En este artículo te muestro todo lo que tienes que saber sobre los SARMs y las razones por las que más de 30 estudios muestran si debes o no consumirlos

 

Hace unos días, navegando “productivamente” por facebook, me apareció publicidad sobre SARMs.

El anuncio los promocionaba como si fuera algo completamente sano y efectivo.

Los SARMs son sustancias promocionadas en línea como si fueran suplementos alimenticios; pero como veremos en este post, la realidad es muy diferente.

La tecnología avanza muy rápidamente, incluso con los productos dirigidos a quienes queremos mejorar nuestro físico.

Por lo general, soy pro-tecnología: entre más podamos utilizar de ella, mejor.

Sin embargo, el hecho de que algo sea más avanzado tecnológicamente, no quiere decir que sea la mejor opción.

tecnologia inutil

Los SARMs son un producto tecnológicamente más avanzado que cualquier otro suplemento alimenticio.

Y tal vez te preguntes si son saludables, o si deberías utilizarlos o no.

Con este artículo quiero mostrarte evidencia sobre los SARMs para que puedas tomar la mejor decisión.

¿Qué son los SARMs?

Los SARMs se llaman así por sus siglas en inglés: Selective Androgen Receptor Modulators.

Que en español se traduciría como: Moduladores Selectivos de los Receptores Androgénicos.

Hay 2 tipos:

  • esteroideos
  • no esteroideos

La versión esteroide fue la primera en ser desarrollada y es un tipo de droga similar a los esteroides anabólicos; especialmente a la testosterona, pero menos poderosa y nociva [1].

En el mercado existen diferentes tipos de SARMs, y tienen nombres parecidos a la sustancia que transformó a las tortugas ninjas en… bueno… ninjas:

  • MK-2866 o GTx-024 (Ostarina)
  • LGD-4033 (Ligandrol)
  • RAD140 (Testolona)
  • Entre otros

Más adelante veremos a cada uno de ellos (de los SARMs, no de las tortugas ninjas).

Por ahora quiero que te fijes en los nombres.

¿Te suenan a nombres de algo que quieras ingresar a tu organismo?

Tienen estos nombres alfanuméricos porque aún se tratan como químicos al no estar aprobados para su uso médico.

Si me preguntas, ésta sería la única información que tendría que saber para no consumirlos en absoluto.

Pero entiendo, hay mucha información en internet sobre su efectividad y lo correcto sería un análisis completo para ver pros y contras.

Así que ahora que ya sabes lo que son, vamos a ver cómo funciona su “magia”.

 

Cómo funcionan los SARMs

Para comprender cómo funcionan los SARMs, tenemos que darle una visita a las mensajeras más importantes de nuestro cuerpo: las hormonas.

Las hormonas son el medio que tu cuerpo usa para comunicarse con las células.

A lo largo del día, las hormonas mandan distintas instrucciones a tus células que van desde liberar otras sustancias, hasta la creación de nuevos tejidos.

Incluso, lo que comes, manda información a las células mediante las hormonas.

(y no me refiero nada más a la “información” que provocan los frijoles…)

Para recibir ésta información, tus células tienen receptores especiales que entienden esos mensajes.

Por su parte, los andrógenos son un tipo de hormona que produce rasgos masculinos (como la testosterona):

  • vello facial
  • voz más grave
  • mayor musculatura

¡Ajá!… como ves, una de las características del sexo masculino es que tenemos mayor músculo que las mujeres.

Y por aquí es donde comienza el trabajo de los esteroides.

Los andrógenos provocan esto por 3 vías [2]:

  • Uniéndose a los receptores androgénicos de tus células.
  • Convirtiéndose a la hormona dihidrotestosterona (DHT), que después se une a los receptores androgénicos.
  • Convirtiéndose a la hormona estradiol (estrógeno), que después se une a otro tipo de receptor en las células (receptor de estrógeno).

El cuerpo es una obra de arte, y bajo circunstancias normales, sabe cómo interpretar todas estas señales hormonales.

