En este artículo te muestro por qué comer carne es saludable y lo que la ciencia ha descubierto sobre cómo puede ayudar al medio ambiente

 

En la historia del ser humano, en ningún momento ha existido una sociedad completamente basada en plantas.

Los productos animales han sido parte fundamental de la nutrición humana y fue lo que nos ayudó a prosperar como especie.

Incluso hasta hace unos años era normal comer carne y no ser juzgado por nadie.

Pero hoy en día, pareciera que lo que pones en tu carrito de compras dice mucho de ti.

Hoy podemos identificarnos con cientos de dietas o corrientes dietéticas con las que nos sentimos afines, e incluso hay “jerarquías”:

 

Carnívoro < omnívoro < pescatariano < pollotariano < semivegetariano < ovolactovegetariano < vegano < crudivegano < frugívoro < respiratoriano

 

(Sí, hay quienes dicen no comer nada sólido y vivir de energía… )

Comer carne es considerado casi como un retroceso en la evolución humana.

¿Pero en verdad es tan mala como dicen?

De hecho, es muy probable que hayas escuchado algunas de estas exclamaciones:

 

“El ganado es negativo para el medio ambiente.”

“Comer animales es inmoral.”

“El ganado gasta mucha agua.”

 

Hay personas que ven al veganismo como una opción para solucionar estos problemas y ser más conscientes con el planeta y los animales.

Pero como veremos en este artículo, eso podría ser un error.

Antes de comenzar con este post, quiero que sepas que no tengo nada en contra del veganismo o alguna otra ideología que esté en contra de comer carne.

Incluso he escrito guías sobre cómo llevar una dieta vegana y aun así ver resultados.

Dicho esto, voy a explicar los argumentos que muestran por qué comer carne podría ser lo mejor para tu salud y para la del planeta entero.

Carne: Una Mala Reputación No Merecida

Desde hace unos 2.6 millones de años, los animales comenzaron a ser una parte importante en la dieta de los humanos [1].

Gracias a los nutrientes obtenidos de estos alimentos —proteína y grasa en su mayoría— pudimos desarrollar cerebros más fuertes y grandes, e incluso cuerdas vocales más avanzadas [2].

Las calorías provenientes de animales, resultaban ser mucho más nutritivas que las de las plantas.

Si adelantamos el tiempo al día de hoy, la percepción del consumo de carne ha cambiado de forma radical.

¿Pero hemos hecho bien en estigmatizar a la carne?

El desarrollo de sistemas de irrigación (hace unos 8,000 años) y el arado de la tierra nos han permitido producir mucho más volumen de comida, pero a un costo muy grande: la degradación de la fertilidad del suelo.

Por primera vez en la historia del ser humano, estamos sobre-alimentados y a la vez desnutridos.

El jarabe de maíz de alta fructosa se descubrió en los 50s, pero fue solo hasta los 70s que su procesamiento fue adecuado para producirlo de forma masiva.

Hoy en día, este jarabe es “inyectado” en una gran gama de productos comestibles, desde golosinas hasta pizzas.

Un proceso nada natural comparado al consumo de productos animales.

El Ser Humano y Su Relación Con La Carne

Cada animal tiene una dieta apropiada a su biología, sí… incluyendo los humanos que somos un animal más.

Los humanos parecemos prosperar en una dieta más densa en nutrientes que nuestros primos simios.

Sí sí sí… ya sé, probablemente hayas escuchado el argumento de la estupidez de “documental” de “The Game Changers”:

 

“Un gorila tiene mucho músculo y es enorme en comparación de nosotros, y ellos no comen carne”.

 

Punto válido por darse cuenta de eso… pero erróneo porque va en contra de la biología.

Un gorila (o cualquier otro herbívoro de gran tamaño) tiene un sistema digestivo muy diferente al del ser humano.

En el caso del gorila, este le permite procesar de 30 a 50 libras de vegetación al día y extraer muchos nutrientes, cosa que como humanos no podemos hacer.

Se podría pensar que al no tener mandíbula fuerte, o garras, eso nos convierte de inmediato en herbívoros; pero esto sería no tomar en cuenta nuestra capacidad para crear herramientas, armas, y dominar el fuego.



Mike
Mike Mi consejo

 

Los humanos, gracias al dominio del fuego pudimos cocinar nuestros alimentos, logrando extraer más nutrientes de estos, lo que provocó que nuestro sistema digestivo cambiara.

Este cambio se dio disminuyendo la longitud de nuestro intestino grueso y aumentando la de nuestro intestino delgado [3].

Esto es así porque el intestino delgado es el encargado de absorber alimentos densos nutricionalmente y de fácil digestión.

El intestino grueso, en cambio, es el encargado de fermentar los alimentos como la fibra, y este es más pequeño que otros primates cercanos a nosotros [4].

Es decir, necesitamos de una dieta densa nutricionalmente, y eso nos lo da tener una nutrición variada.

 

Nuestro cuerpo quiere variedad

La variedad nutricional funcionaba muy bien hace miles de años porque te forzaba a buscar más alimentos en la naturaleza para prosperar.

Pero ahora es algo inconveniente porque te afecta si vas a un buffet y te dan unas ganas incontrolables de comer de todo.

O en el caso de la industria de los alimentos ultra-procesados: comemos mucho pero no nos saciamos porque estas fuentes nutricionales son muy pobres [5].

Pasamos de cazar mamuts, a buscar comida en cajas dentro de pasillos de supermercados.

cavernicola

Cuando, si revisamos la prehistoria, fueron estos nutrientes —en especial los de los provenientes de animales—, los que nos separaron de otros primates.

También tenemos algunas enzimas diferentes a otros primates que nos permiten digerir los almidones densos y los lácteos.

Es decir, necesitamos los nutrientes encontrados tanto en vegetales, como en los provenientes de animales. Así se ha encontrado que evolucionamos como especie [6].

Lo que nos indica que con mucha probabilidad, la carne es saludable.

 

¿La Carne y La Proteína Son Saludables?

El consumo de carne de res ha disminuido desde los años 70s, mientras que el de pollo ha aumentado al doble; además de que hemos aumentado un 30% el consumo de endulzantes calóricos, granos y grasas ultra-procesadas [7].

