En este artículo te muestro la ciencia que hay detrás de los endulzantes artificiales, para que sepas cuál sustituto de azúcar es mejor.

 

Una de las formas más efectivas para mejorar tu salud es saber qué cosas evitar.

Por ejemplo, evitar comer mucha grasa trans, el alcohol, fumar, y por supuesto, consumir demasiada azúcar.

Ésta última es algo difícil de lograr porque aceptémoslo: los helados, pasteles, dulces, chocolates y todo lo que tiene azúcar sabe tremendamente bien.

Tu cuerpo no tiene mucho problema para procesar el azúcar y no es un “pecado” comerla. El problema viene cuando se come demasiado de ésta.

Con el azúcar, y como todo en la vida: en la dosis está el veneno.

Por eso la ciencia y la tecnología han llegado muy lejos para conseguir alternativas menos problemáticas que el azúcar.

Así, crearon los sustitutos de azúcar, y en este artículo los vamos a examinar de pies a cabeza para que sepas si son dañinos a la salud o si son un gran avance de la ciencia que puede ayudarte a controlar mejor tu nutrición.

Vamos a comenzar por definir qué es un sustituto de azúcar.

 

¿A Qué Se Le Considera Un Sustituto De Azúcar?

Un sustituto de azúcar es un compuesto que tu sentido del gusto percibe como “dulce” sin ser necesariamente azúcar.

Estos endulzantes tienen muy mala fama por ser considerados “no naturales”.

Muchas personas piensan que sólo porque algo no proviene de origen natural automáticamente es malo para la salud.

Pero esto no es necesariamente así.

Recordemos que muchos hongos alucinógenos, hiedras venenosas, etc. también son naturales y son muy dañinos para nosotros.

Muchos productos artificiales han sido puestos a prueba y han calificado como más “seguros y efectivos” que los productos naturales.

La principal ventaja que ofrecen estos sustitutos de azúcar es que son una alternativa cero calorías para endulzar los alimentos y bebidas.

 

De IDR, IDA, IDE, NOEL y Percentiles

Antes de comenzar a nerdear sobre los sustitutos de azúcar, vamos a dejar en claro varias siglas que nos dan diferentes rangos de ingesta de estos endulzantes y que están regulados por las instituciones de salud más importantes del planeta [1].

Estas son las que vamos a estar mencionando a lo largo del artículo:

  • IDR (Ingesta Diaria Recomendada): es la ingesta promedio que asegura se consigan los nutrientes más importantes para tu cuerpo
  • IDA (Ingesta Diaria Adminisble): la cantidad máxima considerada como segura por las autoridades regulatorias cuando se consume todos los días durante toda la vida.
  • IDE (Ingesta Diaria Estimada): un estimado de la absorción diaria de restos de una sustancia potencialmente tóxica presente en los alimentos consumidos.
  • NOEL (Non-Observed Effect Level): se refiere al nivel de ingesta en el que no se observa ningún efecto tóxico
  • Percentil: es una medida estadística utilizada para comparar datos. Consiste en un número de 0 a 100 que indica el porcentaje de datos que son igual o menor que determinado valor. Por ejemplo, si el peso de un bebé está en el percentil 65, quiere decir que el 65% de los bebés de la misma edad pesan igual o menos.

Vale, basta de tecnicismos, y ahora sí vamos a analizar los endulzantes artificiales, comenzando con el más famoso: el aspartamo.

Aspartamo

El aspartamo está compuesto de 3 sustancias que se encuentran naturalmente en los alimentos que comemos:

  • fenilalanina
  • ácido aspártico
  • metanol

Al consumir el aspartamo, tu cuerpo lo desmenuza en estos 3 compuestos mencionados; es decir, el aspartamo no llega a tu torrente sanguíneo, sino únicamente sus 3 componentes.

La fenilalanina y el ácido aspártico son aminoácidos que se encuentran en las proteínas que comemos, mientras que el metanol es un alcohol.

Los aminóacidos son las moléculas de las que se componen las proteínas.