Es decir, si haces ejercicio, la testosterona se libera y es llevada a los receptores androgénicos de tus células musculares, con el mensaje de incrementar la ganancia muscular [3].

El estímulo aquí fue el ejercicio.

Pero cuando inundas a tu organismo con hormonas exógenas, tu cuerpo se queda sin saber qué hacer y cómo interpretar esas señales.



Mike
Mike Mi consejo

 

Esto llega al punto de que tus células se llenan de andrógenos, haciendo que todos los receptores estén completamente saturados.

Como cuando, a pesar de todas tus fuerzas, ya no puedes entrar al metro.

Y éste es el punto principal de cómo funcionan los SARMs:

 

Las células y sus receptores, al estar “llenas” de información, mandan un mensaje masivo a todas las células posibles, incluyendo las musculares, lo que provoca un crecimiento rápido como respuesta.

 

Pero como probablemente sospeches, esto no es lo más saludable del mundo…

Hay estudios que muestran que algunos de los efectos secundarios del uso de esteroides son reversibles, pero otros son permanentes [4, 5, 6, 7].

Dentro de los daños probablemente reversibles se encuentran:

  • atrofia testicular (encogimiento de los testículos)
  • acné
  • quistes
  • piel y cabello grasoso
  • aumento de la presión arterial
  • niveles altos del “colesterol malo” (LDL)
  • aumento de agresión
  • conteo bajo de espermatozoides
  • etc.

Y los daños permanentes incluyen:

  • calvicie
  • disfunciones del corazón
  • enfermedades del hígado
  • ginecomastia (aumento de las glándulas mamarias en el hombre)
  • etc.

Además de los efectos físicos negativos, también hay efectos psicológicos de utilizar hormonas exógenas, como la adicción [8].

Así lo demostró la Universidad de Harvard, donde encontró en un estudio que el 30% de los consumidores de esteroides desarrollaron dependencia a ellos [9].

La industria de suplementos (y el mercado negro) ha tratado de encontrar la solución a esto, para así crear el “suplemento perfecto” para la ganancia muscular, sin tener los efectos secundarios de los esteroides.

Y según estos genios del marketing, los SARMs son la respuesta.

Los SARMs no esteroideos, sólo estimulan los receptores de los músculos y huesos (de ahí lo de “selectivo”), por lo que tienen poco efecto en las otras células del cuerpo [10].

Es decir, si estuviéramos hablando de deportes, los esteroides serían como el rugby, donde para ganar saldrás bastante golpeado por todos lados; mientras que los SARMs serían como el golf: tienen un objetivo y para ganar se centran en ellos sin provocar mucho daño secundario.

Técnicamente, los SARMs logran esto de 2 maneras [1]:

  • 1

    Tienen afinidad por ciertos tejidos como el músculo y el hueso; pero no para otros, como la próstata, hígado, y cerebro.

  • 2

    No se desmenuzan tan fácilmente en otras moléculas problemáticas que causan efectos secundarios, como la DHT y el estrógeno.

 

Especialmente ésta segunda manera es importante.

Los SARMs no son convertidos fácilmente a una enzima llamada 5-alfa-reductasa [11],  que es la que convierte la testosterona en DHT, una hormona que causa muchos efectos secundarios negativos.

Otra ventaja que tienen los SARMs en comparación con los esteroides, es que son resistentes a las enzimas aromatasas [12], que son las que convierten la testosterona en estrógeno.

En general, así es como funcionan, pero no existe un sólo tipo de SARMs, sino que hay varios compuestos diferentes.

resultados-gym-poster

NOTA: ¿Tienes los resultados que esperabas en el gym?

Si no es así, hice un checklist para que sepas a la perfección la razón por la que no estás viendo los resultados que quieres. Saber cuál es el problema es la mitad de la solución.

Es completamente gratis y puedes dar clic aquí para bajarlo.

Cuáles son los SARMs más comunes

Los SARMs son efectivos  para ganar masa muscular más rápidamente, de eso no hay duda.

Aunque no todos son creados iguales.

Algunos son mucho más poderosos que otros para estimular la ganancia muscular.

