que había tomado, pero al final de cuentas, fue MI decisión, y por lo mismo, estaba más tranquilo.

Al cabo de un par de meses, revisé mi cuenta para ver qué tal me había ido… mi dinero había crecido 490%.

Sí, leíste bien… ¡490%!

Lo interesante es que este fue el rendimiento total de lo que invertí, pero esto se dio porque, algunos activos donde puse mi dinero (ya te explicaré en unos momentos) bajaron su rendimiento, haciéndome perder algo de lo que había invertido.

Pero dentro del mismo tipo de activos, uno de ellos tuvo un rendimiento de ¡1,333%!

 

 

 

Sí, mi dinero creció 13 veces más, mientras estaba viviendo mi vida normal, mi dinero estaba trabajado por mí.

Eso no te lo da ni el mejor banco del mundo.

Ya sé ya sé… tal vez justo ahora pienses que quiero decirte que entres a mi “red de la flor de la abundancia” o algo parecido. Pero no, en lo más mínimo.

 


*Con este primer disclaimer, quiero decirte que no obtengo absolutamente NADA de beneficios compartiéndote lo que estoy a punto de revelarte.

Tampoco tengo ninguna afiliación a nada de las herramientas que voy a platicarte.

Únicamente me dedico a ayudar a las personas a que tengan la vida que siempre han deseado tener, empezando por su salud, y por eso tengo este blog, donde te ayudo a lograr el cuerpo de tus sueños sin tanto esfuerzo.

Pero decidí también platicarte sobre estos temas de finanzas personales, porque aceptémoslo, el dinero no es lo más importante… pero ¡ah como ayuda!


 

En unos momentos te voy a platicar qué fue lo que hice para ganar estos rendimientos sin siquiera salir de mi casa, pero déjame decirte que estamos ante una gran oportunidad para ganar dinero.

Y si crees que voy a venderte algo al final, o que voy a engatusarte para que me des dinero, déjame decirte que no va a pasar.

Antes había tocado brevemente el tema de finanzas personales, pero en esta guía lo hago específicamente sobre este tema.

Así puedo compartirte algunas de las estrategias que me han ayudado muchísimo a mejorar mis finanzas personales, y claro, aprovecharlas para el fitness.

 

¿Quién soy yo para decirte qué hacer con tu dinero?

Como ya sabes, soy Mike García, y me dedico a escribir sobre salud y fitness basado en ciencia.

Tengo algunas certificaciones en nutrición y entrenamiento.

Y probablemente te preguntes:

 

Oye Mike… ¿y tú qué sabes de invertir?

 

Te entiendo y es completamente lógico que me cuestiones eso.

Para responder fácilmente esa pregunta, te respondería así: No soy nadie.

Es más, ni siquiera deberías hacerme caso a lo que voy a decirte,  cierra ya está ventana y olvida todo lo anterior.

Pero si de algo puedo hablar, es de mi experiencia propia y cómo puedes beneficiarte de ella.

Estudié Administración de Empresas.

Aunque es algo totalmente diferente al fitness, las finanzas personales es un tema que me gusta mucho y puedo ayudar a muchas personas con esto.

He llevado muchos cursos de inversiones, y he leído infinidad de libros sobre el tema.

Esta es una foto de una parte de mi librería:

 

no tengo dinero para un gimnasio
ñoñazo

 

No tengo todas las respuestas, y no soy un experto en el tema, pero te invito a que me leas con algo de escepticismo (eso es lo que yo haría), y si al final, decides implementar esta técnica, pues qué bien, y si no, no pasa nada, ya habrán otras oportunidades.

Pero al menos, puedes probar, y gastar, o mejor dicho, invertir lo de una mensualidad del gimnasio y que eso te dé para pagar por 6 meses de la suscripción, más suplementos, más ropa deportiva, más… ya sabes, todo eso.

Para eso, primero tenemos que tener la mentalidad correcta:

 

Ten una mentalidad de generar más y no de evitar la pérdida

En el libro “why smart people make big money mistakes“, mencionan un experimento muy interesante, con dos escenarios diferentes:

 


Escenario 1:

Imagina que te acaban de dar $1,000 pesos (50 USD) y te han pedido que escojas entre dos opciones:

Opción A: Te garantizan ganar $ 500 pesos adicionales.

Opción B: Vas a echar un volado, si sale cara, ganas otros $1,000 pesos; si sale cruz, no ganas nada más.

¿Qué opción escogerías?