Según los estudios, el mínimo consumo de proteína para mantener la salud es de 0.8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal [8].

Si analizamos la gran mayoría de estudios, este nivel se queda muy bajo y como se indica, es lo mínimo para estar saludable, pero esto no significa que sea lo óptimo para tener una salud increíble.

 

El consumo óptimo de proteína

Se ha encontrado que para maximizar la salud, un consumo de 2.2 gramos de proteína por gramo de peso corporal parecer ser lo más adecuado [9, 10].

Por ejemplo, si pesas 70 kg, entonces lo mínimo de proteína para evitar enfermedades serían 56 gramos, y lo óptimo 154 gramos.

Como puedes ver, es una gran diferencia.

El problema con la recomendación mínima, es que muchas personas piensan que es lo “recomendable”, lo “”máximo”, lo “seguro”… pero no es así.

Con esta recomendación mínima, muchas personas consumirán menos de 100 gr. de proteína al día, y esto se ha encontrado que puede traer problemas a la salud [11].

Esto es importante porque nosotros los humanos no necesitamos proteína en sí, sino aminoácidos, y la carne tiene el balance perfecto de aminoácidos y micronutrientes que las plantas no tienen.



Mike
Mike Mi consejo

 

Esto se debe a que las plantas tienen un perfil de aminoácidos pobre comparado con el de las fuentes animales [12] —en especial de leucina, que es el aminoácido más importante para la ganancia de músculo.

De hecho, una dieta vegana puede ser problemática si no se sabe lo que se está haciendo

Problemas con una dieta vegana

Se han reportado casos de bebés que fueron hospitalizados o fallecieron porque sus padres los alimentaban con leches vegetales [13, 14, 15], lo cual es una dieta muy pobre para un bebé.

got milk

Incluso, madres veganas que dan pecho a su bebé podrían causarle problemas porque la leche que producen es deficiente en vitamina B12 [16, 17].

Estos problemas también se dan durante el embarazo, como en este estudio donde una mujer que llevó una dieta vegana estando embarazada tuvo deficiencias en vitaminas B12, K, y D, las cuales fueron transmitidas a su bebé [18].

No creo que estos problemas se den en específico por seguir una dieta vegana, sino por la falta de conocimiento y pensar que porque “NO se consume carne” inmediatamente la hace saludable.



Mike
Mike Mi consejo

 

No consumir la suficiente proteína puede ocasionar [19, 20, 21, 22, 23, 24]:

Entonces, comer muy poca proteína es negativo, ¿esto significa que podemos comer todo lo que queramos de proteína?

 

¿Comer demasiada proteína puede ocasionar problemas de salud?

Según el departamento de salud de la Universidad de Harvard, sí… comer demasiada proteína puede afectar la salud [25].

En cuanto a qué tanto es demasiado, se ha encontrado que consumir 3 gramos de proteína por kilo de peso corporal al día no mostró ningún tipo de impacto negativo en riñones ni en causalidad con cáncer en personas saludables [26].

En teoría, se podría consumir más cantidad de proteína al día, y así lo han encontrado algunas investigaciones [27], pero no es necesario porque no será utilizada en su totalidad.

Además de que no hay tantos estudios que muestren la seguridad de consumir más de 4 gr de proteína por kg de peso corporal al día, especialmente si se tienen problemas de riñón.



Mike
Mike Mi consejo

 

Es decir, si se tienen problemas renales, entonces sí es buena idea disminuir el consumo de proteína, pero esto NO significa que la proteína cause daño renal [28].

En cuanto al cáncer, hay algo de evidencia que muestra que cocinar demasiado la carne puede causar cáncer colorrectal [29, 30].

Aunque estos porcentajes son relativos y no absolutos. Por ejemplo, la carne roja procesada está asociada con un aumento del 18% de desarrollar cáncer colorrectal [31], mientras que si lo comparamos con fumar, este tiene un riesgo de 2,500% [32].

Otro argumento en contra de la carne es que puede provocar problemas de corazón.

 

Carne y enfermedades de corazón

Un meta-análisis (un estudio de estudios) con alrededor de 600 mil participantes concluyó que [33]:

 

”La evidencia actual no soporta claramente las recomendaciones cardiovasculares que motiven al consumo alto de ácidos grasos poliinsaturados y bajo consumo en grasas saturadas totales.”

 

Esto se debe a que la gran mayoría de estudios que encuentran una relación entre la grasa saturada (proveniente de carne principalmente) y el colesterol con enfermedades del corazón están basados en epidemiología, pero no en causalidad.

Es decir, estos estudios pueden encontrar una relación, pero no confirman que una cause la otra.

Por ejemplo, el consumo de helado y los accidentes en bote del año 2015 están correlacionados [34, 35]… pero es obvio que uno no causa lo otro; sino que en temporada de calor, es más probable que las personas coman helado y den paseos en bote; pero nadie en su sano juicio podría decir que los helados causaron los accidentes.

En la nutrición y salud, es más difícil darse cuenta del impacto de algún alimento en la salud poblacional, pero poco a poco vamos descubriendo que la carne NO es la mala del cuento, como nos habían hecho creer.



Mike
Mike Mi consejo

 

¿Esto significa que tu dieta debe estar basada 100% solo de carne?, NO… en lo más mínimo.

Así como hay nutrientes que se encuentran de mejor manera en las fuentes animales, hay otros que se encuentran mejor en plantas.

Por ejemplo:

  • las vitaminas C y E
  • betaina
  • folato
  • magnesio
  • potasio
  • selenio
  • antioxidantes
  • etc.

Está comprobado que una dieta con abundante cantidad de frutas, verduras, y variedad de carnes es lo más saludable [6].

Por eso, como humanos, necesitamos ambas: carne y plantas.

Porque todos formamos parte de un ciclo y un ecosistema.

 

El Rol De Los Animales En El Ecosistema

por qué comer carne vaca brincando

El ser humano es un organismo que tiene “antifragilidad”; es decir, que se beneficia y prospera cuando tiene un poco de estrés, tal como lo dice Nassin Taleb en su libro “Antifrágil”.

El ecosistema también es antifrágil, y no tener en cuenta este factor, puede ser desastroso.