Por ejemplo, la Ostarina (MK-2866) manda una señal menos potente que el Testolona (RAD140), un SARM más avanzado.

Hay otras diferencias, como las siguientes:

MK-2866 o GTx-024 (Ostarina)

Este es un SARM no esteroideo que puede ser tomado oralmente.

Los fisicoculturistas lo utilizan principalmente en etapas de volumen porque da un estímulo al crecimiento muscular mientras ayuda a oxidar grasa corporal.

Por ejemplo, en este estudio [13], la ostarina aumentó la musculatura y el desempeño físico de los participantes.

 

LGD-4033 (Ligandrol)

También es un SARM no esteroideo que puede ser tomado oralmente.

Tomar 22 mg/d de Ligandrol puede incrementar la fuerza y la musculatura [14].

 

GSX-007 o S-4 (Andarine)

Puede ser tomado oralmente y también es un SARM no esteroideo.

Es uno de los más populares entre los fisicoculturistas para mantener la masa muscular en una etapa de definición.

Se ha encontrado en estudios con animales que funciona muy parecido a la testosterona pero sin tantos efectos secundarios [15].

 

RAD140 (Testolona)

Un SARM no esteroideo que puede tomarse oralmente.

Este es uno de los SARMs más nuevos.

Hay estudios que muestran que tiene un potencial bastante significativo para la ganancia muscular y la pérdida de grasa corporal, incluso en dosis bajas [16].

 

Estos no son SARMs

Hay algunas sustancias que pueden confundirse con SARMs,  pero en realidad no lo son.

Por ejemplo:

  • GW-501516 (Cardarina)
  • SR9009 (Stenabolic)

La Cardarina es un Receptor de Peroxisoma-proliferador-activo (PPAR por sus siglas en inglés).

Y Stenabolic es un agonista Rev-ErbA.

Ambos funcionan parecidos a los SARM pero en realidad no lo son.

Por lo que no ahondaremos en ellos en este artículo.

Vale, hasta ahora, los SARMs parecen ser una buena alternativa en comparación con los esteroides.

Pero esto no acaba aquí, la realidad es que sus efectos secundarios son bastante problemáticos.



Mike
Mike Mi consejo

 

 

¿Los SARMs son seguros?(efectos secundarios)

Estos productos sólo tienen unas cuantas décadas en la industria [15], y desafortunadamente hay pocas investigaciones en humanos.

Al día de hoy, el panorama sobre cómo pueden afectar al organismo no está del todo claro.

Por más que lo promocionen como un “suplemento”, en realidad es una droga muy parecida a los esteroides pero más avanzada.

Y toda droga (incluso los medicamentos) tiene efectos secundarios.

Los SARMs pueden esconder un poco más estos efectos secundarios, pero siguen estando.

Aquí están algunos de los problemas más estudiados:

  • Disminuyen tu producción natural de testosterona.
  • Los efectos van de la mano de las dosis utilizadas.
  • Podrían estar relacionados con el riesgo de cáncer.
  • No son lo que dicen ser.

Disminuyen tu producción natural de testosterona

Quienes te venden SARMs, juran y perjuran que no afecta a la producción natural de testosterona.

Esto no es cierto.

Claro que la afecta.

En este estudio [13], realizado por una compañía farmacéutica que se especializa en SARMs, encontró una baja en la testosterona libre del 23%, y una disminución del 43% en los niveles totales de testosterona.

Otro estudio realizado por la Universidad de Boston, encontró que los participantes diminuyeron sus niveles de testosterona en 55% con el uso de SARMs [17].

Incluso, se investiga la utilización de SARMs como un contraceptivo masculino, ya que reduce los niveles de testosterona y de espermatozoides [18].

Los efectos van de la mano de las dosis utilizadas

En teoría, los SARMs podrían ser mucho menos dañinos que los esteroides anabólicos.

Sin embargo, no están exentos de efectos negativos incluso con dosis pequeñas.

Como mencionamos antes, con el uso de SARMs, se reduce la testosterona producida por tu cuerpo naturalmente.

Este efecto se incrementa con el uso de dosis más grandes de SARMs (o de testosterona) [19].