 


Escenario 2:

Imagina que te dan $2,000 pesos (100 USD) y te dan a escoger entre dos opciones:

Opción A: Te garantizan perder $500 pesos.

Opción B: Vas a echar un volado, si sale cara, pierdes $1,000, si sale cruz, no pierdes nada más.

¿Qué opción escogerías?

 


 

La investigación encontró que las personas tienden a escoger la opción A en el escenario 1, y la opción B en el escenario 2.

A pesar de que el resultado en ambos escenarios es el mismo, tienes $1,500 pesos seguros, o tienes la oportunidad de ganar $1,000 o $2,000 pesos.

Pero al escoger la opción A en el escenario 1, las personas muestran ser más conservadoras si pueden asegurar las ganancias.

Y elegir la opción B en el escenario 2, las personas muestran que están dispuestos a arriesgar más si eso significa evitar pérdidas.

Es decir, en pocas palabras, somos como Gollum y su anillo, pero en nuestro caso, es con el dinero. Nos pone mal arriesgarlo.

 

 

 

Aunque puedas ganar más, con un poco de riesgo, le tenemos aversión a perder dinero que ya teníamos “seguro”.

 

Le tenemos aversión a perder dinero que ya teníamos 'seguro' Clic para tuitear

 

Tal vez se deba al instinto de supervivencia o qué se yo, pero esta es una gran barrera que no nos permite tomar acciones más audaces para generar más ingresos.

Así que, lo primero que quiero comentarte, es que dejes la mentalidad de “dejar de gastar”.

 

Mejor ten una mentalidad de “generar más con lo que tienes”.

 

Ser ahorrador y no despilfarrar el dinero en tonterías está bien, pero tomar riesgos para obtener más retorno de capital es una muy buena opción también.

Si te das cuenta, la mayoría de consejos de los “gurús” de finanzas personales, son sobre dejar de comprar capuchinos mokalattedeslactosadosvanillalight de starbucks… pero ¿y si sí quieres uno todos los días?

 

 

Hey, tal vez no sea la bebida más saludable, pero si la tomas en cuenta en tu balance energético diario, puedes tomar uno cada día y aún así tener un cuerpo que te guste.

Tenemos que tener una mentalidad de abundancia y no de escasez, el mundo es muy abundante.

La salud, el dinero, el amor, la diversión, todo es abundante en este planeta, sólo hay que saber como conseguirlo.

Y si estás leyendo este post, probablemente hayas pensado algo como esto:

 

Quiero hacer ejercicio, pero no tengo dinero para un gimnasio

  • No tengo dinero para un gimnasio.
  • No me puedo permitir pagar una mensualidad de gym.
  • Tengo una suscripción con la señora de los tamales y la estimo mucho.

Pueden ser muchas las excusas para no ir a un gimnasio, y la del dinero es una fuerte.

Pero basta de excusas, si quieres algo tienes que encontrar la manera de conseguirlo.

Tal vez pienses que ir al gimnasio cada mes sea un gasto superfluo… yo te digo lo contrario.

Si vas a invertir en algo, que sea en tu salud. Tu salud es la mejor inversión de tu vida.

 

La salud es la mejor inversión de nuestras vidas. Clic para tuitear

 

Además de verte mejor, te sentirás mejor, y literalmente, te estás regalando años de vida.

Y es que tienes razón, el Grupo Milenio y Vanguardia, encontraron que la mensualidad de un gimnasio va desde los $150 a los $2,000 pesos.

Si hacemos una media de estos precios, encontramos que una membresía mensual a un gimnasio regular está aproximadamente entre $700 y $1,000 pesos aproximadamente.

Y eso es nada más del gym, falta la comida saludable, la ropa para hacer ejercicio, tenis, entrenador, suplementos, etc.

 

 

 

Sabiendo esto, ¿que pasa si te digo que hay una manera de financiar esto sin deuda, invirtiendo únicamente una décima parte de lo que te costaría?, e incluso puede darte para más.

En un momento te voy a dar los pasos exactos para lograr esto.

Pero primero, quiero platicarte los problemas que ha tenido el dinero durante su evolución y por qué estamos ante una gran oportunidad.

 

La evolución del dinero

El mundo está cambiando.

La única constante que existe es el cambio.

 

La única constante que existe es el cambio. Clic para tuitear

 

Y vaya que el dinero ha cambiado.

La economía, en sus inicios, comenzó con el trueque: yo hago zapatos y tu arroz. Yo te doy calzado y tú me das comida.

Con el tiempo, se dieron cuenta que este sistema era algo injusto, así que se evolucionó a utilizar los metales, ya que eran valiosos y escasos.