La solución para el problema que se nos avecina, no es una de blanco o negro, sino que tenemos que comenzar a buscar soluciones que vayan acordes a cómo la naturaleza trabaja, en lugar de adaptarla a la manera del ser humano.

 

Diversidad de naturaleza = resiliencia

Cuando las vacas están pastando, se mueven continuamente de un lugar a otro, esto degrada la tierra, pero también mueve nutrientes (pasto y semillas) a elevaciones más altas mediante la orina y estiércol.

vacas pastando y bailando

Esto estimula el crecimiento de nuevas raíces e incrementa la biología de la tierra. Esta complejidad de los sistemas asegura su resiliencia.

Por el contrario, los desiertos y zonas árticas son consideradas frágiles por su poca diversidad.

Cuando hay diversidad de animales, estos se encargan de consumir los alimentos de la tierra, y después esparcirlos a otros lugares mediante sus excreciones.

Sin animales rumiando en los campos, este proceso es muy difícil y es casi imposible que sea sustentable para el ecosistema.

Esto también tiene que tener un control, como comentaba antes, un nivel de estrés es necesario (pero no demasiado).



Mike
Mike Mi consejo

 

Los animales, cuando están en la naturaleza, son perseguidos por depredadores y por eso tienen que moverse de un lugar a otro.

Si esto no fuera así, entonces no tendrían por qué moverse y provocaría que ciertas partes del suelo se quedaran sin ser comido ni abonado.

Este proceso de constante movimiento (ya sea por depredadores o por pastores) logra que los rumiantes coman solo la parte más alta del pasto y plantas, lo que mantiene en buen estado a las raíces y evita el sobre-pastoreo.

por qué comer carne vaca persiguiendo juguete

El estiércol de los rumiantes proveen de microbios y nutrientes benéficos para la tierra y raíces, incrementando la biodiversidad debajo del suelo también.

Y es que el 90% de la salud del pasto está bajo tierra.

Cuando los animales comen el pasto en un mismo lugar, se degrada mucho la salud del suelo y las raíces.

Esto incrementa la falta de pasto, disminuye la capacidad del suelo para preservar carbono, y contribuye a la erosión de la tierra al disminuir su capacidad para retener agua.

Además, cuando se provoca daño al suelo, este emite gases de efecto invernadero.

Es parecido a lo que pasa con nuestros músculos, si los entrenas con el estrés necesario cercen; si no entrenas pero te mantienes activo, te mantienes sin cambio; pero si dejas de entrenar y de moverte, tus músculos se atrofian.

Es decir, campos enteros de ganado bien pastoreado es mucho más sano para el suelo que hectáreas de cultivos arados de soya bañados de químicos.

Lo anti-natural de los campos de cultivo

Con las nuevas prácticas agrícolas, sin querer, hemos construido sistemas de alimentación que son peligrosos para la sustentabilidad de la tierra.

Al arar la tierra para campos de cultivo, hectáreas de campo son arrasadas, eliminando solo en un campo a aves, ranas, conejos, y toda la vida silvestre de esa zona.

Al no haber animales que se dediquen a nutrir el suelo, tenemos que hacerlo con químicos para fertilizarlo porque no hay manera de hacerlo naturalmente.

A eso hay que sumarle las toneladas de pesticidas, fungicidas y demás para mantener “sana” a la cosecha.

En este proceso se matan más insectos, se destruye la tierra, y los químicos van a parar a los ríos, matando peces y los animales que dependen de los peces.

La industria de monocultivo —plantaciones de gran tamaño de una sola especie— puede proveer de forma temporal calorías (de menor calidad) a muchas personas, pero al largo plazo, es un crimen para la salud de la tierra.

El crecimiento de los alimentos es un proceso biológico, y lo hemos convertido en uno químico.



Diana Rodgers, Robb Wolff
Diana Rodgers, Robb Wolff Gran frase del libro "Sacred Cow"

 

Esto no es saludable para el planeta tierra e incluso puede ser una catástrofe.

Según María Helena Semedo, una economista y Directora General de la “Climate and Natural Resources at the Food and Agriculture Organization”, estima que solo nos quedan unos 60 años de poder seguir con los sistemas de agricultura actuales, y después será imposible poder cosechar por la erosión inmensa del suelo [36].

Una vez que analizamos el rol de los animales en el ecosistema, ahora vamos a ver los argumentos sobre su relación con el cambio climático.

Protocolos ayuno intermitente

NOTA: ¿Sabes cuáles son las ventajas del ayuno intermitente? Hice una guía que te enseña a fondo los protocolos más efectivos de ayuno intermitente. Es totalmente gratis y puedes bajarla dando clic aquí.

¿El Ganado Contribuye Al Cambio Climático?

Tal vez has escuchado que el ganado está arruinando al planeta por las emisiones de CO2 y metano.

El argumento dice que las vacas contribuyen más contaminación al medio ambiente que todos los medios de transporte del mundo entero [37].

vacas en coche

Esto no es cierto, e incluso los creadores del estudio (FAO) después aclararon que esta fue una comparación injusta y han reducido esa estimación.

Resulta que tuvieron un error de cálculo al hacer esta comparación: tomaron en cuenta no solo al metano de los rumiantes, sino también la producción de sus alimentos y transporte, su procesamiento, el transporte a las tiendas, etc.; es decir todo lo que tiene que ver con lo que el animal comió hasta lo que terminó en el plato del cliente.

En cambio, cuando analizaron al sector de transportes, solo tomaron en cuenta las emisiones directas de la quema de gasolina.

Para que esto hubiera sido justo, tendrían que haber comparado las emisiones de la producción de los coches o aviones, cómo se extrajo el metal, la energía requerida para mantener las fábricas, cómo se transportan y refinan los aceites, entre otros procesos.

 

La verdad sobre el cálculo de las emisiones de gases del ganado

Si tomamos en cuenta solo las emisiones directas de ambas industrias, obtenemos que toda la actividad humana (incluyendo combustibles fósiles) añaden cerca del 14.5% de todas las emisiones, y las emisiones directas del ganado únicamente aportan un 5% [38].

Dicen que las vacas producen metano, y este es sumamente dañino para el planeta.

Sí, los animales producen metano pero este es producido de manera natural y biológica que es parte de un sistema completo que ha sido repetido por millones de años.