Y según los investigadores de la Universidad de Copenhagen, es posible que esta disminución de la producción de testosterona pueda persistir por años después de utilizar esteroides (o SARMs) [20].

 

Podrían estar relacionados con el aumento al riesgo de cáncer

En varios estudios se ha encontrado que el uso de SARMs causaba crecimientos cancerígenos en los intestinos de roedores [21].

Es cierto que los resultados obtenido en ratones no pueden ser extrapolados a humanos (a pesar de que compartimos el 97.5% de nuestro ADN [22]).

Así que, a ciencia cierta, no es completamente seguro que provoquen cáncer, pero tampoco se ha desacreditado esa posibilidad [23, 24].

Los SARMs no están tan estudiados como otros suplementos verdaderamente benéficos con cientos de estudios que comprueban su efectividad (como la creatina).



Mike
Mike Mi consejo

 

Es decir, no tenemos la evidencia mínima necesaria para saber si es algo de lo que debemos preocuparnos o no.

 

No son lo que dicen ser

Los SARMs se venden principalmente en línea y con distribuidores que probablemente no quieren otra cosa más que tu dinero, no se tiene una certeza de qué es lo que te están vendiendo realmente.

Como te comenté al principio del artículo, los SARMs son considerados como químicos, y no como suplementos.

Lo que esto significa es que, las únicas personas que deberían utilizar estos químicos, son los científicos que se dedican a estudiarlos.

Pero claro, esto está muy lejano de la realidad, y en cuanto se promociona como suplemento alimenticio para ganar músculo, tendrá miles de consumidores listos para utilizarlos sin investigar ni un poco en ellos.

Esto crea que las empresas que quieren ganar su tajada vendiendo estos químicos, lo hará de la mejor manera posible (para ellos); es decir, abaratando todo los costos de producción lo más que puedan:

  • menores controles de seguridad en la elaboración
  • intercambio de sustancias por otras
  • no poner en el producto lo que dice en la etiqueta
  • contaminación del producto al no contar con el equipo necesario
  • etc.

Y éste es un hecho demostrado con estudios, donde la USADA (agencia anti-doping de Estados Unidos) investigó a 44 empresas vendedoras de SARMs de 21 proveedores diferentes [25].

Los resultados fueron los siguientes:

  • Sólo el 52% de los productos contenían algún rastro de SARMs
  • 25% de los productos contenían dosis significativamente más bajas que las que decían en la etiqueta
  • 25% de los productos contenían ningún o sólo un rastro pequeño del SARM o de la cantidad dicha en la etiqueta. En lugar de eso tenían otro tipo de SARM o bloqueadores de estrógeno (drogas que reducen la producción y/o efectos del estrógeno en tu cuerpo).

Éstos resultados no sólo se dan con los SARMS; la mayoría de suplementos alimenticios cuenta con los mismos problemas.

Por eso hay que saber cómo comprar los mejores suplementos de las mejores empresas.

abusado

Todos estos efectos secundarios son muy negativos…

Incluso la FDA (Food and Drug and Administration) mandó cartas a diferentes compañías que vendían SARMs para advertirles que estos productos no eran avalados por ésta institución y que había una preocupación por sus efectos dañinos a la salud en el uso humano [26].

Ahora tal vez te preguntes: ¿cómo es posible que la FDA, aun sin aprobar estos productos, sólo mande cartas para persuadir a que quiten del mercado los SARMs?

Pues resulta que en una legislación de 1994, conocida como “Dietary Supplement Health and Education Act” (DSHEA) [27], se acordó que los productos categorizados como “suplemento alimenticio”, están exentos de investigación y estudio antes de ser lanzados al mercado.

Una verdadera estupidez.

A pesar de todo lo que vimos, hay personas que siguen utilizando los SARMs, pero lo hacen por las razones equivocadas.

 

Para qué se usan los SARMs

Como muchas drogas, su origen proviene de algo completamente diferente para el cual fueron ideados.

Los SARMs comenzaron como tratamiento para enfermedades como osteoporosis, anemia, sida, fatiga crónica, o en las que se da la pérdida muscular [28].