Pero también se dieron cuenta de que era demasiado incómodo (e inseguro) mantener todo ese metal en casa.

Después de muchos años, se sufrió otra evolución, y se pasó de metales a divisas.

Es decir, a billetes y monedas.

 

abraham lincoln fitness

 

Hasta hace unos años, los países y su economía se respaldaban únicamente por la cantidad de oro que tenían, y en base a eso valuaban su moneda.

Hoy en día, las cosas han cambiado, y no sólo el oro aprecia o deprecia una moneda, sino también su confiabilidad política, sus empresas, etc.

Por lo cual, decidieron utilizar alguna herramienta que nos permita intercambiar valor monetario de manera justa y estandarizada.

Esta evolución fue muy buena, ya no necesitamos hacer trueques injustos, ni guardar metales en casa, y en general, es un intercambio mas justo.

 

¿En dónde está el problema entonces?

 

El problema está en el sistema bancario actual.

Actualmente, cada país tiene su propia divisa: dólar, peso, quetzal, piedrólares, etc.

Y además, cada banco tiene sus comisiones por transacción y costos ocultos como tasas súper infladas de interés… además de que te marcan todo el santo día para ofrecerte créditos.

 

 

 

Claro, saben que ahí está la gallina de los huevos de oro, te prestan dinero, que después tienes qué regresar con 45% o más de intereses.

Además, las personas que trabajan en el banco saben cuánto dinero tienes, y cuándo has retirado sumas importantes de dinero. Esto tampoco es conveniente.

Estos son sólo algunos problemas con el sistema bancario actual, y por eso es que, en los próximos años, todo parece apuntar a que habrá otra evolución grande al sistema económico actual.

Pues bueno, después de tanto alboroto, ¿de qué estoy hablando?

Tal vez ya hayas escuchado de ellas, pero una cosa es escuchar, y otra comprender lo que son y el impacto que pueden tener un tu vida futura.

 

Estoy hablando de las criptomonedas.

 

Aquí es donde vas a ver el valor de las criptomonedas, al solucionar todos (o la mayoría) de problemas con el sistema bancario actual.

 


*En este punto debo hacerte un segundo disclaimer, ya que no soy un experto en finanzas, aunque llevo años en esto, no puedo asegurarte un rendimiento seguro… nadie puede, y si sí te lo aseguran, te están engañando.


 

¿Qué son las criptomonedas, y cómo me van a pagar el gym?

bitcoin

 

Ok, ya tienes una idea muy resumida de la evolución que ha sufrido el sistema económico actual.

También ya entendemos los problemas que existen con este sistema actual.

Ahora vamos a entender qué son, cómo funcionan y cómo resuelven estos problemas las criptomonedas.

Básicamente, las criptomonedas son dinero digital, sin instituciones intermediarias.

No existe un banco, o cajeros, ni nada por el estilo (aún).

Lo que pasa es que, cuando compras criptomonedas, tienes un sistema digital para comprar, vender, transferir, y lo que quieras hacer, sin necesitar de un banco.

Esto tiene sus ventajas y desventajas, además de que no está regulado por una institución que “avale” las transacciones.

Pero justo ahí también está su poder.

 

Mira, si no necesitas de intermediarios (bancos), no tendrás que pagar comisiones extras, no tienes que guardar tu dinero en una cuenta bancaria (que te da un interés despreciable), y además nadie sabrá cómo ni cuánto gastaste.

Y no sólo eso, además de todos estos beneficios y problemas que soluciona, estas monedas también suben su valor al ser cada vez más demandadas por las personas.

Por ejemplo, si hubieras comprado 100 dólares en bitcoin (la criptomoneda más conocida) a finales del 2011, hoy tendrías la nada despreciable cantidad de: 58,309 dólares, algo así como $1,107,889.81 pesos mexicanos.

Yo creo que ya te alcanza para algunos meses de gym… ¿no?

 

 

 

Y sólo “arriesgando” 100 dólares… ¿eso te parece un verdadero riesgo?

(Si aún crees que perder 100 dólares es un riesgo, por favor ve otra vez a la sección de “mentalidad correcta” de este post).

Bien podría hablarte del funcionamiento de la estructura de las criptomonedas, como el blockchain, el proof of work, proof of stake, etc., que son la manera en la que las transacciones de las criptomonedas se llevan a cabo.

Pero no voy a hablarte de eso, ya que hay personas mucho más capacitadas que yo para explicarte eso.