Mientras que el proceso producido por los combustibles fósiles, no lo es.



Mike
Mike Mi consejo

 

Los combustibles fósiles vienen de carbono “ancestral” que ha sido extraído del subsuelo, añadiendo nuevo carbono a la atmósfera que durará por miles de años, mientras que el metano proveniente de los animales solo tiene una duración de 10 años en el ecosistema [39].

En el caso del ganado, estos transforman el carbono existente —en forma de pasto y otros materiales fibrosos— en metano como parte de su proceso digestivo.

Después el metano es liberado mediante eructos de estos animales (y otros gases…), y después de 10 años el metano regresa al agua y a moléculas de dióxido de carbono.

por qué comer carne metano

Cuando esto pasa, son reciclados para crecer más pasto y el ciclo continúa.

De hecho, un reporte de 2003 de “Food and Agriculture Organization and the International Atomic Energy Agency”, aclaró que el ganado ha sido culpado injustamente por sus emisiones de metano como contribuidor al efecto invernadero[40].

Incluso, si pusiéramos en la mesa eliminar a todos los animales del planeta para evitar emisiones de gases de efecto invernadero, esto solo lo reduciría 2.6% y el impacto en la disponibilidad de nutrientes sería devastadora [41].

Esto debido a que los animales son nutricionalmente más densos que las plantas, lo que provocaría que comiéramos más calorías y aun así tendríamos deficiencias en calcio; vitaminas A, B12; ácidos grasos EPA y DHA; y ácidos araquidónicos.

Los animales tienen la gran capacidad de convertir energía del suelo —pasto que obtiene energía infinita del sol mediante la fotosíntesis— en nutrientes ricos para el humano como carne, leche, huevos, etc.



Mike
Mike Mi consejo

 

De forma irónica, la NASA comprobó que los mayores contribuidores de metano al planeta son los combustibles fósiles, incendios, y humedales o cultivos de arroz [42].

De hecho, otras investigaciones han encontrado que los cultivos de arroz son increíblemente altos en cuanto a porcentajes de emisiones de metano al planeta tierra [43, 44].

Por si fuera poco, otro estudio encontró que la fertilización de plantas emite 100 veces más metano de lo que se pensaba [45].

Además, en todos estos cálculos, no han tomado en cuenta la ayuda que produce el ganado al ayudar al secuestro del carbono en el suelo.

 

¿Cómo? ¿las vacas secuestran?

La tierra tiene la capacidad de “secuestrar carbono”, ¡y mucho!

Según una investigación del “Journal of Soil and Water Conservation”, la mayoría del suelo destinado a la agricultura ha perdido entre 30-70% de su carbono, lo que ha disminuido su capacidad para producir comida [46].

Gran parte de este daño a la tierra se da por el arado de campos para la producción de cosechas.

Una mejor opción sería utilizar técnicas de cero labranza, que es una manera de sembrar sin dañar la tierra.

Según un estudio, si el 100% de la cosecha fuera cero labranza, mejoraría la salud de la tierra destinada para cosechar en un 80% [47].

Si quisiéramos revertir el cambio climático, necesitaríamos no solo disminuir emisiones, sino remover unos 700 gigatones de carbono del medio ambiente [48].

Lograr esto sería imposible si intentamos hacerlo solo plantando árboles.



Mike
Mike Mi consejo

 

Pero si aprovechamos el suelo, ahí sí tenemos una oportunidad.

El suelo, la tierra, puede almacenar hasta 4 veces más carbono que los árboles y 3 veces más que la atmósfera [49], y el ganado juega un papel fundamental en este aspecto [50].

Además de que puede ayudar a la recuperación de la salud del suelo para que pueda seguir produciendo comida.

El siguiente argumento es el que dice que el ganado gasta mucha agua. ¿Es verdad?

¿El Ganado Gasta Mucha Agua?

En casi cualquier debate en contra del consumo de carne, el problema de que el ganado gasta mucha agua sale a relucir.

Hay quienes dicen que se necesitan 10 bañeras llenas de agua para producir una sola hamburguesa.

Pero cuando examinamos cómo fue calculado este número, podemos ver que es una exageración.

 

La verdad sobre el cálculo del gasto de agua en el ganado

Resulta que la mayor parte del gasto de agua atribuido al ganado es la lluvia que hubiera caído en el pasto, ya sea que el animal hubiera estado ahí o no.

Y lo que el animal toma de agua en realidad es una parte minúscula de este cálculo.

Cuando se examina el uso del agua, es importante conocer qué se está midiendo, porque existen estudios de agua verde, azul, y gris.

  • El “agua verde” es la precipitación que ha sido almacenada en el suelo o está sobre el suelo y plantas. Tarde o temprano esta agua se evapora o el campo la absorbe.
  • El agua dulce consumible: los lagos, ríos, acuíferos, y agua subterránea, son consideradas “agua azul”.
  • Mientras que la gris es algo completamente diferente: se considera el agua necesaria para que un foco de contaminación se pueda diluir y pase a tener niveles aptos para el consumo.

Así que, depende qué tipo de estudio de gasto de agua se esté realizando, el resultado será diferente.

Por ejemplo, en la producción típica de ganado, el “agua verde” es cerca del 92% del total calculado de agua [51].

Esto significa que el 92% del agua atribuida a la producción de carne viene de la lluvia que hubiera caído al suelo incluso si ese ganado no estuviera vivo.

Como ya te habrás dado cuenta, contabilizar al “agua verde” no es relevante, lo realmente importante es el cálculo del “agua azul”, que es la vital para el ser humano.

Cuando contabilizamos el “agua azul” necesaria para producir una libra de carne es de solo 280 galones de agua [52], y es incluso menos de la mitad de ésta cantidad en ganado que ha sido alimentado solo con pasto [53] (puedes dar clic a la imagen de abajo para verla más grande):

Fuente: sacredcow.info

Esto es mucho menos que las cantidades de agua necesarias para producir una libra de aguacate, almendras, o azúcar [54].

Además, recordemos que el ganado —y otros rumiantes— bien manejado incrementa los beneficios del “agua verde” al aumentar la habilidad del suelo para retener agua y a la salud de la tierra en general.