Por ejemplo, podemos encontrar casi 10 veces más fenilalanina y ácido aspártico en el pollo o en la leche descremada (desnatada) que en una bebida con aspartamo.

De los 3, el problemático es el metanol porque es una sustancia tóxica para nosotros si es consumida en grandes cantidades, pero no trae problemas a la salud si su ingesta es mínima.

En el caso del aspartamo, contiene menos metanol que las cantidades que puedes encontrar en otros líquidos “más saludables”, como en el jugo de frutas, que contiene más etanol que lo que podría producir el aspartamo.

De hecho, el contenido de metanol de una bebida con aspartamo es de 18mg por litro.

Mientras que el de una bebida natural de frutas, en promedio, es de 140mg por litro (y puede variar desde 12 a 640mg por litro).

¡Incluso un plátano contiene más metanol que una bebida con aspartamo!

Con esto no quiero decir que una bebida con sustituto de azúcar sea más saludable que un jugo natural de frutas, pero tampoco es tan terrible, de hecho es bastante noble.

Por ejemplo, se han hecho experimentos con distintas cantidades de aspartamo, donde se incluyeron desde dosis recomendadas (4-10mg por kg de peso corporal) a niveles mucho más altos (100-200mg por kg de peso corporal) [2].

Los resultados mostraron que no hubo ningún efecto anormal en el metabolismo, incluso en personas con fenilcetonuria (un desorden genético con el que no se puede metabolizar la fenilalanina) [2].

¿Otra cosa más sobre el aspartamo?: Es el endulzante artificial más estudiado, puesto a prueba, y con “mejores credenciales” de la industria [3]. 

El aspartamo ha sido evaluado por:

  • The European Scientific Committee on Food (SCF)
  • La asociación de FAO (Food and Agriculture Organization)/World Health Organization (WHO)/ Expert Committee on Food Additives (JEFCA)
  • Food and Drug Administration (FDA)
  • Government Accountability Office (GAO)
  • American Dietetics Association
  • United Kingdom Committee on Toxicity (COT)
  • American Diabetes Association
  • Agence Francaise de Securite Sanitaire des Aliments (AFSSA)
  • American Medical Association (AMA)
  • American Academy of Pediatrics
  • Agencias regulatorias en más de 100 países

Este endulzante artificial también ha sido probado en estudios con:

  • bebés
  • niños
  • adolescentes
  • adultos
  • personas con obesidad
  • diabéticos
  • mujeres en lactancia
  • personas con fenilcetonuria
  • etc.

En todos, el aspartamo se ha encontrado como una opción segura, sin problemas a la salud.

El aspartamo ha sido puesto a prueba con cientos de estudios y en la gran mayoría de ellos ha salido triunfante.

cuál sustituto de azúcar es mejor

La IDA (Ingesta Diaria Admisible) del aspartamo está regulada en 40-50mg por kg de tu peso corporal por día [4].

Estamos hablando que, para una persona que pese 70kg, podría tomar unas 20 latas de refresco light (más o menos 7 litros) y estar todavía en los rangos aceptables.

Por si esto fuera poco, las instituciones de salud que regulan estos niveles recomendados de ingesta, utilizan un «margen de seguridad”.

Lo que hacen los científicos es analizar la dosis máxima donde no se ven efectos adversos en animales (NOEL), después dividen esta dosis entre 100 para establecer el IDA para nosotros los humanos.

Así es, el IDA es 100 veces menor al nivel que se ha encontrado como ”seguro” en animales.

 

«Pero me han dicho que el aspartamo es cancerígeno/afecta la microbiota intestinal/es malo para el cerebro/es del diablo/etc…»

 

En cuanto al cáncer, obviamente no se pueden realizar pruebas con seres humanos por cuestiones éticas, pero sí han hecho estudios en animales, especialmente en roedores.

La gran mayoría de estudios muestran que no hay relación entre el cáncer y el aspartamo incluso cuando se consumieron cantidades enormes de éste [2].

En otra investigación [5], se utilizó 5% de aspartamo en la dieta de los participantes, lo que equivale a 2500 veces lo que se consume normalmente en América.

Los resultados no encontraron efectos carcinogénicos.