Fueron pensados como una opción menos dañina a la terapia de reemplazo hormonal con testosterona.

Pero claro… la industria del fitness y suplementos vio una oportunidad para generar ganancias con estos productos.



Mike
Mike Mi consejo

 

Se comenzó a comercializar como una alternativa “saludable” en comparación con los esteroides, pero obteniendo los mismos resultados en ganancia muscular.

Como sabemos, los esteroides son sumamente eficaces para ganar músculo; como lo demuestra este estudio [29].

En la investigación se encontró que quienes consumieron esteroides y NO entrenaron, ganaron más masa muscular que quienes NO los consumieron y entrenaron fuertemente:

Esteroides

Así es… ganaron más músculo sin hacer absolutamente nada.

Y este efecto ha sido replicado en otros estudios también [30].

Una razón más para no creerle al youtuber enorme que te dice que los esteroides sólo funcionan si entrenas duro.

Sin embargo, el uso de esteroides está completamente demostrado que trae efectos muy negativos a la salud y no hay manera segura de usarlos [31].

Por este motivo es que muchos bros del gym se entusiasmaron al escuchar de los SARMs.

Así algunos que no se animaban a utilizar esteroides, sí que estaban más que dispuestos a utilizar una alternativa menos dañina.

Pero incluso, quienes sí utilizan esteroides, añadieron SARMs para incrementar la efectividad de sus ciclos anabólicos, tratando de minimizar los riesgos.

Por ejemplo, muchos fisicoculturistas profesionales utilizan los SARMs para las etapas de definición, porque les ayuda a retener la masa muscular sin incrementar la retención de líquidos.

Además, los SARMs son especialmente convenientes para los fisicoculturistas que compiten profesionalmente porque son bastante difíciles de detectar [32].

Y es que sí, los SARMs son mucho más efectivos que cualquier otro suplemento natural que podrías conseguir [15].

Pero el hecho de que algo sea más efectivo o que sea promocionado como algo inofensivo, no quiere decir que eso sea cierto.

Más bien es una estrategia de marketing de la que debes estar atento, porque los SARMs pueden afectar tu salud (aunque quienes lo venden digan lo contrario).

Lo que nos lleva al último punto, ¿los SARMs son legales?

(NOTA: Hice una guía donde te explico específicamente TODOS los ejercicios que tienes qué conocer, cómo armar tus propios circuitos abdominales y te doy todas las herramientas para marcar tu abdomen. 

¡Y es totalmente gratis!, sólo da clic a la imagen de arriba para ir a la página de descarga)

¿Los SARMs son legales?

El hecho que puedas comprar SARMs no quiere decir que sean legales.

Los SARMs se venden principalmente por internet para “propósitos experimentales”.

Es decir, una compañía de suplementos NO puede venderlos. Sino únicamente pueden ser vendidos con propósitos de investigación.

En otras palabras, puedes comprarlos para hacer experimentos con ellos, pero no para consumirlos...



Mike
Mike Mi consejo

 

Por ejemplo, puedes comprarlos para ver si cambian de color con otra sustancia, o si pueden limpiar el óxido del metal, o si convierten tortugas normales a adolescentes ninjas mutantes…

Sí… por más ridículo que se escuche, ésta es la manera “legal” de comprarlos.

Así es como las compañías pueden venderlas al público en general.

Pero por supuesto, la gran mayoría de personas comprará SARMs porque “músculos bro…”

Técnicamente, éstas personas no lo están comprando legalmente.

Además, los SARMs están prohibidos por la Agencia Mundial Anti-doping, la Asociación Nacional de Atletismo Colegial, y otras instituciones deportivas [33, 34].

Éstas leyes pueden cambiar en cualquier momento.

Pero al día de hoy, las leyes tratan de evitar que consumas estos productos porque saben que son dañinos para la salud.


*Actualización de marzo de 2019: Los fundadores de una compañía que vende SARMS como "suplementos alimenticios" están a punto de pasar años en cárcel por vender este tipo de productos que son dañinos a la salud [I].