Algo que es completamente olvidado por quienes argumentan que el ganado consume demasiada agua, es que el 70% de los retiros de agua fresca del planeta entero está destinado a la irrigación de cultivos [55].

Estamos extrayendo agua en cantidades insostenibles y sin poner atención a la contaminación de ésta.

 

La contaminación del agua

Otra desventaja es que en los cultivos se utilizan químicos para evitar pérdidas en la cosecha.

Por ejemplo, en los cultivos de maíz se utilizan herbicidas e insecticidas y estos causan más contaminación del agua que cualquier otro cultivo.

El ganado que está bien administrado y cuidado, que crece en campos donde puede desplazarse a su comodidad, no solo nos puede proveer de proteína densa nutricionalmente, sino también de un sistema de mejora de la captación de agua en el suelo, incremento de biodiversidad, secuestro de carbono, y sustentabilidad a largo plazo.

Los rumiantes bien administrados son el futuro y salvación de nuestro planeta.

por qué comer carne vaca alistándose sola

Los necesitamos incluir como una solución al sistema de agricultura actual que, por su prácticas industriales, ha degradado la salud del suelo y puede afectar su fertilidad.

Vale, ya vimos que el ganado y su carne es benéfica para el ser humano en aspectos de sustentabilidad y nutrición.

¿Pero es inmoral comer carne?

 

¿Es Inmoral Comer Carne?

¿Recuerdas lo que pasó con Yovana Mendoza cuando le cayeron con las “manos en la masa” al comer pescado cuando su canal de Youtube era sobre crudi-veganismo?

Muchos de sus seguidores le dijeron hasta de lo que se iba a morir.

Dejamos atrás una preferencia alimenticia y ahora es casi una identidad, una religión.



Mike
Mike Mi consejo

 

Dicho esto, ningún animal debería sufrir para nuestro beneficio, y es cierto que hay imágenes y videos desgarradores en internet donde el abuso animal es impactante.

Pero no en todos los mataderos se realizan estas prácticas, y de hecho, en su gran mayoría se preocupan porque el animal tenga una muerte rápida y con el menor dolor posible.

Sí… Muerte.

Lo digo de nuevo: MUERTE.

Recalco esta palabra porque mucho del argumento contra el consumo de carne viene de una desconexión con la naturaleza y la cadena alimenticia.

 

La separación del humano con la naturaleza

En pocas palabras, la naturaleza se trata de obtener energía, y cada ser vivo la obtiene de diferente manera.

La gran mayoría lo hace a costa de otro ser vivo:

 

¿Es inmoral que un coyote coma una oveja?, ¿que un águila se coma a un ratón?

 

Esto es así.

Pero ahora, las nuevas generaciones, ven a la naturaleza como un lugar a visitar, no un sistema del que son parte fundamental.

Por eso, en los últimos años se ha dado un boom con las dietas veganas, porque cada vez estamos más separados de pensar que la muerte es inevitable e importante para la nueva vida. 

Esto es tan evidente que puedes preguntarle a un niño si come carne de vaca y te dirá que no, que solo come “carne de res”; es decir, estamos tan desconectados del origen de lo que consumimos, que pensamos que la carne y los vegetales vienen del supermercado y no de otro ser vivo, de la tierra, de la naturaleza.

En generaciones anteriores, no hubo tal incremento en la ideología de masas para frenar el consumo de alimentos proveniente de animales.

Esto se explica porque antes había una conexión mucho más fuerte con la naturaleza.

Por ejemplo, era normal que la mayoría de familias criara a sus animales para después reproducirlos y al final matarlos para comerlos.



Mike
Mike Mi consejo

 

Antes de vivir en una era industrializada, la carne que comíamos venía de vacas alimentadas con pasto, cerdos, y gallinas criadas en la misma casa.

Matar a un animal por su carne era necesario y hecho con respeto. Hoy matar a un animal ya no pasa ni siquiera cerca de nuestra casa.

La mayoría de personas nunca ha cazado, pescado, o procesado a un animal para comerlo.

Para poder engullir este hecho, debemos reconocer que toda vida debe terminar para que nueva vida pueda comenzar.

Los animales tienen 2 opciones: morir en la naturaleza, o mediante la mano humana.

 

El camino del menor dolor

En principio, lo más “humano” sería que el animal muera en su hábitat y de forma natural.

Pero cuando vemos la crueldad de la naturaleza, podemos ver que la opción de sacrificar a un animal de forma rápida y sin dolor puede ser moralmente más correcto (si eres sensible a este tipo de videos mejor no le des play):

(Sí… se comen vivas a sus presas)

Al contrario que las hienas, el ser humano puede tratar sin dolor, sin estrés, y dándole todo lo que necesita el animal durante su vida.

Al final, puede hacer su sacrificio rápido y sin dolor.

Menciono esto porque se piensa que, la ”muerte natural” de un animal, se da como en las películas de Bambi con todos los animales reunidos alrededor, mientras se despiden, y el animal muere de forma apacible.

Sí… claro…

Lo más normal en la naturaleza es que un animal se quiebre una pata y no pueda correr, siendo presa fácil para una jauría de coyotes que comenzará a comérselo vivo durante algunas horas de agonía.



Mike
Mike Mi consejo

 

La solución no es evitar comer carne

Si pensamos que la solución es comer plantas para “dar el ejemplo” a los demás animales salvajes no llegaríamos a ningún lado.

Además, las plantas también son un ser vivo.

Se ha encontrado en estudios que las plantas pueden:

  • ”comunicarse” entre ellas mediante la tierra y redes de hongos [56]
  • mandar nutrientes a otros árboles, saber quienes tienen parentesco con ellos, y “alimentar” a árboles moribundos para mantenerlos con vida [57]
  • liberar un químico para hacer que sus hojas sepan amargas a plagas y “avisar” a los otros árboles para que hagan lo mismo. Incluso pueden mandar señales a otros insectos para que se coman a la plaga [58]

Entonces, ¿la vida de las plantas no es tan importante?

por qué comer carne las plantas también son un ser vivo

Si pasamos por alto que las plantas también son un ser vivo y decidimos alimentarnos solo con ellas para evitar la muerte innecesaria de animales, ¿qué pasa con los cientos de especies que vivían donde ahora habrán hectáreas de monocultivos?