De lo que voy a hablarte es de cómo puede beneficiarte a ti y pagar tu vida fit.

Pero antes, vamos a ver cuántas hay, y cuál es el costo de ellas.

 

¿Cuántas criptomonedas hay?

Muchísimas.

Más de 900 criptomonedas.

Y la realidad es que el 90% de ellas van a desaparecer.

Aquí es cuando la gente te dice:

 

“¡ya ves!, te dije que era una burbuja y que era un fraude”.

 

 

Pero déjame decirte que esto mismo pasó con la burbuja del internet entre los años 2000-2002.

En aquellos años, cuando el internet estaba comenzando, y la mayoría de personas no le tenía confianza, muchos comenzaron a especular con estas empresas.

No puedo imaginarme un mundo donde las personas pensaban que el internet no iba a durar, y míranos ahora, somos puro Facebook.

 

(ejem… por cierto, ¿sabes que puedes compartir este post dando clic al cuadrito azul con una ” f ” blanca que aparece abajo o a la izquierda de tu pantalla?)

Lo que sucedió fue que, mientras comenzaban a salir muchísimas empresas de “internet” al mercado, así comenzó la gente a invertir en estas empresas.

El problema está en que la mayoría de estas empresas eran prácticamente, empresas “patito”.

Obviamente desaparecieron al no poder sustentarse en el mercado, arrastrando a las verdaderas empresas valiosas que eran probablemente el 10% o 5% de la industria.

Google, apple, y muchas otras empresas, estuvieron en la trinchera en estos años, sufriendo el desplome del valor de sus empresas.

Pero una vez que la burbuja reventó y las máscaras cayeron, las empresas que sobrevivieron llegaron a valuarse increíblemente.

Algo parecido pasa con las criptomonedas.

Existen muchísimas, y cada una tiene una razón de ser.

Por ejemplo, Ethereum es una criptomoneda que tiene un sistema de “avalación” de contratos, es decir, si necesitas realizar un contrato de compra venta, ya no necesitarías contratar a un notario para avalar este contrato.

Tampoco tendrás que pagar por un contrato de, digamos, un seguro. Al hacer el pago del seguro con ethereum, automáticamente estaría avalado un contrato también.

 

¿Dime si no esto es conveniente?

 

Pero así como hay moneas que realmente sirven, existen otras que no vienen ni al caso, o que a ti probablemente no te vayan a beneficiar.

Por ejemplo, existe una criptomoneda llamada coffe coin.

Lo que hace coffe coin es permitir a algún productor cafetalero, vender su café desde Indonesia directamente a un comprador en América sin pasar por el sistema bancario tradicional, y los gastos que este sistema incluye.

El productor recibe un mejor precio por su café, el comprador recibe también un mejor precio, y además, ambos se mantienen completamente anónimos en la transacción.

¿Es valioso el coffe coin?, para productores y distribuidores de café, claro que sí.

¿Para ti?, no tanto.

Así que no tienes que comprar todas las criptomonedas, sólo necesitas un plan.

Lo que te voy a recomendar más abajo es una estrategia sólida, pero vamos por partes.

 

¿Cuanto cuestan?

Si has leído hasta aquí, ya estás más interesado en comprar algunas criptomonedas.

La criptomoneda más “confiable” al día de hoy es el bitcoin.

Es como el América de las criptomonedas, te guste o no te guste cómo jueguen, los ves siempre para amarlos o para odiarlos.

 

Que quede claro que no soy el del gif y que no le voy al América.

 

Así que, si quieres comprar un bitcoin, al día de hoy, tiene un costo aproximado de $10,970 dólares, que en pesos mexicanos serían $ 203,274.10 pesos al tipo de cambio de hoy ($18.53).

Sí, leíste bien, UN bitcoin cuesta $203,274 pesos, y el precio cambia día a día.

Pero eso no quiere decir que tengas que comprar un bitcoin completo, esa es otra ventaja de las criptomonedas.

 

Puedes comprar fracciones de bitcoin.

 

Es decir, no importa cuánto dinero tengas para invertir en bitcoin, lo que importa es cuánto se aprecia (sube su valor) desde el momento en que compraste la criptomoneda.

Puedes comprar $1,000, $100, o $ 500 pesos, no importa, lo que importa es cuándo los compres.

Claro, lo ideal habría sido comprar bitcoin en abril de 2011, cuando un bitcoin costaba $0.77 dólares.

Si hubieras invertido 100 dólares en esas fechas, hubieras comprado 130 bitcoins, que al día de hoy valdrían $1,426,100 dólares, que en pesos mexicanos serían $26,425,633.