Si bien, no se pueden realizar estudios en humanos para corroborar el impacto del aspartamo en la salud, sí que se pueden revisar los estudios observacionales (que encuentran alguna relación pero no demuestran causalidad).

En la gran mayoría de ellos, y en diferentes países del mundo entero, no se ha encontrado relación entre el aspartamo y cáncer [6, 7, 8, 9, 10, 11].

Hoy en día hay muchos “expertos” que dicen que el aspartamo es cancerígeno, aunque como ya vimos, la ciencia nos muestra otros datos completamente.

Uno de estos proponentes de que el aspartamo es malo para la salud es el Dr. Mercola.

A pesar de su gran popularidad, la realidad es que el Dr. Mercola no tiene bases sólidas sobre lo que propone, especialmente para vender sus productos.

De hecho, el Dr. Mercola ha sido advertido por la FDA por decir cosas que no son ciertas sobre sus productos [12].

En cuanto a los demás problemas de salud, el aspartamo ha sido encontrado inocente de causar:

  • lupus [13]
  • problemas en el cerebro, estado de ánimo, humor, o cognitivos [14, 2]
  • dolores de cabeza [15]
  • epilepsia [16, 17, 18, 19, 20]
  • aumento de peso[21, 22]
  • cambios en la microbiota intestinal [23]

Una vez analizado el aspartamo, pasamos a otro muy parecido: el neotame.

Neotame

Como el aspartamo, el neotame está compuesto de 2 aminoácidos:

  • fenilalanina
  • ácido aspártico

Ambos están presentes en los alimentos que comemos naturalmente.

La principal diferencia entre el neotame y el aspartamo es que la unión entre sus 2 aminoácidos es mucho más fuerte en el neotame, lo que lo hace una mejor opción para platillos que se necesiten hornear (porque no se desmenuza tan fácilmente).

El neotame es 7,000-13,000 veces más dulce que la sucrosa (azúcar de mesa), y 40 veces más que el aspartamo.

Después de 145 estudios analizados por la FDA (Food an Drugs Administration), el neotame ha sido aprobado para su uso en países de América del Norte, América del Sur, Europa, África, Asia, y Australia [24].

La fenilalanina que llega al torrente sanguíneo mediante el neotame es mínima y no provoca problemas, incluso para quienes sufren de fenilcetonuria .

La IDR del neotame es de 18mg al día, o 2mg por kg de peso corporal.

Así, una persona que pese unos 60kg podría consumir con mucha seguridad 120mg de neotame.

Sin embargo, la ingesta estimada al día (IDE) en adultos es sólo de 0.04mg por kg (2.4mg si utilizamos el ejemplo anterior).

Incluso el percentil 90 (personas que consumen más que el 90% de la población) fue sólo de 0.10-0.17mg por kg de peso corporal; es decir, únicamente entre el 5-8.5% del IDE

Es muy difícil que el neotame pueda ocasionar problemas tóxicos porque no se concentra en órganos y la mayoría es excretado en la orina y heces.

Al igual que el aspartamo, el contenido de metanol es mucho menor que la que se puede encontrar en un jugo natural de frutas (o incluso de aspartamo), sólo contiene 1.37mg por litro.

Con todos estos datos, podemos reconocer que el neotame es seguro para la salud.

Y para dejarlo claro, los estudios de toxicidad realizados en este sustituto de azúcar mostró que no provocó problemas neurotóxicos, de comportamiento, o reproductivos [24].

Incluso, en los estudios anteriores, se utilizaron dosis de 100 veces más altas que la IDR sin que se presentaran efectos adversos en humanos.

También se comprobó que no afecta el control del azúcar en sangre de los diabéticos [25].

Ahora vamos con uno de los más famosos: la sucralosa.

guias fit real mockup

NOTA: Cambiar de hábitos y transformar tu cuerpo no es fácil, pero tampoco tienes que ser perfecto para llevar una vida fit real. Tampoco tienes que tener una fuerza de voluntad enorme. Si quieres conocer lo verdaderamente importante, bájate las guías para llevar una vida fit real completamente gratis dando clic aquí.