Para poder cosechar se tiene que preparar la tierra para hacerlo de forma más fácil (pero destructiva para la salud del suelo), esto va a provocar el desplazamiento y la muerte de cientos de animales en esa zona.

Dejar de comer carne NO va a solucionar los problemas de impacto ambiental, escasez del agua, falta de nutrientes, etc.; de hecho es todo lo contrario y sería un desastre para el ser humano (y el sufrimiento animal sería aun mayor).

Ahora, cuando hablamos de que comer carne es para algunas personas “inmoral”, ¿cómo juzgan esto?

Es decir, ¿qué pasa con aquellos lugares donde comer carne es una necesidad, no una opción?

 

Cuando dejar de comer carne no es una opción

En lugares áridos, intentar consumir solo vegetales va a ser en verdad difícil por las condiciones del suelo.

En Kenia y Tanzania los alimentos tradicionales son leche, carne cruda, sangre, y miel, ¿son inmorales por tener una cultura diferente?

De hecho, 2 terceras partes de su nutrición proviene de grasas animales (y no, no tienen enfermedades del corazón).

Es decir, existen lugares donde las personas no pueden darse el lujo de excluir los alimentos de fuentes animales porque no tienen una variedad de plantas que pueda sostener una nutrición saludable (especialmente en países en vías de desarrollo).

Si buscamos provocar “el menor mal posible”, entonces sacrificar con respeto la vida de un herbívoro grande para alimentar a muchos es la respuesta más acertada.

Como bien lo ha dicho el “Journal of Agricultural and Environmental Ethics” [59]:

 

”El principio de ‘menor daño’ podría requerir que los humanos consuman una dieta que incluya a herbívoros grandes, no una dieta vegana.”

 

Es difícil decirlo, pero todos los humanos somos parte de un ciclo inevitable de la vida, donde la muerte es ineludible.

Una vez que comprendemos esto, se hace muy claro el entendimiento de que necesitamos una agricultura no solo que mitigue algunos efectos negativos, sino que regenere la salud del suelo y del medio ambiente.

Y dejar de comer carne hace muy poco para lograr esto.

 

Conclusión

En la naturaleza no hay jerarquías, solo hambre.

No vivimos en una pirámide, vivimos en una red.

Los humanos solo somos parte de esta red y dependemos de todos los demás componentes en este sistema para sobrevivir.

Necesitamos a la abejas, las aves, las serpientes, los peces, las praderas, los ríos…

La industria alimentaria elimina esta biodiversidad.

Comer carne es muy saludable y nutritivo, de hecho fue lo que ayudó al ser humano a desarrollar un cerebro más capaz.

Además de que si intentamos disminuir el sufrimiento animal, con todos los argumentos anteriores podemos asegurar que sacrificar sin dolor a un herbívoro grande (como la vaca) es la opción menos dañina.

También vimos la importancia que las vacas tienen para ayudar no solo a disminuir, sino a revertir el cambio climático.

Definitivamente, las vacas son sagradas.

Mucha de la información obtenida en este artículo viene del libro “Vaca Sagrada” (Sacred Cow en inglés) de Diana Rodgers y Robb Wolf:

 

Es un gran libro y deja claro la importancia que tienen los rumiantes en la salud del planeta.

 

Esculpe Tu Vida, Comienza Con Tu Cuerpo.

-Mike.

¿Cuál es tu opinión?

