No es magia… no es una pastilla traída de África… ni siquiera es un aparato de ejercicio “súper quemador de grasa”:

Nada de esto va a lograr que cambie tu estilo de vida a uno más saludable… menos a transformar tu cuerpo.

Y si lo logra, créeme que será por un lapso de tiempo muy corto.

El problema está, en que por lo general, creemos que somos como somos y que no podemos hacer nada al respecto.

Cuántas veces has escuchado a alguien decir:

 

“es que no puedo bajar de peso… así soy”.

 

Lo que estas personas no saben, es que tienen TODO el potencial para transformar su cuerpo como quieran.

El detalle está en que NO SABEN qué es lo que tienen qué hacer para lograrlo.

Y confunden esto con “así soy y no voy a poder cambiar”.

Si algo quisiera que supieras es que, la manera simple de transformar tu cuerpo, que funciona para todos es:

 

La práctica

Me gusta explicar este concepto con el ejemplo de los niños cuando empiezan a aprender a montar bicicleta.

 

práctica

 

Dime si no, cuando aprendes a montar bicicleta… te vas a caer.

Es prácticamente una ley.

Va a ser difícil.

Algunas veces va a doler, otras sólo va a hacer que te desesperes y pienses que nunca vas a aprender.

Pero algo interesantísimo pasa después

El niño que se cae, inmediatamente se levanta, se sacude el polvo, se limpia la sangre de la herida (tal vez llore un poco) y sigue adelante practicando.

Hasta que eventualmente logra pedalear y alejarse de su mamá que probablemente estará persiguiéndolo con una chancla.

Te imaginas que el niño, en lugar de sacudirse las heridas, se hubiera dicho:

No puedo manejar bicicleta. Nunca voy a poder

Qué hubiera pasado si el niño se dijera así mismo “soy un inútil, no sirvo para esto, así nací y no voy a cambiar”.

 

niño triste

 

Si el niño hubiera elegido decirse eso… eso es lo que hubiera obtenido.

Pero cuando tenemos esa edad, no pensamos así, no pensamos en nuestras limitaciones, más bien pensamos en nuestro potencial.

De manera inconsciente claro, pero aún así, nos preocupamos por lo que queremos, no por lo que dudamos que podemos conseguir.

El niño que siguió practicando, al cabo de unas semanas, probablemente llegue a la escuela así:

 

 

 

Aquí es cuando te das cuenta que esto es…

 

Únicamente mental.

Todo esto está en tu cabeza.

Tú eres perfectamente capaz de perder peso, y me atrevo a decir que puedes perder todo el peso que te propongas.

 

Sólo te falta práctica.

 

La práctica que no te permites llevar a cabo porque, en vez de continuar practicando, decides castigarte y tirar todo por la borda, cuando es ahí el momento más importante para seguir adelante y aprender de tus errores.

Si tienes un sistema probado que funciona, como mi programa Dueño de Tu Peso (fin del comercial), lo único que te falta es PRACTICARLO.

Sí…

Dije practicarlo

No te digo que tienes que hacerlo bien.

Tampoco que tengas que ser perfecto y que no vas a cometer errores.

Que no vas a faltar al gym nunca y que no vas a comer chocolate nunca más.

No nos engañemos, todos sabemos que el chocolate es el descubrimiento más importante en la historia de la humanidad.

 

¿Cómo puedo pedirte, como coach, que dejes algo que te encanta?

En vez de esto, lo único que te pido es que practiques.

Que practiques los conceptos de un sistema.

Por ejemplo; no te castigues por comer el chocolate, mejor PRACTICA la moderación cuando lo hagas.

Esto es transformar tu cuerpo con cabeza, con inteligencia, con flexibilidad.

Y que no te abrumes con querer sufrir todos los días, viviendo un estilo de vida que odias

Acuérdate:

Sacúdete el polvo y sigue adelante.

Si no me crees, recuerda cuando empezaste a aprender a manejar tu coche

 

No es fácil, pero tampoco difícil… justo como aprender a manejar.

La próxima vez que salgas a la calle, quiero que veas a todos los coches que están circulando.

Te darás cuenta que hay muchísimos autos diariamente en la ciudad.

¿Crees que todos esos conductores se levantaron un día y mágicamente aprendieron a manejar?

(…bueno… algunos pareciera que sí fue exactamente así como aprendieron)

 

Como te digo, no esperes la perfección, enfócate en la práctica.

Podemos perder la práctica, pero siempre podemos volverla a recuperar.

Así como lo hacen los atletas, todos los días aprenden un poco más, y un poco más, y un poco más, y ya sabes cómo continúa la historia.

Incluso como el yoga; no existe persona que de la noche a la mañana pueda lograr las poses de años de entrenamiento y práctica.

 

yoga mujer

 

Post relacionado para seguir nerdeando sobre fitness:  Por qué NO es bueno el estiramiento antes de entrenar

 

Aprender a controlar tu peso es como cualquier otra habilidad:

Necesitas que alguien te enseñe cómo hacerlo apropiadamente, después necesitas mucha práctica.

Pero al final, vas a poder hacerlo sin pensarlo, como si fuera totalmente natural.

Vas a poder perder todo la grasa corporal que quieres sin problema.

Y en ese momento, quiero escucharte decir:

“así soy, y no voy a cambiar”.

Porque ahora sí te creo que eres LA persona que quieres ser y no esa que piensas que no puede lograr lo que se propone.

Voy a terminar este post con una frase de Henry Ford que me gusta mucho y dice así:

“Tanto si piensas que puedes, como si piensas que no puedes, estás en lo cierto

Venga… vamos todos a practicar que créeme, siempre hay formas de hacer mejor las cosas.

 

Tu coach en línea:

-Mike

 


Mike
Mike

Mike García es súper nerd, le encanta cargar cosas pesadas y la ciencia que hay en eso.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.