Sucralosa (Splenda)

La sucralosa es famosa por ser usada en uno de los endulzantes artificiales más conocidos: Splenda.

La Splenda es una mezcla de maltodextrina (un carbohidrato complejo), y sucralosa. De hecho es 99% maltodextrina.

La sucralosa es sucrosa (azúcar normal de mesa) que ha sido alterada de manera química para aumentar su dulzura, específicamente 600 veces más dulce.

Cuando se hace esta modificación química, se añaden átomos de cloro al azúcar.

El cloro puede llegar a ser tóxico en grandes cantidades [26].

Sin embargo, el cloro es tóxico únicamente cuando se consume en su forma ”pura” y en cantidades problemáticas.

Por ejemplo, todos hemos consumido sal alguna vez y ésta es cloruro de sodio que contiene átomos de cloro, y no es tóxico para nosotros. 

Por eso, la dosis y el contexto es lo que se debe tomar en cuenta para saber qué problemas puede traer el cloro.

El otro problema con el cloro es que, en algunos casos, ha provocado problemas reproductivos.

Pero en el caso de la sucrosa, no se ha encontrado que provoque estos problemas [27, 28], ni de malformaciones de nacimiento [29].

La sucralosa es muy estable cuando entra al cuerpo, tanto así que si es dejada en una solución ácida por un año, menos del 1% de sucralosa es desmenuzada [30].

Esto significa que, al consumir sucralosa, tu cuerpo sólo absorbe entre un 11-27% de ella [31].

El resto simplemente pasa a través de tu tracto digestivo sin sufrir muchos cambios. El sobrante es eliminado mediante la orina.

La IDA de la sucralosa es de 15mg por kg de peso corporal.

Para una persona de 70kg esto sería lo equivalente a unas 15-16 latas de refresco de dieta al día.

Aunque el percentil 90 de la población consume tan sólo 1.6mg por kg de peso corporal.

Pero como sabemos, la IDA está bastante protegida en sus niveles para que no haya oportunidad alguna de que cause problemas de salud.

Por ejemplo, en muchos estudios han utilizado cantidades enormes de sucralosa (2,000-3,000 veces más de la IDA) y no encontraron efectos tóxicos de ninguna manera en ratas [32],

Y en humanos tampoco se ha encontrado efectos de toxicidad a pesar de utilizar dosis altas de este sustituto de azúcar [33].

En otras investigaciones, la sucralosa ha demostrado que:

  • no está implicada en enfermedades neurológicas [34, 35]
  • no tiene efectos tóxicos en el sistema inmune [27]
  • tampoco tiene efectos genotóxicos (que pueden ser tóxicos a nivel celular) [36]
  • no está relacionada con el cáncer (incluso en algunos de estos estudios utilizaron dosis de 500-1,000 veces más la IDA de la sucralosa sin encontrar relación con el cáncer) [37, 30, 38]
  • probablemente no afecta la microbiota intestinal [39, 40]

Eso es lo que generalmente podemos decir que la sucralosa no afecta… pero probablemente sí pueda causar migrañas en ciertas personas.

Por ejemplo:

  • una mujer de 30 años reportó sufrir de migrañas cuando consumía sucralosa [41]
  • un hombre de 47 años también sufrió migrañas fuertes después de tomar refrescos con sucralosa [42]
  • una enfermera de 42 años experimentó fuertes dolores de cabeza por 15 minutos cuando tomaba sucralosa [43]

Todos estos no son casos que afecten a la mayoría de la población, sino casos específicos, probablemente de personas que sufren alguna alergia con este endulzante artificial.

Más investigaciones se necesitan para llegar al fondo de esto, pero en general, la sucralosa es una buena opción si no te causa migraña.

Siguiente en la lista: la sacarina.

Sacarina

cual sustituto de azucar es el mas saludable

La sacarina ha sido usada como sustituto de azúcar desde hace más de 100 años y es uno de los endulzantes artificiales más estudiados.

La sacarina es 200-700 veces más dulce que la azúcar regular de mesa, y ha sido aprobada para su uso en más de 100 países.