Sí, una prueba más de que los SARMS (como el Ostarine) no son seguros y pueden traer muchos efectos secundarios negativos en tu organismo. A pesar que vendan estos productos como la 8va maravilla, la realidad es que son muy dañinos y para nada recomendables.


La Mejor Forma De Transformar Tu Físico Sin Sarms

Como vimos anteriormente, los SARMS probablemente no sean la mejor opción para tu salud.

Lo mejor sería primero aprender cuáles son los pilares fundamentales tanto de salud como de nutrición.

Pero el problema es que muchas veces no sabemos ni por dónde comenzar.

Por este motivo es que decidí hacer algo al respecto y desarrolle el curso Fase 1: Origen.

Es un videocurso con más de 100 referencias a estudios científicos y que tiene todo lo que necesitas para que veas resultados entrenando desde casa.

Así es, verás mejores resultados incluso entrenando en tu casa que ir al gym y no entrenar adecuadamente.

Si quieres saber más sobre el curso puedes dar clic para el curso de hombres, y aquí para el de mujeres.

Conclusión

La evidencia muestra que los SARMs funcionan y son efectivos para ganar masa muscular más rápidamente.

Los SARMs son sustancias parecidas a los esteroides pero con menos poder anabólico y menos efectos secundarios.

Aun siendo un menor riesgo que los esteroides, los SARMs traen efectos nada deseables, como la probabilidad de desarrollar cáncer y reducción de la testosterona natural, enfermedades de corazón, entre otros.

Por eso son legales para comprarlos y realizar experimentos con ellos, pero no para consumirlos.

Además, se ha comprobado que un gran porcentaje de los SARMs vendidos ni siquiera contienen lo que dicen contener, sino que sustituyen muchas sustancias para abaratar costos.

Basta de querer todo para hoy, basta de buscar atajos y lo fácil...

Basta de arriesgar tu salud a costa de verte bien.

Piensa, investiga, esfuérzate… no todo viene fácil.

Todos queremos la meta, pero no buscamos el proceso. Queremos vernos y sentirnos increíble, pero no queremos poner el esfuerzo necesario para lograrlo.

Y absolutamente todo lo que tiene valor en esta vida, cuesta un esfuerzo.

Hay honor en respetar tu cuerpo y esculpirlo de manera saludable.

Sólo tienes un cuerpo en esta vida, y hay que buscar la manera de tratarlo como si verdaderamente lo respetaras.

No caigas en engaños que te dan resultados a costa de tu salud.

Prioridades al final de cuentas.

 

Esculpe Tu Vida, Comienza Con Tu Cuerpo.

-Mike.

¿Cuál es tu opinión?

¿Qué tan útil te pareció este artículo?

¡Da clic en una estrella para calificarlo!

Si te pareció útil...

Puedes compartir este artículo donde gustes:

Siento mucho que este artículo no haya sido útil para ti =(

¡Déjame mejorar este artículo!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este artículo?


Mike
Mike

Mike García es súper nerd, le encanta cargar cosas pesadas y la ciencia que hay en eso. -Precision Nutrition certified coach grade 1, Certified Online Trainer, Entrenador Personal Certificado, Coach en nutrición deportiva, Coach en inteligencia emocional en el deporte.

    12 replies to "¿Es Este El Mejor “Suplemento Alimenticio” Para Ganar Músculo?"

    • profesor nacho esquivel

      no comestes no mas xq se te viene en gana. muestra documentos donde nos dice q son malos. te contradices mucho pues dices q no todos los horganismos no son los mismos. todos los horganismos son los mismos q los demas, q funciones de distinta manera es otra cosa. animo mi chavo

      • Mike

        Hola Nacho! gracias por tu comentario. Creo que quisiste responder a un comentario que está más abajo. Si no es así, y en realidad te refieres al artículo que escribí, puedes leerlo de nuevo y ahí vienen todos los estudios y evidencia de por qué pienso que no son recomendables.

        Saludos!