Mostrar Referencias +
1. https://time.com/4252373/meat-eating-veganism-evolution/
2. K.D. Zink and D. E. Lieberman. 2016. “Impact of meat and Lower Palaeolithic food processing techniques on chewing in humans.” Nature. Publisher's Version
3. Milton K. (1999). Nutritional characteristics of wild primate foods: do the diets of our closest living relatives have lessons for us?. Nutrition (Burbank, Los Angeles County, Calif.), 15(6), 488–498. https://doi.org/10.1016/s0899-9007(99)00078-7
4. Aiello, L., & Wheeler, P. (1995). The Expensive-Tissue Hypothesis: The Brain and the Digestive System in Human and Primate Evolution. Current Anthropology, 36(2), 199-221. Retrieved September 25, 2020, from http://www.jstor.org/stable/2744104
5. George J. Armelagos (2014) Brain Evolution, the Determinates of Food Choice, and the Omnivore'sDilemma, Critical Reviews in Food Science and Nutrition, 54:10, 1330-1341, DOI: 10.1080/10408398.2011.635817
6. Cordain, L., Miller, J. B., Eaton, S. B., Mann, N., Holt, S. H., & Speth, J. D. (2000). Plant-animal subsistence ratios and macronutrient energy estimations in worldwide hunter-gatherer diets. The American journal of clinical nutrition, 71(3), 682–692. https://doi.org/10.1093/ajcn/71.3.682
7. https://cspinet.org/sites/default/files/attachment/changing\_american\_diet\_13.pdf
8. https://www.nal.usda.gov/sites/default/files/fnic\_uploads/DRIEssentialGuideNutReq.pdf
9. National Research Council (US) Subcommittee on the Tenth Edition of the Recommended Dietary Allowances. Recommended Dietary Allowances: 10th Edition. Washington (DC): National Academies Press (US); 1989. 6, Protein and Amino Acids. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK234922/
10. Helms, E.R., Aragon, A.A. & Fitschen, P.J. Evidence-based recommendations for natural bodybuilding contest preparation: nutrition and supplementation. J Int Soc Sports Nutr 11, 20 (2014). https://doi.org/10.1186/1550-2783-11-20
11. McCay. Major D. (1912). The protein element in nutrition. International medical monographs. https://archive.org/details/proteinelementin00mccauoft
12. Young, V. R., & Pellett, P. L. (1994). Plant proteins in relation to human protein and amino acid nutrition. The American journal of clinical nutrition, 59(5 Suppl), 1203S–1212S. https://doi.org/10.1093/ajcn/59.5.1203S
13. http://www.nbcnews.com/id/18574603/ns/us\_news-crime\_and\_courts/t/vegan-couple-sentenced-life-over-babys-death/#.X24fU5Pc1TY
14. https://www.bbc.com/news/world-europe-40274493
15. https://www.chicagotribune.com/nation-world/ct-vegan-baby-hospitalized-for-severe-malnutrition-20160711-story.html
16. Roed, C., Skovby, F., & Lund, A. M. (2009). Svaer vitamin B12-mangel hos spaedbørn brysternaeret af veganere Severe vitamin B12 deficiency in infants breastfed by vegans. Ugeskrift for laeger, 171(43), 3099–3101.
17. Bravo J, P., Ibarra C, J., & Paredes M, M. (2014). Compromiso neurológico y hematológico por déficit de vitamina B12 en lactante hijo de madre vegetariana: caso clínico Hematological and neurological compromise due to vitamin B12 deficit in infant of a vegetarian mother: case report. Revista chilena de pediatria, 85(3), 337–343. https://doi.org/10.4067/S0370-41062014000300010
18. Mariani, A. & Chalies, S. & Jeziorski, Eric & Ludwig, Carrie & Lalande, M. & Rodière, M.. (2009). Conséquences de l’allaitement maternel exclusif chez le nouveau-né de mère végétalienne – À propos d’un cas. Archives De Pediatrie - ARCHIVES PEDIATRIE. 16. 1461-1463. 10.1016/j.arcped.2009.07.027.
19. Westerterp-Plantenga, M. S., Lemmens, S. G., & Westerterp, K. R. (2012). Dietary protein - its role in satiety, energetics, weight loss and health. The British journal of nutrition, 108 Suppl 2, S105–S112. https://doi.org/10.1017/S0007114512002589
20. Sviri S., Abu Rmeileh A., Romain M., Linton D.M., Stav I., van Heerden P.V. (2015) Vitamin B12 and Mortality in Critically Ill. In: Rajendram R., Preedy V.R., Patel V.B. (eds) Diet and Nutrition in Critical Care. Springer, New York, NY. https://doi.org/10.1007/978-1-4614-7836-2\_45
21. O'Leary, F., & Samman, S. (2010). Vitamin B12 in health and disease. Nutrients, 2(3), 299–316. https://doi.org/10.3390/nu2030299
22. Holt, S.H.A. & Brand-Miller, Jennie & Petocz, Peter & Farmakalidis, E. (1995). A Satiety Index of common foods. European journal of clinical nutrition. 49. 675-90.
23. David S Weigle, Patricia A Breen, Colleen C Matthys, Holly S Callahan, Kaatje E Meeuws, Verna R Burden, Jonathan Q Purnell, A high-protein diet induces sustained reductions in appetite, ad libitum caloric intake, and body weight despite compensatory changes in diurnal plasma leptin and ghrelin concentrations, The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 82, Issue 1, July 2005, Pages 41–48, https://doi.org/10.1093/ajcn/82.1.41
24. https://news.slashdot.org/story/19/05/05/1618259/global-meat-eating-is-on-the-rise-bringing-surprising-benefits
25. https://www.health.harvard.edu/nutrition/when-it-comes-to-protein-how-much-is-too-much
26. Antonio, J., Ellerbroek, A., Silver, T., Vargas, L., Tamayo, A., Buehn, R., & Peacock, C. A. (2016). A High Protein Diet Has No Harmful Effects: A One-Year Crossover Study in Resistance-Trained Males. Journal of nutrition and metabolism, 2016, 9104792. https://doi.org/10.1155/2016/9104792
27. Antonio, J., Peacock, C. A., Ellerbroek, A., Fromhoff, B., & Silver, T. (2014). The effects of consuming a high protein diet (4.4 g/kg/d) on body composition in resistance-trained individuals. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 11, 19. https://doi.org/10.1186/1550-2783-11-19
28. Martin, W. F., Armstrong, L. E., & Rodriguez, N. R. (2005). Dietary protein intake and renal function. Nutrition & metabolism, 2, 25. https://doi.org/10.1186/1743-7075-2-25
29. Zheng, W., & Lee, S. A. (2009). Well-done meat intake, heterocyclic amine exposure, and cancer risk. Nutrition and cancer, 61(4), 437–446. https://doi.org/10.1080/01635580802710741
30. Le Marchand, L., Hankin, J. H., Pierce, L. M., Sinha, R., Nerurkar, P. V., Franke, A. A., Wilkens, L. R., Kolonel, L. N., Donlon, T., Seifried, A., Custer, L. J., Lum-Jones, A., & Chang, W. (2002). Well-done red meat, metabolic phenotypes and colorectal cancer in Hawaii. Mutation research, 506-507, 205–214. https://doi.org/10.1016/s0027-5107(02)00167-7
31. https://www.iarc.fr/wp-content/uploads/2018/07/Monographs-QA\_Vol114.pdf
32. https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/cancer/in-depth/cancer/art-20044092
33. Chowdhury, R., Warnakula, S., Kunutsor, S., Crowe, F., Ward, H. A., Johnson, L., Franco, O. H., Butterworth, A. S., Forouhi, N. G., Thompson, S. G., Khaw, K. T., Mozaffarian, D., Danesh, J., & Di Angelantonio, E. (2014). Association of dietary, circulating, and supplement fatty acids with coronary risk: a systematic review and meta-analysis. Annals of internal medicine, 160(6), 398–406. https://doi.org/10.7326/M13-1788
34. http://future.aae.wisc.edu/data/monthly\_values/by\_area/3399?yoy=true&yearlist=2015&gtype=line&area=us
35. https://www.uscgboating.org/library/accident-statistics/Recreational-Boating-Statistics-2015.pdf
36. https://www.scientificamerican.com/article/only-60-years-of-farming-left-if-soil-degradation-continues/
37. http://www.fao.org/3/a0701e/a0701e.pdf
38. http://www.fao.org/3/a-i3437e.pdf
39. https://www.epa.gov/ghgemissions/understanding-global-warming-potentials#main-content
40. http://www-naweb.iaea.org/nafa/aph/stories/2008-atmospheric-methane.html
41. White, R. R., & Hall, M. B. (2017). Nutritional and greenhouse gas impacts of removing animals from US agriculture. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 114(48), E10301–E10308. https://doi.org/10.1073/pnas.1707322114
42. https://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?feature=7031
43. Neue, Heinz-Ulrich. (2009). Methane emission from rice fields: Wetland rice fields may make a major contribution to global warming. Bioscience. 43. 466-474.
44. Kritee Kritee, Drishya Nair, Daniel Zavala-Araiza, Jeremy Proville, Joseph Rudek, Tapan K. Adhya, Terrance Loecke, Tashina Esteves, Shalini Balireddygari, Obulapathi Dava, Karthik Ram, Abhilash S. R., Murugan Madasamy, Ramakrishna V. Dokka, Daniel Anandaraj, D. Athiyaman, Malla Reddy, Richie Ahuja, Steven P. Hamburg. High nitrous oxide fluxes from rice indicate the need to manage water for both long- and short-term climate impacts. Proceedings of the National Academy of Sciences Sep 2018, 115 (39) 9720-9725; DOI: 10.1073/pnas.1809276115
45. Xiaochi Zhou, Fletcher H. Passow, Joseph Rudek, Joseph C. von Fisher, Steven P. Hamburg, John D. Albertson. Estimation of methane emissions from the U.S. ammonia fertilizer industry using a mobile sensing approach. ELEMNTA. Science of the Anthropocene.
46. W.R. Teague, S. Apfelbaum, R. Lal, U.P. Kreuter, J. Rowntree, C.A. Davies, R. Conser, M. Rasmussen, J. Hatfield, T. Wang, F. Wang, P. Byck. The role of ruminants in reducing agriculture's carbon footprint in North America. Journal of Soil and Water Conservation Mar 2016, 71 (2) 156-164; DOI: 10.2489/jswc.71.2.156
47. Parton, W. J., Gutmann, M. P., Merchant, E. R., Hartman, M. D., Adler, P. R., McNeal, F. M., & Lutz, S. M. (2015). Measuring and mitigating agricultural greenhouse gas production in the US Great Plains, 1870-2000. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America, 112(34), E4681–E4688. https://doi.org/10.1073/pnas.1416499112
48. https://theconversation.com/we-need-to-get-rid-of-carbon-in-the-atmosphere-not-just-reduce-emissions-72573
49. Ontl, Todd & Schulte, L.A.. (2012). Soil carbon storage. Nature Education Knowledge. 3.
50. Paige L.Stanley, Jason E.Rowntree, David K.Beede Marcia S. DeLonge, Michael W.Hamm. Impacts of soil carbon sequestration on life cycle greenhouse gas emissions in Midwestern USA beef finishing systems. Agricultural Systems Volume 162, May 2018, Pages 249-258. https://doi.org/10.1016/j.agsy.2018.02.003
51. Mekonnen, Mesfin & Hoekstra, Arjen. (2010). The green, blue and grey water footprint of farm animals and animal products. American Journal of Hematology - AMER J HEMATOL.
52. C. Alan Rotz, Senorpe Asem-Hiablie, Sara Place, Greg Thoma. Environmental footprints of beef cattle production in the United States. Agricultural Systems, Volume 169, 2019, Pages 1-13, ISSN 0308-521X, https://doi.org/10.1016/j.agsy.2018.11.005.
53. https://www.youtube.com/watch?v=agSMj2KC708
54. Mekonnen, M.M., Hoekstra, A.Y. A Global Assessment of the Water Footprint of Farm Animal Products. Ecosystems 15, 401–415 (2012). https://doi.org/10.1007/s10021-011-9517-8
55. https://www.usgs.gov/special-topic/water-science-school/science/irrigation-water-use?qt-science\_center\_objects=0#qt-science\_center\_objects
56. Calvo, P, Sahi, VP, Trewavas, A. Are plants sentient?. Plant Cell Environ. 2017; 40: 2858– 2869. https://doi.org/10.1111/pce.13065
57. https://blogs.scientificamerican.com/artful-amoeba/dying-trees-can-send-food-to-neighbors-of-different-species/
58. https://www.wired.com/2013/12/secret-language-of-plants/
59. Davis, S.L. The Least Harm Principle May Require that Humans Consume a Diet Containing Large Herbivores, Not a Vegan Diet. Journal of Agricultural and Environmental Ethics 16, 387–394 (2003). https://doi.org/10.1023/A:1025638030686