 

¿Para cuántos botes de proteína te alcanzaría?

 

Después de leer esto tal vez pienses que llegamos tarde a la fiesta.

 

 

 

Pero déjame decirte que estamos en buen momento.

 


*Aquí debo poner mi tercer disclaimer porque no puedo asegurarte rendimientos concretos. De hecho existe una frase muy famosa en el mundo de las finanzas que dice:

“Rendimientos pasados, no aseguran ganancias futuras.”


 

Rendimientos pasados, no aseguran ganancias futuras. Clic para tuitear

 

Es decir, que lo que ya pasó, no quiere decir que vaya a volver a ocurrir.

Pero eso no quiere decir que esta no sea una gran oportunidad.

Más abajo te enseñaré por  qué pienso que estamos a tiempo.

 

Por qué estamos en buen momento para comprar criptomonedas

Las criptomonedas tienen periodos a la alza y a la baja.

Esto se debe a muchos factores económicos, políticos, sociales, etc.; incluso una noticia falsa puede afectar su rendimiento.

Y en este momento, enero de 2018, estamos en un buen tiempo para entrar en estos activos.

Pero para mostrarte por qué hoy es un buen momento, voy a enseñarte las gráficas del precio del bitcoin del año 2010 al 2012:

 

bitcoin gimnasio

 

 

Viendo la gráfica anterior, imagínate que hubieras comprado bitcoins en enero de 2010.

Hubieras pasado meses sin ver mayores beneficios, pero en mayo-junio el precio explotó hacia arriba, pasando de $0.10 centavos de dólar, a costar $ 29.24 dólares en su parte más alta.

Es decir, si en lugar de comprarte ese reloj de $500 pesos que tanto te gustaba, y que hoy está tirando quién sabe dónde, lo hubieras invertido en bitcoins, en un año, esos $500 pesos se habría convertido en $146,200 pesos.

 

¿Buena inversión no?

 

Ok ok ok… en aquellos tiempos el bitcoin estaba comenzando y era muy difícil conseguirlos, y la confianza en la moneda estaba por los suelos.

Además, imagínate que hubieras comprado precisamente en lo más alto de la gráfica.

Tu dinero habría bajado muchísimo su valor a partir de ahí hasta octubre-noviembre.

Esos $500 pesos se habrían convertido en $ 45 pesitos.

Y te sentirías como un idiota.

 

fail

 

La confianza en el bitcoin se hubiera desvanecido y pensarías que fue el fin del bitcoin.

Aquí, derrotado, hubieras vendido tus bitcoins perdiendo un 90% de lo que invertiste… pero ¿qué habría pasado si hubieras decidido aguantar los catorrazos?

Pues para eso son las gráficas, para mostrarte lo menso que es uno y las oportunidades que pierdes… y también para ver los precios.

Así que fíjate en la siguiente gráfica, que muestra el precio del bitcoin de abril de 2011 a abril de 2013:

 

precio bitcoin fitness

 

¿Recuerdas el bajón que dio en la gráfica anterior?, ¿esa gran caída en picada que se veía y que parecía el fin del bitcoin?

Pues está aquí:

bitcoin pagar gimnasio

 

Sí.. es aparatosa caída donde tus $500 se convirtieron en $45 pesos, no es nada comparado a lo que ganó en abril de 2013.

Paso mucho tiempo.. sí, pero si hubieras aguantado la bajada del precio, esos mismos 500 pesos, después de dos años valdrían la nada despreciable cantidad de $991,950 pesos.

 

¿Dime qué negocio te da eso en sólo dos años sin hacer prácticamente nada?

 

Pero ahí no para la cosa.

Sigamos con este experimento, y avancemos la gráfica unos meses más, a octubre del 2013, donde el precio subió de nuevo, y donde se ve la flecha verde, fue donde paró la subida estrepitosa de la gráfica anterior:

 

precio bitcoin fitness gym

 

Así es, a pesar de que la gráfica anterior a esta, se veía una subida casi insostenible del precio, volvió a hacerlo y con mucha más fuerza.

Y no te voy a engañar, después de esta fecha el precio bajó muchísimo, esta es la gráfica de abril-julio de 2015, dos años después:

bitcoin fitness

 

¡Pum! ¡En picada!

 

“¡Ya ves! ¡Te lo dije!, esto es una estafa bla bla bla…”

 

Ok… en dos años sólo hubieras visto caer tu dinero.