    • max

      Gracias por tu articulo, muy detallado y profesional.. Muy útil para mi para tomar mi decisión : sigo con mi creatina ,aminoacidos proteinas, glutammina … una buena dieta y un entreno contaste… No quiero poner a riesgo mi salud interior para q la exterior sea “bro musculos” … Me habian hablado de este Sarm como algo alternativo a los esteroides , muy potente y nada dañoso (obviamente) … La cosa me sonaba rara :
      para obtener resultados así poderosos es normal q hay una cuenta da pagar. Pues no es mi producto. Puedo solo comentar una cosa ? Me parece paradójico que haya personas que se protejan con mascarillas y guantes, y luego pongan sustancias en su cuerpo que son muy dañosa (y decir solo muy me parece insuficiente ). Un saludo y gracias de nuevo…bro…

      • Mike

        Hola Max!

        Muchas gracias por tus comentarios, y sí, lo mejor sería abstenerse por un rato de los SARMS porque la evidencia muestra que sí trae efectos secundarios.

        Gracias por darte una vuelta por mi blog Max y espero que encuentres muchas más información aquí.

        Saludos!

    • Elisa

      Hola soy una chic de 30 años , me encantó tu articulo, gracias por compartir, yo queria usar sarms pero leyendo tu articulo lo mejor es abstenerme y pegarle duro al gym!!

      • Mike

        Que bien Elisa! Definitivamente tomaste la mejor decisión!

        Un abrazo!

    • carlos

      Buenas tardes Mike, he leído detenidamente el artículo y debo decir que están muy bien expuestos los puntos, y es muy bueno también que en este tipo de artículos las palabras no sean prohibitivas, o sea, dejar que los lectores tomen información sin estar con el miedo a…
      Ahora bien, creo que es interesante que exponga mi vivencia con los SARMS.
      Antes que nada te comento que soy personal trainer, entrenador en fisicoculturismo y fitness de competición, además de ser nutricionista en el deporte, pero no lo digo para mostrar mis titulos, sino que con esto quiero decir que siempre abogué por el entrenamiento y alimentación sana; pero me “pico el bichito” de probar algo por fuera de los esteroides anabólicos y encontré estas opciones.
      He tomado 10mg de Ligandrol con 5mg de Ostarine, durante 60 días consecutivos, y acá paso a comentar mi experiencia:
      La primer semana, aunque parzca mentira al tecer día de tomar me encontré con un mejoría a nivel graso, o sea, noté una piel más pegada al músculo, y creo se debe a que esa primer semana estuve orinando bastante seguido, por ende eliminé bastante líquido.
      En la segunda semana, no obtuve grandes cambios en mi cuerpo a nivel estético, pero sí noté mayor fuerza y resistencia en mi rutina.
      En la tercer semana, fue como un boom estético, mis músculos se notaban más grandes, con más volumen del habitual, la fuerza y la resistencia siguieron al mismo nivel.
      En la cuarta semana al levantarme, me ví al espejo y parecía como si recién hubiese terminado de realizar mi rutina en el gimnasio, ya que la musculatura se encontraba con un volumen interesante.
      En la quinta semana, no hubo cambios significativos en cuanto a lo estético, pero sí en la fuerza y la resistencia
      En la última semana del ciclo con SARMS, noté cambios estéticos, la musculatura se encontraba mejor definida, con un volumen sinceramente grandioso.

      Subí de peso unos 5 kgs, mi índice de grasa corporal bajó, mi furza y resistencia aumentaron.
      Durante el ciclo, no cambié mi rutina ni mi dieta, mantuve todo como si no estuviera comando nada, lo unico que agregué fue un batido proteico pre entrenamiento, solo proteína al 30%.
      No perdí cabello, no perdí la líbido, incremento mi tamaño entre los pantalones, jaja… y no he tenido dolores, ni mareos, solo al principio un poco de ansiedad, pero duró aproximadamente unos 3 ó 4 día.

      Conclusión: sirvió para mi meta de ganancia muscular, obtuve una definición muscular no buscada, pero muy bien recibida, reduje talla entre otras cosas.