El IDA de este endulzante es de 5mg por kg de peso corporal. Por ejemplo, para una persona de 70kg, esto serían unos 350mg. Aunque en algunos países es de 2.5mg por kg de peso corporal.

Para poner esto en perspectiva, un sobresito de Sweet’N Low (la marca más famosa de endulzante de sacarina) contiene 18mg de sacarina y una bebida endulzada con ella unos 50mg.

Cuando ingieres sacarina, tu cuerpo la absorbe y la excreta rápidamente sin cambios mediante la orina.

Se han realizado cerca de 50 estudios en ratas sobre la sacarina y su relación con el cáncer [44]. 20 fueron realizados en una sola generación de ratas, quienes fueron expuestas a sacarina por año y medio (o más).

De todos estos, sólo uno encontró un aumento en el riesgo de cáncer (específicamente el de vejiga).

Pero esto sucedió porque las ratas involucradas en ese estudio fueron infectadas frecuentemente con un parásito de vejiga, haciéndolas mucho más susceptibles a sufrir cáncer en las células de la vejiga.

En los estudios donde investigaron a 2 generaciones de ratas (padres e hijos), se encontró un incremento en el riesgo de cáncer de vejiga en los animales que consumieron 4-7% de su dieta en sacarina.

Fue éste estudio el que provocó que los endulzantes que contenían sacarina debían llevar una advertencia que decía que podía ocasionar cáncer.

La etiqueta estuvo presente por muchos años, pero con el tiempo, el National Institute for Environmental Health Sciences rectificó los estudios y quitó la advertencia en estos productos porque los mecanismos que causaron cáncer en ratas no aplican para humanos y la dosis mostrada en los estudios era demasiado alta.

Esto se confirmó más aún cuando se realizó un estudio de largo plazo con 20 monos a los que se les fue suministrado 25mg de sacarina por kg de peso corporal, 5 días a la semana [41]. Esto era 3 veces más la IDA.

Los resultados no encontraron ningún riesgo de cáncer.

Además, hay estudios epidemiológicos (investigaciones de gran escala que se enfocan en enfermedades) que muestran que no hay relación entre la sacarina y el cáncer en humanos [42, 43, 44, 9, 45].

También se ha comprobado que la sacarina no causa daños en el sistema reproductor [46], y tampoco causa problemas genotóxicos [47, 36].

Vamos entonces con el siguiente endulzante: el acesulfame K

Acesulfame K

El acesulfame K es 200 veces más dulce que la sucrosa (azúcar regular de mesa).

Ha sido aprobada para su consumo en cerca de 90 países.

La IDA de este endulzante artificial es de 9mg por kg de peso corporal [48].

El IDE de la población se estima que está en un 20% o menos de lo que es el IDA [49, 50, 51, 52, 53].

Cuando consumes acesulfame K, tu cuerpo lo metaboliza absorbiéndolo por completo y luego excretándolo rápidamente en tu orina [48].

Además, sólo está en tu cuerpo por hora y media aproximadamente y tampoco se puede acumular en tu organismo.

No se ha encontrado relación entre el acesulfame K y problemas de salud como:

  • toxicidad [54]
  • cáncer [48]
  • daño celular [55, 36, 56]
  • problemas reproductivos [57]

Así como el aspartamo libera metanol, el acesulfame K puede ocasionar un aumento de acetoacetamida en el organismo.

Ésta es una sustancia que se puede formar cuando el acesulfame K está en el cuerpo humano, aunque en muy poca cantidad.

Además, el metabolismo humano es muy eficaz para absorber y eliminarla del cuerpo sin que cause efectos negativos.

El NOEL del acesulfame k es de 100mg por kg de peso corporal en perros (quienes son mucho más sensibles al acesulfame k).

Estos niveles son mucho, mucho, mucho más altos que lo que se puede encontrar en una bebida con acesulfame K como endulzante artificial.

El acesulfame K al día de hoy puede considerarse ”seguro” para la salud humana.