¿Y si hubieras aguantado?, esta es la gráfica de lo que pasó dos años después, a finales de 2017, donde la flecha verde te muestra el “bajón” que dió en 2015:

 

bitcoin pagar gym

 

Aquí, en el punto más alto del bitcoin a finales del 2017, tus $500 pesos, con los que empezaste en 2010, se habrían convertido en $95,967,600 pesos.

 

Si en 2010, hubieras invertido $500 pesos en bitcoin, en 2017 habrías tenido $95,967,600 millones de pesos. Clic para tuitear

 

Te lo voy a poner en letra para que “pegue más” este número:

 

“Noventa y cinco millones, novecientos sesenta y siete mil, seiscientos pesos.”

 

¿Qué tuviste qué hacer para ganar ese dinero?, únicamente, desde tu computadora, comprar 500 pesos de bitcoin.

Sin trabajar, sin administrar un negocio, sin nada… únicamente aguantar los bajones del precio.

Entiendo, es muy difícil predecir cuándo entrar a comprar un criptomoneda, ni siquiera los expertos le atinan al 100%.

Así lo demostró este estudio, donde se encontró que los monos son mejores inversionistas que los traders profesionales.

Pero hagamos otro experimento, digamos que no entramos en 2010… digamos que se nos fue el tren y que le hicimos caso a las noticias que decían que era un fraude.

Entonces, digamos que entramos a bitcoin en, no sé… Febrero de 2014.

En ese caso, tus $500 pesos se habrían convertido, al final de 2017 en $ 13,441 pesos.

 

¿Nada mal no?

 

A pesar de no ser los grandes rendimientos del mundo, ¿dime si no es una gran inversión?

Pero bueno, ¿qué hacemos ahora?

Hoy amigo mío, estamos ante una oportunidad buena, el precio del bitcoin dio un retroceso importante a principios de 2018:

 

como pagar gym con bitcoin

 

¿Qué por qué es esto una ventaja?

Por que lo mismo hizo a principios de 2017:

bitcoin baja 2017

 

A principios del 2016:

 

bitcoin pagar gimnasio por un año

 

Lo mismo en 2015:

bajón 2015

 

2014:

baja bitcoin 2016

 

Y así sucesivamente.

Entonces, si vemos el panorama completo, las “catástrofes” del bitcoin, donde el precio bajó muchísimo en picada, viéndolos en un gráfico a través de toda la historia del bitcoin, están aquí:

bitcoin vista completa

 

Las flecha verdes muestran todos los descalabros sufridos por el bitcoin y que fueron donde te puse los ejemplos anteriores.

 

Pero fíjate en la flecha roja.

 

A principios de 2018, el bitcoin está repitiendo lo que ha estado haciendo cada año, bajar su precio.

Esto es una gran oportunidad para entrar a un buen precio.

Es como cuando el gym te da promociones por ser diciembre, para que por favor vayas en esas fechas.

Así que, no hay duda, el mejor tiempo para haber entrado a bitcoin fue en el 2010, después den el 2011, luego en el 2012… y así sucesivamente.

El siguiente mejor momento para entrar es hoy, en enero de 2018.

Y es que, tal vez pienses que la alza del bitcoin ya llegó a su fin.

Pero no podrías estar más equivocado. El bitcoin y las criptomonedas llegaron para quedarse.

¿Lo más interesante de todo?

Esto sólo es el principio.

 

El futuro de las criptomonedas

¿Tú crees que Uber, AirBnB, Netflix, Amazon, son empresas exitosas?

 

 

 

Lo más probable es que me respondas que sí.

Pero imagínate en los años 90, cuando internet apenas estaba comenzando, las personas no sabían cómo funcionaba, ni qué tan importante iba a ser internet para nosotros hoy en día.

Si tú viajaras al pasado, y les dijeras a estas personas que, desde internet, hoy puedes:

  • ver televisión
  • comprar cosas sin salir de casa
  • estar conectado con tus familiares a miles de kilómetros de distancia
  • trabajar desde casa
  • quedarte en casas de personas en lugar de hoteles
  • utilizar los coches de otras personas en lugar de taxis
  • estudiar remotamente
  • tener toda la información del mundo en la punta de tus dedos
  • ver videos de gatos
  • etc.

 

Se reirían de ti y te tomarían a loco.

 

 

 

Probablemente hoy estamos pasando lo mismo con las critpomonedas.

Estas divisas solucionan un montonal de errores que existen hoy en día en nuestro sistema bancario.

 

Y pienso fuertemente que puede ser el futuro de nuestra economía.