¿Qué tan útil te pareció este artículo?

¡Da clic en una estrella para calificarlo!

Si te pareció útil...

Puedes compartir este artículo donde gustes:

Siento mucho que este artículo no haya sido útil para ti =(

¡Déjame mejorar este artículo!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este artículo?


Mike
Mike

Mike García es súper nerd, le encanta cargar cosas pesadas y la ciencia que hay en eso. -Precision Nutrition certified coach grade 1, Certified Online Trainer, Entrenador Personal Certificado, Coach en nutrición deportiva, Coach en inteligencia emocional en el deporte.

    3 replies to "Vaca Sagrada: Por Qué Comer Carne Es Sano y Puede Salvar Al Planeta"

    • Ricrdo

      Excelente artículo Mike
      Coincido totalmente contigo y con el libro.
      Una gran lección para todas esas dietas que ensalzan
      el vegetarianismo y el veganismo
      Saludos, y más artículos con contenido com éste.

      • Mike

        Muchas gracias Ricardo!

        Definitivamente, el no querer comer carne es una decisión muy respetable y hasta cierto punto admirable en personas que quieren evitar los supuestos problemas de comer carne, pero cuando conocemos la realidad, nos damos cuenta que evitar comer carne, de hecho, sería lo peor para el planeta y sufrimiento de los animales de consumo.

        saludos!

    • Mike

      Gracias por pasar por aquí y leer mi artículo, espero que te haya gustado.

      Si tienes alguna duda o sugerencia puedes hacerlo en esta sección. Me esfuerzo por responder todos los comentarios en el blog, así que comenta con toda confianza.

      Si te gusta lo que has encontrado en el blog puedes suscribirte a mi lista de correo, es gratis y vas a recibir semanalmente información sobre salud y fitness basado en ciencia (y cómo hacer que encaje en tu vida), rutinas de ejercicio, recetas saludables, artículos para mantenerte motivado, ¡y mucho más!

      Además te regalo las guías para iniciar una vida fit REAL.

      Para suscribirte puedes ir aquí e ingresar tus datos:

      https://esculpetucuerpo.com/infografia-vida-fit/

      Tu información está completamente segura, valoro 100% tu privacidad.

      ¿Cuál es tu opinión?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.