Sin embargo, este sustituto de azúcar es relativamente nuevo y no hay tanta evidencia de su nobleza como la tiene, por ejemplo, el aspartamo.

Por eso, la recomendación sería tomar precauciones y evitar consumir demasiado de este endulzante.

Por último, toca hablar sobre uno de los que más ha aumentado su popularidad en los últimos años por provenir de una fuente natural: la estevia.

NOTA: ¿Sabes cuáles son las ventajas del ayuno intermitente? Hice una guía que te enseña a fondo los protocolos más efectivos de ayuno intermitente. Es totalmente gratis y puedes bajarla dando clic aquí.

Estevia

La estevia ha sido promocionada como la versión ”natural y saludable” de los sustitutos de azúcar.

Este endulzante viene de las hojas de un arbusto sudamericano y es 250-300 veces más dulce que el azúcar de mesa regular.

A diferencia de otros endulzantes artificiales que son aprobados para su uso en muchos países, la estiva varía de país a país, y también depende de los extractos de estevia utilizados.

El IDA de la estevia está recomendada en 4mg de steviol (el extracto de estevia) por kg de peso corporal [58].

La estevia no se absorbe en tu cuerpo [59], sino que pasa a través de tu estómago sin ser digerido [60].

Al llegar a tus intestinos, la microbiota intestinal desmenuza la estevia en steviol [60]; excretas algo de éste en tus heces y el resto lo absorbes y va a tu torrente sanguíneo. La parte que absorbes va a tu hígado y ahí es convertida en steviol glucurónido, el cual excretas en la orina [60].

La estevia se ha encontrado que no causa problemas de:

  • toxicidad [61, 62]
  • presión arterial [60]
  • química sanguínea [60]
  • azúcar en sangre o insulina [60]
  • reproductivos [63]
  • genotóxicos [64, 65]
  • cáncer [66, 67, 63]
  • diabetes [68, 69]

Si tienes alguna alergia nasal, asma, o eczema atópico (un desorden de la piel que provoca excavación y picazón en la piel), sería buena idea que tengas precaución al consumir estevia.

Esto debido a que han habido casos en los que las personas con éstas alergias sufrieron una reacción e incluso llegaron al shock anafiláctico [70].

En general, la estevia también es buena opción, el problema con ésta es que no tiene tantos estudios y tanto tiempo de ser utilizada como otras opciones, como el aspartamo o la sucralosa.

Por lo que hoy en día puede ser buena opción, pero en los años siguientes no sabemos cómo puedan desarrollarse las nuevas investigaciones sobre el tema.

Vale, ya analizados los endulzantes artificiales más famosos, vamos a analizar si son saludables o no los productos más famosos donde pude encontrarlos: los refrescos light.

¿Los Refrescos Light Son Malos Para La Salud?

Los refrescos light contienen sustitutos de azúcar y cambian de producto a producto.

Para que estos lleguen a ser malos para la salud se necesitarían consumir cantidades enormes al día para que fueran un problema.

Pero las investigaciones muestran que alrededor del planeta el consumo de sustitutos de azúcar es mucho menor a lo considerado como seguro.

Por ejemplo:

  • En Europa, el consumo de sustitutos de azúcar en diabéticos no excede lo recomendado al día [71].
  • En muchos países, la ingesta de estos endulzares artificiales fueron mucho menores que los niveles diarios de consumo considerados como seguros [49].
  • Los adolescentes italianos no se acercan para nada a niveles problemáticos de consumo de estos sustitutos de azúcar [53].
  • En Dinamarca [72] y Korea [73], el percentil 90 que consumen estos endulzantes están muy por debajo de lo recomendado al día.
  • En diabéticos de Suecia, el consumo de acesulfame K no excede las recomendaciones diarias [74].

Como ves, aun en personas que podría pensarse que son de las más consumidoras de estos productos (en países desarrollados y con diabetes), los niveles que realmente consumen no son para nada problemáticos a la salud.

Además, las pruebas que se hacen para determinar estos «promedios diarios de consumo recomendados” son muy completas y miden desde toxicidad en roedores hasta ensayos en el metabolismo de los humanos.