      Ya sabemos que todos los organismos son distintos y que lo que a uno no le haga daño a otro sí puede hacerle.
      Pero me pareció interesante contar mi versión de lo ocurrido.
      Hace poco más de un año terminé con el ciclo, y al día de hoy mantengo el peso y la definición muscular.
      Saludos.

      • Mike

        Hola Carlos!, muchas gracias por compartirnos tu experiencia!

        Es interesante lo que comentas, y creo que el punto final de tu comentario es lo más importante: cada físico es diferente y su reacción también.

        Sinceramente yo me abstendría por completo de los sarms, la evidencia que he podido ver no me genera mucha confianza como para animarme a probar qué tal me va con ellos.

        Dicho esto, al final de cuentas es decisión de cada persona; lo único que puedo hacer es compartir información y que las personas tomen sus propias desiciones.

        Te agradezco mucho tu comentario Carlos!

        Un abrazo!

      • Aniceto Anguita

        Hola Carlos: He leído con mucha atención tu experiencia con los SARMS. La exposición de Mike es muy constructiva y sensata, sin embargo, siempre es bienvenida la opinión de alguien habla desde la voz de la experiencia experimentada en su propio cuerpo. Me gustaría hacerte algunas preguntas para ampliar aun más la información que aportas, pero desconozco la forma en la que podría ponerme en contacto contigo.

        No sé si el moderador y administrador podría facilitarme alguna información de contacto, como el email.

        Gracias de antemano.

    • Carlos

      Mike antes que nada excelente articulo y muchas gracias por tu tiempo dedicado en exponerlo, aprovechando Mike ¿ que opinas del uso de precursores de testosterona naturales? supongo que estos no tienen efectos negativos en produccion de testosterona natural y atrofia del organo sexual.

      Quedo atento a tus comentarios

      Saludos.

      • Mike

        Hola Carlos! muchas gracias!

        Depende de cuál precursor estemos hablando…

        En general no los recomiendo… una porque no hay evidencia de que
        en realidad mejore los niveles de testosterona, y la otra es porque si
        sí lo hace, es en cantidades mínimas.

        La única excepción sería el ácido Aspártico-D… éste
        tiene algo de ciencia que muestra que sí puede aumentar de manera
        significativa los niveles de testosterona, pero claro, siempre
        dentro de los rangos naturales y saludables (aunque últimamente está saliendo nueva evidencia que muestra que probablemente no tienen ningún efecto: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29893592).

        En cambio si hablas de precursores de testosterona químicos, como
        Androstenediona, Norandrostenediona, Dehidroepiandrosterona, etc. no
        los recomiendo para nada.

        Son casi igual de dañinos que los esteroides y no son sanos para tu
        organismo.

        Cualquier ayuda exógena que trate con tus hormonas tiene un riesgo,
        en especial las que son anabólicas.

        Si sientes que tu testosterona está baja, puedes hacerte un examen
        y revisarlo con tu médico… él te podrá decir si verdaderamente
        necesitas testosterona.

        Si te interesa el precursor por motivos meramente atléticos y
        físicos, mejor evítalos… créeme… no vale la pena ir más lejos
        con las hormonas.

        Espero haberte ayudado Carlos!

        Saludos!
        -Mike.

    • Mike

      Gracias por pasar por aquí y leer mi artículo, espero que te haya gustado.

      Si tienes alguna duda o sugerencia puedes hacerlo en esta sección. Me esfuerzo por responder todos los comentarios en el blog, así que comenta con toda confianza.

      Si te gusta lo que has encontrado en el blog puedes suscribirte a mi lista de correo, es gratis y vas a recibir semanalmente información sobre salud y fitness basado en ciencia (y cómo hacer que encaje en tu vida), rutinas de ejercicio, recetas saludables, artículos para mantenerte motivado, ¡y mucho más!

      Además te regalo las guías para iniciar una vida fit REAL.

      Para suscribirte puedes ir aquí e ingresar tus datos:

      https://esculpetucuerpo.com/infografia-vida-fit/

      Tu información está completamente segura, valoro 100% tu privacidad.

      ¿Cuál es tu opinión?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.