 

En unos años, será lo más normal del mundo mandar pagos mediante bitcoin, realizar contratos mediante ethereum, realizar transferencias bancarias mediante ripple, etc.

Así como las personas en los 90 pensaban que internet era algo pasajero, y al día de hoy es prácticamente indispensable, así creo que serán las criptomonedas.

Muchos compran bitcoins con la idea de venderlos al cabo de unos días para ganar un pequeño rendimiento.

Pero si alzamos más la vista a largo plazo, vamos a ver que el potencial que tiene esto es inmenso.

Incluso hasta aquí puedo escuchar tu siguiente pregunta:

 

“…¿pero esto es seguro?, ¿no voy a perder mi dinero?”

 

… ¿Es seguro viajar en coche?, según las estadísticas: no, pero aún así viajas todos los días en él.

No hay nada seguro en esta vida, pero existen maneras de protegernos de cualquier posible desgracia.

Por lo mismo, no puedo asegurarte que esto va a pasar en el futuro, pero sí puedo darte una estrategia a seguir y opciones a tomar.

 

Cómo minimizar el riesgo

El problema de las criptodivisas es que son muy volátiles.

Puedes ver movimientos del 30%, 45% o más en un día.

Para protegerte de todo esto, vamos a poner 2 reglas:

  • Nunca invertir todos tus ahorros
  • No poner todo en una sola moneda

 

Nunca invertir todos tus ahorros

Sí, pienso que las criptomonedas son el futuro, pero yo no soy adivino, y también pueden acabar muy mal.

Por este motivo, te sugiero que, si quieres probar a comprar algunas criptomonedas, lo hagas con cantidades pequeñas, por ejemplo, lo equivalente a una cuota mensual del gym, es decir $1,000 pesos.

Otra opción, sería invertir un porcentaje pequeño de tu salario mensual, por ejemplo un 5%.

Así, si ganas digamos, $8,000 pesos (430 USD) entonces invierte $400 pesos (21 USD). El mínimo monto de compra, por lo regular, es de $100 pesos (5 USD).

De esta manera estarás invirtiendo únicamente un monto que no te va a causar ningún problema si llegas a perderlo.

 

No poner todo en una sola moneda

En el mundo de las finanzas hay una analogía muy correcta, y es la de la motocicleta y el trailer.

¿Qué vehículo te parece más estable, una motocicleta o un trailer?

Lo más lógico sería el trailer, debido a que tiene muchas más llantas que la motocicleta.

Si vas en moto, y se te revienta una llanta, tendrás mucha suerte si no te quiebras algo.

 

 

 

Pero si vas en un trailer, una llanta ponchada es problema, pero no uno grande, porque tienes muchas otras llantas que te permiten seguir adelante.

Lo mismo pasa con las inversiones.

Si pones todo tu dinero en una sola inversión, y esa se viene abajo, pues todo tu dinero también.

En cambio, si distribuyes tu dinero en varios activos (llantas), entonces vas a tener un portafolio de inversión más estable, balanceando las pérdidas de unos con las ganancias de otros.

En mi opinión, lo ideal sería invertir mínimo en 3 criptomonedas.

Las que puedo recomendarte con Bitcoin, Ethereum y Ripple.

Cada una tiene sus ventajas y desventajas, y solucionan problemas que las otras no.

Pero a grandes rasgos:

  • Bitcoin: Es el “padre” de todos, la más conocida, más fuerte y de mayor alcance mediático. Por lo mismo, tiene que estar en tus inversiones.
  • Ethereum: 2018 pinta muy bien para esta criptomoneda por ciertos cambios estructurales en su plataforma, lo que la va a convertir en una de las opciones más seguras de operaciones con criptomonedas.
  • Ripple: es interesante que es la única criptomoneda (hasta ahora) especializada para instituciones bancarias. Su plataforma ayuda a bancos a realizar transferencias bancarias internacionales, que antes tardaban mucho tiempo, a hacerlas en cuestión de 2 a 3 segundos.

 

Pero basta de teoría, vamos a la práctica.

Fist bump si estás listo para comenzar.

 

hiit-entrenamiento

 

 

Cómo comprar criptomonedas

 


Existen muchas maneras de comprar criptomonedas, pero hay dos generales.

A través de un sitio web dedicado a esto, o mediante un multinivel.

No te recomiendo la opción de multinivel, ya que con este modelo, prometen regresarte un porcentaje mensual, que es “seguro” pero con un rendimiento mucho menor.