Estudian desde cómo es absorbido el endulzante, a dónde se distribuye en el cuerpo, la ruta y sus metabolitos (los productos secundarios resultantes de metabolización), y cómo los elimina el cuerpo.

Ahora, ¿recuerdas que platicamos que varios de estos sustitutos de azúcar de desmenuzan en otros elementos, uno de ellos el metanol?

Si recuerdas bien, es precisamente este metanol el que es tóxico para los seres humanos y el que podría causar algo de problemas.

Pero en realidad tampoco es el metanol el problema, sino un producto que se forma al metabolizarlo: formaldehído.

Es decir, tu consumes una bebida con aspartamo, el cual es desmenuzado en diferentes compuestos, uno de ellos el metanol, y éste a su vez en otro más llamado formaldehído.

Para que tu cuerpo acumule una cantidad problemática de formaldehído, tendrías que consumir 200-500mg de metanol por kg de tu peso corporal.

Esto sería lo equivalente a tomar entre 600 a 1,700 latas de refresco light de una sola vez. 

 

 

E incluso así sería bastante difícil porque mucho del metanol consumido mediante el aspartamo es desechado rápidamente por tu cuerpo [2]

El consumo de endulzantes artificiales no incrementa el apetito ni tampoco provoca un mayor consumo de calorías [21].

Los refrescos light son una gran herramienta para ayudarte a lograr perder peso [75].

Además son muy convenientes porque incluso pueden ser tomados mientras ayunas y calmar un poco el hambre.

Conclusión

Como vimos, los sustitutos de azúcar son un avance tecnológico que podemos utilizar sin mucha preocupación, porque al día de hoy, se han encontrado que son sumamente seguros para la salud humana.

A pesar de ser expuestos a muchas pruebas, los endulzantes artificiales han salido bien librados en estas pruebas, demostrando que son bastante nobles.

Los únicos problemas que podrían causar algunos de ellos es si sufres de fenilcetonuria o migrañas, pero éste es un porcentaje mínimo de la población.

De todos ellos, el sustituto de azúcar más estudiado y demostrado su seguridad, es el aspartamo.

Así es, a pesar de su mala fama, el aspartamo es uno de los mejores sustitutos de azúcar que puedes encontrar.

Y los que menos se recomiendan serían la estevia y el acesulfame K, no porque sean malos a la salud, sino que son los más nuevos y aún no tienen tanto respaldo científico.

Dicho esto, y aunque toda la evidencia científica nos muestre que son seguros, sería una buena idea tener moderación al consumirlos.

La tecnología logra que puedas viajar más rápido, trabajar más eficientemente, y en este caso: comer dulce sin agregar calorías.

Esculpe Tu Vida, Comienza Con Tu Cuerpo.

-Mike.

¿Cuál es tu opinión?

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?


Mike
Mike

Mike García es súper nerd, le encanta cargar cosas pesadas y la ciencia que hay en eso. -Precision Nutrition certified coach grade 1, Certified Online Trainer, Entrenador Personal Certificado, Coach en nutrición deportiva, Coach en inteligencia emocional en el deporte.

    1 Response to "Según La Ciencia, ¿Cuál Sustituto De Azúcar Es Mejor?"

    • Mike

      Gracias por pasar por aquí y leer mi artículo, espero que te haya gustado.

      Si tienes alguna duda o sugerencia puedes hacerlo en esta sección. Me esfuerzo por responder todos los comentarios en el blog, así que comenta con toda confianza.

      Si te gusta lo que has encontrado en el blog puedes suscribirte a mi lista de correo, es gratis y vas a recibir semanalmente información sobre salud y fitness basado en ciencia (y cómo hacer que encaje en tu vida), rutinas de ejercicio, recetas saludables, artículos para mantenerte motivado, ¡y mucho más!

      Además te regalo las guías para iniciar una vida fit REAL.

      Para suscribirte puedes ir aquí e ingresar tus datos:

      https://esculpetucuerpo.com/infografia-vida-fit/

      Tu información está completamente segura, valoro 100% tu privacidad.

      ¿Cuál es tu opinión?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.