Y además, estarías quitando precisamente muchos de los beneficios que tienen las criptomonedas.

Lo mejor sería que compres directamente.

 

Así todo el control lo vas a tener tú.

 

Además vas a tener la flexibilidad de comprar y vender las monedas que quieras, cuando quieras.

Existen varias plataformas para comprar criptomonedas , pero yo he encontrado muy fácil de usar y bastante confiable a Bitso.

 


*Aquí debo poner mi cuarto y último disclaimer para comentarte que NO tengo ningún tipo de afiliación con bitso, y que no gano nada de recomendarte su servicio

Únicamente es que yo uso esa plataforma y por eso la recomiendo, nunca te recomendaría algo que yo mismo no haya probado.


 

El sistema para darte de alta es muy fácil, te indican todos los datos que debes poner y se manejan por niveles:

  • 1: puedes fondear y retirar hasta $5,300 pesos.
  • 2: Puedes fondear y retirar hasta $150,000 pesos.
  • 3: Puedes fondear y retirar hasta $1,000,000 pesos.

 

Para el nivel 1 sólo necesitas datos básicos como nombre, email, etc.

En el nivel 2 necesitas identtificación oficial, comprobante de comicilio y haber hecho operaciones por $5,000 pesos.

Para ser del nivel 3 necesitas tener un contrato de servicios firmado y enviado por correo a bitso, además de comprobación de ingresos.

¿Qué te recomiendo yo?, que empieces lento, paso a paso.


Pruébalo, no pierdes nada… bueno… dinero… pero eso siempre regresa, las oportunidades NO.

Bitso tiene a tu disposición las tres criptomonedas que te recomendé: Bitcoin, Etherem, y Ripple.

Te sugiero que compres esas para empezar a empaparte del sistema.

 

Conclusión

Espero con este post, haberte mostrado evidencia suficiente para animarte a tomar acción en esta oportunidad.

De nuevo, yo no gano absolutamente nada con esto, no tengo afiliación con nadie y no quiero que pienses que voy a obtener algo con esto.

Mi experiencia con las criptomonedas ha sido favorable y por eso se la comparto a mis lectores.

Sin embargo, a pesar de que esto es una gran oportunidad de inversión, porque, a mi forma de ver las cosas, esto apenas está empezando, no te recomendaría que inviertas más de lo que puedas resistir.

Me explico:

 

Existen diferentes perfiles de inversionistas:

  • Conservador
  • Moderado
  • Agresivo

Es decir, hay personas que soportan muy bien los bajones y subidas de los activos, mientras que otras se vuelven un manojo de nervios de ver las líneas de las gráficas subir y bajar.

Mi opinión, y únicamente mi opinión, es que inviertas una cantidad que te deje dormir tranquilo por las noches, sabiendo que puedes, incluso, perder toda esa cantidad y que no tengas problemas financieros después.

Es por eso que este post habla de cómo puedes financiarte un año de gym con una décima parte de tus ingresos, porque es una cantidad que no te va afectar y que puede traerte muchos beneficios con el tiempo.

Lo que no debes hacer es poner todos tus ahorros en las criptomonedas, porque sí, todo parece indicar que va a ser el futuro de la economía, pero pueden pasar muchísimas cosas, y más vale prevenir que lamentar.

Como bien lo explica Nassim Taleb con su concepto de antifrágil,  debemos buscar sistemas que nos permitan tener muchos pequeños fracasos, pero que provoquen grandes resultados una vez que se comprueban exitosos.

 

¿Tienes otras maneras más seguras e invertir tu dinero?

 

Si, claro que sí.

Pero esta oportunidad no te la va a dar ninguna otra, estamos justo en el momento exacto para tomar acción.

O también está la posibilidad de entrar justo en un bajón de las criptomonedas… que como te he mostrado, no es raro.

Aún así, yo me hundo con el barco.

Sí, yo decidí invertir en criptomonedas al largo plazo, no pienso desprenderme de ellas hasta en unos años, dependiendo como esté la valuación.

Creo que es lo más sano que puedes hacer para poder invertir sin que te afecten las fluctuaciones del precio.

Espero que esta guía completa te haya servido para, al menos, poder financiarte un nuevo short para hacer ejercicio… o ya sabes, tal vez toda la tienda de ropa

 

Esculpe tu vida, comienza con tu cuerpo.

-Mike.

 

 


Mike
Mike

Mike García es un apasionado de transformar la mente, el físico, y la vida de las personas. Además de ser súper nerd, le encanta cargar cosas pesadas y la ciencia que hay en eso.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.